Últimas noticias Hemeroteca

El Tottenham es el primer equipo de la Premier en no realizar ningún fichaje en verano desde 2003

Pocos movimientos en las oficinas del club londinense este verano; sin embargo, abordaron importantes renovaciones de sus jugadores titulares

Plantilla del Tottenham en el partido de pretemporada este verano contra el Girona, con la falta de algunos internacionales / ()

Se habla mucho de las importantes sumas de dinero que maneja la Premier y todos sus equipos. El último ejemplo, el fichaje de Kepa por el Chelsea abonando su cláusula de 80 millones de euros.

Sin ir más lejos, un equipo en reconstrucción de proyecto deportivo como es el West Ham ha sido uno de los cuatro equipos de la liga que más ha gastado en esta ventana de verano, con un total de más de 99 millones de euros. Por poner otro ejemplo, el Fullham, equipo recién ascendido de The Championship la pasada temporada se ha permitido gastarse la suma de más de 83 millones de euros más los cedidos de última hora como Vietto desde el Atlético Madrid. 

Entre tantas sumas de billetes, sorprende que un equipo como el Tottenham haya sido el único equipo, desde 2003, que en el mercado estival no haya hecho ni un solo movimiento. Un equipo que lleva ya varios años peleando con los más grandes, colándose por méritos propios en las plazas de Champions y llegando incluso a pelear por el título (recuérdese el año de la Premier de Leicester). 

El equipo, el año pasado, a pesar de caer eliminado en Champions en octavos contra la Juventus, hizo un fútbol atractivo y le puso las cosas muy difíciles al equipo de Allegri. Los Spurs llegaron a ganar a todo un Real Madrid en la fase de grupos y dejaron fuera al Borussia de Dortmund de la siguiente fase de la Liga de Campeones.

Son en un partido de Champions la temporada pasada contra la Juventus / Michael Steele (Getty Images)

Mientras que todos sus rivales directos en Inglaterra han hecho refuerzos (Arsenal, Chelsea, City...), puede que una de las claves del éxito de Mauricio Pochettino sea el mantenimiento y la unidad de un bloque, que ya no es una moda, sino una plantilla consolidada por su juego en las posiciones más altas de la tabla.

En el mercado pasado, a pesar de gastarse 90 millones, no necesitaron demasiados refuerzos y se centraron en las obras de su casa en Londres, de White Hart Lane.

White Hart Lane en mayo de 2017 tra sun partido de Premier contra el United / Laurence Griffiths (Getty Images)

Con el mercado de la Premier finalizado, el Tottenham confía en el mismo bloque del año pasado y espera que con un año más de experiencia, sus jugadores puedan incluso mejorar sus anteriores registros y, por qué no, optar algún título y tratar de tener más repercusión en su andadura por la Champions.

Una de las claves de los londinenses es que es un club que no vende. Levy, propietario del Tottenham, es un duro negociador que no deja ni mucho menos que salgan sus estrellas, a pesar de todos los rumores que han rodeado a la figura de Kane, Eriksen, Alderweireld o el propio técnico, Pochettino. 

Pochettino y Kane en un partido de Champions la pasada temporada en Wembley / IAN KINGTON (AFP)

De esta manera, en las oficinas spurs, han preferido centrar este periodo en abordar renovaciones de jugadores muy importantes de su bloque, como la del coreano Son hasta 2023, Lamela hasta 2022 o el delantero estrella, Harry Kane, hasta 2024.

Sin cláusula de rescisión en Inglaterra y una plantilla aún joven, renovada y que cree en el proyecto, a pesar de no reforzarse, hace presagiar que queda Tottenham para muchos años.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?