Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 28 de Febrero de 2020

Otras localidades

LIGA SANTANDER

Meneo para el recuerdo del Sevilla al Real Madrid

Los de Lopetegui caen con tres goles en la primera mitad de André Silva (2) y Ben Yedder

Se las prometía el Madrid muy felices cuando saltó al Pizjuán por el naufragio del Barça en Butarque, un escenario inesperado para una debacle azulgrana. Pero hasta ahí duraron las buenas noticias para los de Lopetegui. Porque lo que pasó después fue que el Sevilla dio un meneo histórico en la primera mitad a un Madrid torpe y desganado.

Los de Machín dominaron cada una de las facetas del juego. Atrás no dejaron ni una sola grieta, en el centro del campo supieron inhabilitar a un Casemiro que no sabía adónde acudir para contener a la caballería hispalense. A fin de cuentas, el Sevilla dejó todas las vergüenzas del Madrid al aire.

Así pasó que poco antes del minuto 40 de partido el Madrid ya perdía por un escandaloso 3-0 que pudo ser hasta mayor.

El primero llegó pasado el primer cuarto de hora en una contra a toda velocidad por la banda derecha. ¿Su autor? André Silva. Repitió el portugués ni cinco minutos después, también en un contragolpe. Porque como en el primero el Madrid hizo aguas atrás. Cuando no fue Nacho, fue Casemiro y en casi todos los errores estuvo Marcelo, que lleva un primer tramo de la Liga de lo más torpón.

La puntilla de la primera mitad la puso precisamente Ben Yedder, que bate en el mano a mano a Courtois después de que el Mudo Vázquez ganase un duelo con Marcelo.

Fue una primera mitad ridícula para un Madrid que parecía más una banda que un equipo. Una banda en el que cada uno iba a lo suyo, en la que nunca se vio la famosa presión de los equipos de Lopetegui, en la que ninguno de los atacantes -esta vez salieron de inicio a Benzema, Bale y Asensio- bajó a achicar espacios, en la que se perdían cada cuerpo a cuerpo con los Banega, Navas y Ben Yedder. "Es lo que pasa cuando regalas la primera mitad", dijo una, dos y hasta tres veces Casemiro aún en caliente.

En la segunda mitad los blancos salieron con otra cara básicamente porque para empezar lo intentaron. Que no es poco. Y pudieron hacer gol. Marcó Modric en una jugada que el VAR no dio por buena por fuera de juego del croata. Tuvo un mano a mano Bale con Vaclik que ganó el portero sevillista. También pudo marcar alguno más el Sevilla pero lo evitó Courtois, que a pesar de los tres goles encajados fue el mejor de los suyos esta noche en el campo sevillista.

Para colmo de males el Madrid tuvo que jugar los últimos 15 minutos con diez jugadores porque Marcelo se fue dolorido por un pinchazo muscular y Lopetegui ya había hecho los tres cambios.

Fue una noche muy aciaga para un Madrid que debe cambiar de arriba a abajo para el duelo mayúsculo que tiene el sábado en el Bernabéu ante el Atlético de Madrid.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?