Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 22 de Febrero de 2020

Otras localidades

FeliZidane

El entrenador francés se ha hecho con nueve títulos de los 13 posibles en en los dos años y medio que lleva como entrenador del Real Madrid

Zidane sonríe en la sala de prensa /

Allá en el invierno de 2015, cuando Zidane puso paz en un vestuario que era todo un polvorín a su llegada, Jesús Gallego acuñó el término FeliZidane. Y no hay palabra más acertada ahora para resumir esta era Zidane en la que el Madrid ha recuperado la gloria en Europa que ya tuvo en los años ‘50 con Di Stéfano como estandarte.

Nueve títulos de 13 posibles

Champions, Supercopa de Europa, Mundial de clubes, Liga, Champions, Supercopa de España, Supercopa de Europa, Mundial de Clubes, Champions… Nueve títulos en dos años y medio [el año pasado el pinchazo en la Copa le dejó sin el rimbombante ‘Sextete’]. Nueve de 13 posibles. Ahí es nada.

Zidane charla con sus jugadores en el Estadio Olímpico de Kiev / GEORGI LICOVSKI (EFE)

Y él como si nada. Ni saca los dedos señalando las cinco Champions que tiene ya (una como jugador, tres como entrenador y otra como ayudante). Ni manda recados a nadie en la sala de prensa. Ni da una voz más alta que otra. Ni pide cuentas a sus críticos, que no son pocos -que si era un alineador, que si un gestor de egos, que si no era capaz de cambiar de dibujo, que si no se da cuenta de que la BBC no funcionaba…-. 

“Lo que están haciendo los jugadores es la hostia”

Exhibe, eso sí, sonrisa de oreja a oreja después de conseguir lo que nunca nadie hizo antes. Llevar a su equipo a ganar tres Champions seguidas. Y, de nuevo, como en estos casi 30 meses que lleva como mandamás del vestuario blanco, da en la gloria todo el protagonismo a sus jugadores. “No es fácil lo que están haciendo estos jugadores. Es la hostia. No tiene palabras. Esta plantilla no tiene techo”. 

Zidane, ni general militar ni alineador

El entrenador francés, tildado por muchos de "alienador", vuelve a meter al Madrid en otra final de Champions

Una fórmula, la de ser colega de sus jugadores, que no es ni mucho menos casual. Porque Ronaldo Nazario ya lo explicó en 'El Larguero'. “Zidane y yo comentábamos muchas veces cuando jugábamos juntos que hemos tenido entrenadores generales. Y los generales hoy en día no funcionan. Los chicos quieren respeto. No vale con mandar con autoridad militar. Yo creo que Zidane lleva muy bien el grupo y sin hacer ningún esfuerzo porque tiene toda su historia. Yo veo un respeto muy grande y un control absoluto del vestuario a Zidane”. 

Una fórmula que ha impuesto en el Real Madrid la felicidad como estado anímico. Es la FeliZidane

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?