Domingo, 20 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Liga Europa

Sarabia evita cualquier posible hecatombe y el Sevilla estará en la tercera ronda

El mediapunta anotó dos de los tres goles del equipo hispalense en Budapest

Pablo Sarabia define uno de los goles del Sevilla

Pablo Sarabia define uno de los goles del Sevilla / Zsolt Szigetvary (EFE)

El Sevilla se ha clasificado este jueves para la tercera eliminatoria previa (Q3) de la Liga Europa al hacer buena en Budapest la ventaja de 4-0 que llevaba del partido de ida con una victoria por 1-3 en la que destacó Pablo Sarabia, autor de los dos primeros goles del encuentro.

El conjunto húngaro quiso borrar en unos primeros minutos de dominio la imagen de equipo entregado que había mostrado en el Sánchez Pizjuán y, sin encontrar nunca el camino hacia la portería de Sergio Rico, acaparó la posesión ante un Sevilla agazapado que no tenía inconveniente en entregar el esférico.

La primera llegada peligrosa, de hecho, fue sevillista gracias a un córner lanzado por Banega al segundo palo, devuelto al primero por Sarabia con un toque preciso con el interior y cabeceado por Carriço muy blandito, a las manos de Pajovic.

Un mal despeje de Mercado, que dejó el balón muerto a pies de Nagy, supuso la única ocasión para el Ujpest, que lamentó la rápida reacción del central argentino tras su error, ya que pudo desviar el disparo del jugador magiar.

En una de sus muchas combinaciones por la banda izquierda con el novel Pejiño, a falta de diez minutos para el descanso, Escudero lanzó un centro que cazó Sarabia en el segundo palo para convertir el primer gol de la noche y certificar, por si fuese necesario, la clasificación del Sevilla.

Al son de Diallo y de Zsoter, sus dos centrocampistas de mayor nivel, el Ujpest quiso dar un paso adelante tras el descanso, pero enseguida fue castigado por dejar espacios con un contragolpe bien conducido por Pejiño que culminó Sarabia con un punterazo que entró junto al primer poste.

Los aquincenses se animaron en el último cuarto de hora, primero mediante un mano a mano que Sergio Rico le ganó a Obina, tras pifiar Carriço un despeje, y luego con el 1-2 anotado por Zsoter mediante un excepcional derechazo que culminaba un eslalon del propio Obina.

Luis Muriel, que disputó el último cuarto del choque, protagonizó dos magníficas acciones: en la primera, tras una pared de fantasía con Nolito, estrelló su tiro en Pajovic pero en la segunda, una aceleración brutal a 35 metros de la portería, marcó el 1-3 con un remate por bajo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?