Sábado, 26 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Alejandro Valverde

El ciclismo salda su deuda con Alejandro Valverde

El murciano ahuyenta sus fantasmas, se impone en Innsbruck, consigue el arcoiris y pone el broche de oro a una carrera de leyenda

Valverde besa su medalla en el pódium

Valverde besa su medalla en el pódium / HEINZ-PETER BADER (REUTERS)

"Es el maillot de mi padre" decía Pablo Valverde antes de la salida del Mundial vestido con el maillot arcoiris. Y que razón tenía. El ciclismo y los Mundiales tenía una deuda con Alejandro Valverde  y el murciano la ha visto saldada con creces. El deporte que se lo ha dado todo finalmente le ha dado lo que más deseaba, e Innsbruck ha coronado una carrera histórica con un merecido arcoiris.

No ha sido fácil. Para hacerse con la victoria, el corredor no solo ha tenido que superar a sus rivales, también a sus propios fantasmas. Desde que en 2003 ganaba su primera medalla tras una gran Vuelta a España, el murciano ha intentado hacerse con la victoria una y otra vez, sin éxito.

El ciclista español no daba con la tecla y parecía que el sueño se esfumaba a medida que iba cumpliendo años. El peor momento fue el Mundial de Florencia, donde un error táctico acabó con las posibilidades de Valverde y su compañero en la selección Joaquim Rodríguez. Tendría una nueva oportunidad al año siguiente en Ponferrada pero de nuevo se tendría que conformar con el bronce.

La lesión del pasado año el el Tour de Francia parecía sentenciar al corredor, que con 37 años y la pierna destrozada parecía más lejos que nunca de conseguir la ansiada victoria. A inicio de la temporada 2018, el corredor del Movistar volvía a las carreteras para seguir ganando y hacía soñar a los aficionados con una victoria en la Vuelta a España hasta las últimas jornadas.

Pero el objetivo era el Mundial, algo que tenía entre ceja y ceja. Nibali ya lo había descrito como durísimo. Valverde miraba de reojo a la gran cita aunque era prudente. "No hay que obsesionarse", decía. Pero en su fuero interno, el competidor voraz que tenía escondido rugía deseando vestirse de arcoiris.

Valverde celebra la victoria en meta / HEINZ-PETER BADER (REUTERS)

Ni Yates ni Alaphilippe han llegado al final. Valverde ha manejado la carrera como un veterano y ha controlado la parte final sabiendo que era su gran oportunidad. Con 38 años y un palmarés absolutamente increíble se pone el maillot soñado y pone el broche de oro a una carrera de auténtica leyenda.

Quince años después de su primera medalla y tras varios intentos frustrados ya se puede decir: El ciclismo ha saldado su deuda. Alejandro Valverde es Campeón del Mundo.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?