Domingo, 28 de Febrero de 2021

Otras localidades

Ciclismo femenino

Una ciclista pulveriza el récord de velocidad tras alcanzar los 296 km/h

"Ha valido la pena el sacrificio y los años de entrenamiento para convertirme en la persona más rápida sobre una bicicleta"

Así se gestó la proeza de Denise Mueller-Korenek. / YouTube

El pasado fin de semana, la Utah Salt Flats Racing Association organizaba una nueva edición del World of Speed. Un evento, que congrega a amantes de velocidad de todo el mundo, en el que diferentes compañías relacionadas con el mundo de la automoción ponen a prueba sus últimos modelos con el objetivo de establecer nuevos récords de velocidad. 

Durante esta edición, que se ha celebrado en salar de Bonneville, un desierto de sal de 260 kilómetros cuadrados situado en Utah (Estados Unidos), hemos sido testigos de un coche a reacción capaz de alcanzar los 777 kilómetros por hora o del sedán más rápido del mundo: el Volkswagen Jetta 2019. Todo gracias a una pista que reunía las condiciones óptimas para garantizar un buen espectáculo.

En busca de una nueva marca mundial

Entre las personas que acudían al salar de Bonneville con el objetivo de superar los límites de la velocidad se encontraba Denise Mueller-Korenek. Una ciclista, de origen estadounidense, que aspiraba a superar el récord de velocidad sobre una bicicleta establecido por el holandés Fred Rompelberg en 1995. A pesar de que había firmado el récord de velocidad femenino en 2016 después de alcanzar los 236 kilómetros por hora, Mueller-Korenek quería superar los 268 kilómetros por hora de Rompelberg.

El objetivo de la ciclista estadounidense era alcanzar los 281 kilómetros por hora. No obstante, tras terminar la prueba, la ciclista descubrió que no solo había alcanzado dicha velocidad, sino que había pulverizado la marca de Rompelberg. Gracias a las condiciones de la pista, la ciclista alcanzaba los 296 kilómetros por hora sobre el salar de Bonneville.

La ciclista más rápida del mundo

Tras descubrir su gesta, la ciclista reconoció que no esperaba alcanzar dicha velocidad, tal y como recoge BBC News: "Fue un viaje salvaje, loco, a 296 km/h, pero valió la pena el sacrificio y los años de entrenamiento para convertirme en la persona más rápida sobre una bicicleta en el mundo. No obstante, no se suponía que debíamos ir a más de 281 km/h".

Para poder lograr esta proeza, la ciclista utilizó una bicicleta personalizada que destacaba por unas llantas de motocicleta de 17 pulgadas y unas ruedas de alta velocidad para ayudar a tener un centro de gravedad más bajo. Pero no solo eso. También disponía de un cuadro alargado para mejorar la estabilidad, amortiguadores de corto recorrido y un estabilizador de dirección, para minimizar los posibles giros.

A continuación, la ciclista fue remolcada durante un kilómetro por de un coche de carreras especialmente equipado para eliminar cualquier resistencia al viento durante los primeros metros. Cuando alcanzó los 160 kilómetros por hora, la ciclista se separó del vehículo y comenzó a pedalear hasta alcanzar los 296 kilómetros por hora. Gracias a ello, la estadounidense se ha convertido en la ciclista más rápida del mundo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?