Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 26 de Agosto de 2019

Otras localidades

El Real Madrid traslada sus problemas a la Champions

El equipo de Julen Lopetegui se estrelló contra el muro ruso tres meses y un día después de que lo hiciera la Selección en el Mundial en el mismo escenario

en 30 segundos

El Real Madrid cayó derrotado ante el CSKA de Moscú merced al tempranero tanto de Nikola Vlasic que se aprovechó de un error en la salida de balón de Toni Kroos. El equipo madridista se encontró con un buen entramado defensivo del conjunto ruso y fue incapaz de remontar en todo el partido.

LA CLAVE

El error de Kroos. El grosero fallo del germano permitió al CSKA jugar con viento a favor durante todo el partido y el Madrid, a remolque, no fue capaz.

LA ESTRELLA

Nikita Chernov. El central ruso de apenas 22 años se marcó un auténtico partidazo ante el vigente campeón y lideró a la zaga local hacia una gran victoria.

El Real Madrid enlazó su tercer partido consecutivo sin ganar al caer derrotado por 1-0 en Rusia ante el CSKA de Moscú. El tempranero tanto de Nikola Vlasic bastó para que el equipo de Julen Lopetegui cediera por primera vez en la Champions este año. Quinto partido esta temporada de los blancos fuera de casa y sólo han ganado uno de ellos.

Lopetegui, con Isco, Bale y Marcelo lesionados, decidió dejar a Sergio Ramos en Madrid y a Luka Modric en el banquillo. Entre estas y el error inicial de Kroos, el Madrid comenzaba perdiendo en Moscú.

El germano trató de ceder atrás a Varane pero lo hizo mal y el croata Nikola Vlasic se aprovechó de ello para driblar a Varane y batir a Keylor Navas. Inicio inmejorable para los rusos y muy difícil de empeorar para el equipo madridista.

El Madrid acusó el gol y tardó mucho en darse cuenta que el partido había empezado y que su rival ya le sacaba ventaja en el marcador. Fue Casemiro el que despertó a los blancos en el minuto 26 aprovechando la pasividad de la zaga rusa y enviando su disparo desde la frontal al palo.

Fue entonces cuando el Real Madrid se hizo dueño y señor del partido, aunque sin alardes, pues aunque atacaba no conseguía poner en serios problemas a Akinfeev. La mejor de los blancos en el primer tiempo llegó tras un centro sensacional de Reguilón que Benzema, en el segundo palo, envió al travesaño tras un gran cabezazo.

Julen Lopetegui, desesperado durante el partido / YURI KOCHETKOV (EFE)

En esas, Carvajal se tuvo que retirar del campo con molestias en el gemelo de la pierna izquierda y Lopetegui, lejos de arriesgar, puso en el campo a Álvaro Odriozola. Y con eso se llegó al descanso, con la sensación de que el Madrid necesitaba arriesgar un poco más si no quería enlazar su tercer encuentro sin ganar.

Quizás por eso, a los diez minutos de la reanudación y con tan solo un intento lejano de Asensio, Lopetegui decidió arriesgar y agotar sus cambios: Modric y Mariano al campo, Casemiro y Lucas al banquillo.

Pero ni la clarividencia del croata ni el olfato del dominicano fueron capaces de resolver la papeleta. El Madrid atacaba una y otra vez pero una y otra vez se estrellaban con el muro ruso. Una película que ya se vivió hace tres meses en el España - Rusia del Mundial.

Sólo Mariano, de cabeza, llegando desde atrás y en el 88, estuvo a punto de empatar el partido con un testarazo sensacional... pero no era la noche del Madrid: el balón se estrelló en la madera.

El equipo blanco lo intentó hasta el final pero no pudo y terminó perdiendo. Eso sí, con Akinfeev expulsado en el descuento por protestar. Algo que no sirvió de nada, pues el partido acabó al instante. Nuevo tropiezo del Real Madrid.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?