Últimas noticias Hemeroteca

Inglaterra saca partido de los despistes de España

El equipo de Luis Enrique mostró dos caras muy diferentes: frágil en la primera parte y ambiciosa en la segunda. Inglaterra se aprovechó de los desajustes de la Roja y España tendrá que ganar en Zagreb a Croacia para estar en la fase final de la Liga de Naciones

Noche de sensaciones encontradas para España en el Villamarín. El escenario que tantas noches de gloria ha dado a la Roja fue en esta ocasión un lugar para el brillo de Harry Kane, Marcus Rashford y Raheem Sterling. Ellos descosieron en la primera mitad a la Roja, que en la segunda parte mostraron otra cara y llegaron a pensar incluso en una remontada.

En 30 segundos

La España de Luis Enrique cosechó su primera derrota en un partido en el que pagó muy caros sus errores de la primera mitad. La Roja fue un equipo prácticamente desconocido en ese momento, lo que supieron aprovechar Sterling, con dos goles, y Rashford con otro. El conjunto español mejoró sus sensaciones en la segunda mitad pero el 0-3 pesó demasiado. Alcácer y Ramos, ya en el descuento, lograron acortar distancias pero fue insuficiente aunque todo el equipo buscó la portería contraria con insistencia. Oportunidad perdida para estar en la fase final de la Liga de Naciones. El equipo español tendrá que ganar a Croacia a domicilio.

LA CLAVE

Los desajustes condenaron a España, que fue incapaz de recuperar posiciones cuando perdió la pelota. Tuvo una media hora horrible que supieron aprovechar los delanteros ingleses con su velocidad para ponerse con un 0-3 a favor antes del descanso.

LA FIGURA

Sterling hizo lo que todo delantero desea: meter las dos ocasiones que tuvo. Supo acompañar las salidas vertiginosas de su equipo y definir cuando se quedó solo frente a David de Gea.

Pero los ingleses sacudieron a su rival a la contra dejando patente que cuando pierde el balón España es un equipo al que en algunos momentos le falta algo de intensidad. Quedó claro en el primer gol, en el que los de Southgate desarmaron a los de Luis Enrique en solo tres toques.

Y eso que España había salido al césped de su estadio fetiche con la confianza de sus victorias en Wembley ante esta Inglaterra y en Elche contra la Croacia subcampeona del mundo. Tocaba y se gustaba. Disfrutaba con la clase de Thiago, con la colocación de Busquets, con la valentía de Marcos Alonso. El lateral pudo, de hecho, abrir el marcador en una jugada que sacó de forma milagrosa Pickford.

España parecía dominar el partido sin contestación, pero una vez más quedó claro que no solo vale tener el balón para llevarse los partidos. Cuando se cumplía el primer cuarto de hora, Sterling abrió el marcador con una jugada de tiralíneas de los delanteros ingleses. La Roja perdió la pelota, no replegó y el delantero inglés se quedó solo delante de David de Gea, al que batió sin problemas.

El equipo español quedó noqueado por el gol. Todo lo que había ocurrido antes desapareció del mapa. Ya no había toque, ni control de partido. Asensio intentaba crear peligro, pero desde la banda izquierda no parecía una amenaza real para Inglaterra. Así, los ingleses ejecutaron otra contra mágica en la que la estrella fue Harry Kane. El delantero del Tottenham, rodeado de jugadores de España, se dio la vuelta para meterle un buen balón a Rashford, que metió la directa hacia la portería de España y logró el segundo tanto de la noche.

El partido se le ponía muy cuesta arriba a una selección que se veía ya en la fase final de esta nueva Liga de las Naciones. Le valía incluso el empate, pero el 0-2 era otra cosa muy diferente. Y más lo fue cuando antes del descanso los de Southgate demostraron que tenían cogida la medida al choque e hicieron el tercero. Pase a la espalda de la defensa de España para que Kane habilitara a un Sterling que repitió como goleador para hacer un 0-3 que pesaba más que la nueva grada del Villamarín.

El equipo español no ofreció mejores sensaciones en la reanudación, pero al menos Asensio amenazó con un disparo que pegó en el exterior de la portería de Pickford. Pero el juego de España no era prometedor. Se escuchaban olés de los aficionados ingleses, que reclamaron penalti de Jonny sobre Sterling. Dijo Iturralde en Carrusel que el defensa pisó al delantero justo antes de que entrase en el área.

Otra cara de España

A punto de cumplirse la hora de juego entraron Ceballos y Alcácer por Saúl y Iago Aspas. El delantero del Borussia Dortmund marcó en el primer balón que tocó. Fue en un saque de esquina en el que se fue al primer palo para cabecear la pelota y subir al marcador un 1-3 que invitaba a muchos a soñar con una remontada prácticamente imposible.

La polémica llegó cuando Rodrigo le robó la cartera a Pickford y cuando parecía a punto de marcar cayó al suelo. Parecía penalti, pero el árbitro polaco Szymon Marciniak no pitó nada. La acción reenganchó a España en el partido. En ese momento, el Villamarín empezaba a creer en un cambio de escenario y, a decir verdad, el equipo respondió a esa ilusión.

Marcos Alonso lanzó un libre directo por encima del marco inglés. Rondaba el gol español y Luis Enrique lo buscó metiendo a Morata en el campo. Ocupó el lugar de Rodrigo. Inglaterra, por su parte, se reestructuró metiendo atrás una defensa de cinco que obligaba a España a estar fina arriba para encontrar espacios.

Los locales se volcaron y pusieron cerco a la portería inglesa. Probó suerte Asensio con un disparo que se fue junto al palo. Después vino otra ocasión de Morata... y otra de Alcácer. Quedaba claro que el tiempo empezaba a ser el enemigo de una España que por fin había encontrado el punto a un partido que, salvo milagro, tenía perdido.

Hasta el final, la Roja apretó con el Villamarín empujando desde la grada. De hecho, marcó el segundo gol con el tiempo cumplido. Fue Sergio Ramos el autor del gol. Marcó justo después de que Asensio se topara con el palo. No logró España el objetivo de empatar el partido, pero sí de cambiar las sensaciones. Los pecados cometidos en el primer tiempo no parecían tan graves gracias a ese ímpetu de la segunda mitad. España tendrá que ganar ahora a Croacia en Zagreb para estar en la final a cuatro de la Liga de Naciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?