Lunes, 30 de Noviembre de 2020

Otras localidades

Donald Trump en la ONU

Trump defiende el patriotismo y arremete contra Irán, Venezuela y China en su discurso en la ONU

En su segundo discurso ante la ONU, el presidente de EEUU retoma el alegato nacionalista y proteccionista con autoelogios al sostener que América es hoy 'más fuerte, rica y segura' que cuando llegó a la Casa Blanca

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump / CARLOS BARRIA (REUTERS)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha vuelto a la cuna de la diplomacia internacional, la 73 Asamblea General de Naciones Unidas y, al igual que en su debut el año pasado, ha concitado de nuevo la atención mundial.

A pesar de que el secretario general del Organismo, António Guterres, había pedido poco antes de la intervención del estadounidenses aumentar la cooperación internacional, el republicano ha atacado frontalmente el multilateralismo y ha anunciado una revisión de las ayudas humanitarias de Washington a la ONU. "Solo daremos ayuda a aquellos que nos respeten y, francamente, sean nuestros amigos", ha destacado Trump.

Ha dejado claro otra vez que no cree "en la ideología del mundialismo" y sí en "la doctrina del patriotismo". "América está gobernada por los americanos", ha reclamado el presidente ante el máximo organismo multilateral. Ha rechazado la "injerencia externa" y ha hecho un discurso para defender la independencia y la soberanía de Estados Unidos de la "usurpación de poderes extranjeros expansionistas".

El magnate ha arremetido con una dureza inusitada contra Irán, ha defendido las sanciones contra el régimen de los ayatolás y ha amenazado a los países que hagan tratos comerciales y financieros con Teherán. También ha anunciado nuevas medidas contra el gobierno venezolano de Nicolás Maduro. El presidente estadounidense ha vuelto a mostrar su apoyo a Israel y a su polémica decisión de reconocer a Jerusalén como la capital del estado judío.

Trump ha retomado su política proteccionista y su lema de 'America first' al acusar a otros países de prácticas comerciales "injustas" y de que EEUU perdiera "tres millones de puestos de trabajo". "EEUU nunca pedirá disculpas por proteger a sus ciudadanos", ha aseverado el mandatario para respaldar sus medidas arancelarias impuestas al acero y al aluminio y a centenares de productos importados de China.

Ataque contra Irán

Con unas relaciones más cercanas con Corea del Norte, el blanco de su ataque más feroz en esta ocasión ha sido Irán, al que ha acusado de ser el "principal patrocinador del terrorismo en el mundo", de sembrar "muerte y destrucción" y no respetar la soberanía de las naciones. Ha apuntado directamente a sus líderes de "apropiarse" y "embolsarse" millones de dólares "para enriquecerse y financiar guerras que extiendan su dominio en la región".

De este modo, el mandatario ha justificado que EEUU abandonara "el horrible" Acuerdo Nuclear con Teherán firmado en 2015 porque a su juicio y el de "tantos países" que le apoyan, el trato con Irán "era benéfico para los líderes" del país persa. "La dictadura utilizó esos fondos para construir más instalaciones nucleares, financiar el terrorismo y sembrar el caos y la muerte en Siria y en Yemen".

El magnate ha valorado positivamente las nuevas sanciones económicas --que se habían levantado con el pacto-- y que tratan de "negar los fondos que requieren para promover su agenda sangrienta". Pero además, ha amenazado con extenderlas a aquellos países que mantengan transacciones e importaciones con Irán.

"No podemos permitir que el principal patrocinador del terrorismo en el mundo posea las armas más peligrosas. No podemos permitir que un régimen que ha enviado la muerte a EEUU y que ha amenazado con aniquilar a Israel posea los medios para ojivas nucleares que puedan llegar a cualquier país del mundo", ha aseverado el líder estadounidense que ha reclamado además al resto de naciones que "hay que aislar a Irán mientras continúe su agresión".

Comercio

El magnate, que llegó a la Casa Blanca bajo la defensa del lema 'América Primero' ha arrancado el discurso ante la ONU diciendo que América es más fuerte y más rica que cuando él asumió sus funciones y ha presumido de las cifras económicas. Ha defendido que EEUU gire hacia su independencia y ha pedido respeto hacia su soberanía.

"No podemos ser rehenes de dogmas, de ideologías desacreditadas ni de supuestos expertos que han demostrado haber fallado año tras año, una y otra vez", ha dicho Trump para aferrarse a su política comercial proteccionista y reclamar un comercio "justo" y "recíproco" que reduzca su "déficit comercial". Por ello ha justificado que se estén renegociado los tratados comerciales anteriormente suscritos y que "eran malos". "No nos servían", ha puntualizado el presidente.

"EEUU no permitirá que se aprovechen de ella más. Durante décadas, EEUU abrió su economía (la más grande del mundo) con pocas condiciones y permitimos que bienes de todo el mundo se vendieran y entraran libremente por nuestras fronteras (*) Peor aún, algunos países han abusado de esa apertura para vender bienes, manipular sus monedas y obtener ventajas injustas frente a nuestro país", ha dicho Trump.

Aunque ha hablado de afecto personal hacia el presidente chino Xi Jinping, el excéntrico millonario ha dicho que el "desequilibrio comercial" y "la forma en que negocian no se pueden tolerar". "Siempre vamos a defender nuestros intereses nacionales", ha puntualizado el magnate, por si a alguien no le ha quedado claro cual es su política y su mensaje tras casi dos años al frente de la Casa Blanca.

Ha golpeado a Siria y Corea del Norte

En los primeros minutos de su intervención ha dedicado unas palabras a Corea del Norte y ha anunciado que volverá a reunirse "pronto" con Kim Jong Un, a quien ha dado las gracias por todo lo que ha conseguido, aunque ha admitido que "aún queda mucho por hacer" para lograr el objetivo: la desnuclearización de la península coreana. Ha agradecido a los países que le han acompañado en el acercamiento con el régimen norcoreano, como Corea del Sur, Japón o China.

"La tragedia que está sucediendo en Siria nos rompe el corazón y nuestro objetivo es la desescalada del conflicto militar y una solución política", ha dicho Trump al tiempo que ha advertido que "estén seguros que EEUU responderá si el régimen de Bashar al Assad despliega armas químicas".

"En cuanto a la crisis humanitaria en Siria hay que incluir una estrategia para enfrentar el régimen brutal que la ha financiado y hecho posible: la dictadura brutal de Irán que siembra muerte y destrucción. No respetan a sus vecinos, sus fronteras ni los derechos soberanos de las naciones". En lugar de ello, ha seguido Trump, "los líderes de Irán se llevan los recursos de otras naciones para enriquecerse ellos mismos y sembrar el caos en Oriente Medio".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?