Jueves, 05 de Agosto de 2021

Otras localidades

Inmigración

Nabilaye, de 15 a 18 años en 10 horas de viaje

Un niño guineano, rescatado en una patera hace 10 días en Tarifa, se niega a aceptar que las autoridades españolas lo hayan declarado mayor

Las pruebas de determinación de la edad, cuestionadas por el Defensor del Pueblo y numerosas ONG, dejan fuera del sistema de protección a centenares de adolescentes africanos

Más de 1.200 menores extranjeros no acompañados se encuentran tutelados por la Junta de Andalucía que ha tenido que ampliar en 400 plazas su sistema de acogida

Nabylaye Camara tiene ahora 15 años. Huérfano de padre y madre, salió de Guinea Conakry hace "un año y poco" pero tras llegar a España en patera le han impuesto la mayoría de edad. Este "adolescente de comportamiento y aspecto físico", según sus educadoras en el centro Los Tartesos, de la asociación Cardijn de Cádiz, intentó dos veces saltar la valla de Melilla desde Marruecos tras un tránsito "muy duro" por Mali y Argelia. Las dos veces no pudo superar las barreras fronterizas españolas pero a finales de junio consiguió tras tres intentos en barcas llegar por fin a España, rescatado por Salvamento Marítimo en aguas de Tarifa.

"Al principio nada más llegar declaré que era menor, pero no entiendo por qué me declararon mayor y he acabado aquí", asegura este quinceañero que del puerto de Tarifa fue llevado primero a una comisaría de la Policía Nacional y de allí a un hospital para que se le practicaran las pruebas determinación de la edad. "Me hicieron una radiografía, y no me dijeron nada más hasta que me vi fuera del polideportivo de Tarifa como mayor de edad sin que me explicaran nada más", afirma contrariado en declaraciones a la SER.

Nabylaye Camara, durante su charla con la Cadena SER / NICOLÁS CASTELLANO

Del Polideportivo de Tarifa salió porque los técnicos de la asociación Cardijn fueron avisados por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en base al convenio que mantienen con esta y otras ONG, para que vayan trasladando en pequeños grupos a estos migrantes recién llegados a centros de acogida humanitaria como este ubicado en el centro de Cádiz.

"Has visto a Nbilaye y se ve que tiene 15 años, yo lo creo porque su comportamiento y su actitud es de un adolescente, aunque vamos, físicamente como dice él no es un niño como los de aquí de 15 años, pero te duele mucho saber que a estas personas se les hace una prueba y se les decreta la mayoría de edad. Aunque hay casos que traen la partida de nacimiento, es verdad que a veces no vienen con foto, pero no son unos delincuentes ni van a engañar, si dicen que son menores, son menores" lamenta Katia Verardo, una de las trabajadoras sociales de Cardijn, que lo escucha y lo ayuda como a los 40 internos de este antiguo reformatorio de menores, hogar temporal de acogida ahora de adultos migrantes salvo Nabylaye.

El responsable de esta organización es Gabriel Delgado, todo un veterano tras 25 años dedicado a la hospitalidad y a la acogida de los que cruzan el Estrecho. "Es muy preocupante la cantidad de vulneraciones de derechos que estamos viendo, especialmente con los menores, la fotografía de los menores marroquíes atados de dos en dos en el puerto de Tarifa hace unos días son una clarísima vulneración de derechos, los menores antes que migrantes son niños ¿Quién se atrevería a llevar esposados a niños españoles como estos que hemos visto en las fotos estos días en Tarifa?", pregunta indignado el que fuera uno de los curas obreros más famosos de Cádiz.

Los inmigrantes reciben asesoramiento jurídico, acompañamiento o clases de español en el centro Los Tartesos / NICOLÁS CASTELLANO

"En nuestra costa pues hay cosas muy llamativas. La vulneración de derechos de los menores es uno de los temas más urgentes, más preocupantes. Es verdad que la Junta ha hecho promesas de alguna manera de aumentar el número de recursos de acogida pero ahora mismo no se puede tener a la gente menor hacinada en los distintos recursos que existen, eso realmente yo creo que es una vulneración de derechos", denuncia Delgado. "Las personas y la dignidad de las personas están por encima de cualquier tipo de política, hay que respetar que lo que nos está llegando son personas y que han de ser atendidas respetando su dignidad y sus derechos", concluye.

En este centro los 40 jóvenes acogidos, todos africanos menos un bangladeshí, disponen de un lugar donde dormir y recuperarse antes de iniciar una nueva etapa de viaje. Aquí permanece una media de 20 días en los que reciben asesoramiento jurídico, acompañamiento o clases de español. Tras cruzar África, las pateras, los polideportivos precarios de estos días en Tarifa y Jerez, Nabilaye y sus compañeros encuentran en los tartesos un pequeño oasis hasta que empiecen a despejar su incierto futuro en Europa, que de momento los condena a vivir en situación irregular, sin posibilidad de trabajar y de enviar dinero a su familia.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    • Notice: Undefined variable: lb_es_acceso_con_movil in /mnt/filerprod/html/produccion/datos/rhabladas/cadenaser/ser/templates/includes/v3.x/v3.0/include_player_permanente.html on line 118

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?