Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 23 de Enero de 2020

Otras localidades

Casi la mitad de los españoles todavía prefiere pagar en efectivo

En el 84% de los casos, el 'cash' se usa para las transacciones inferiores a 50 euros

Imagen de archivo /

En un contexto en que los hábitos de pago están evolucionando con el uso generalizado de las tarjetas de crédito/débito y los pagos a través del teléfono móvil, todavía un 44,2% de los españoles prefiere usar efectivo en sus compras cotidianas, según un informe elaborado por la multinacional cambista Global Exchange.

Los pagos con tarjeta aumentaron durante el segundo trimestre de 2018 un 12,9% en volumen, hasta los 956 millones de operaciones, y un 8,2% en importe, hasta alcanzar los 36.267 millones de euros, según los últimos datos ofrecidos por el Banco de España. Por su parte, la estadística elaborada por Global Exchange a partir de las encuestas realizadas a más de 1.100 personas revela que el solo el 23,9% de los encuestados prefiere como método de pago las tarjetas de débito y al hablar de los plásticos a crédito, solo el 16,6% las toma como su primera opción.

Que las tarjetas están comiendo terreno al efectivo es un hecho, pero este, al menos en España, todavía se prefiere para las transacciones de menor importe, según Global Exchange. De los que eligen usar efectivo, el 84% lo hace para pagos inferiores a 50 euros y solo un 6% lo hace cuando el dinero por pagar supera los 80 euros.

El efectivo se elige como primera opción a la hora de pagar los productos relacionados con alimentación y limpieza del hogar (50,5%) y artículos de farmacia y parafarmacia (67,8%). Para ocio, ropa y calzado, papelería y productos de belleza e higiene personal, las tarjetas desbancan al efectivo. En el caso del textil, es el método elegido por el 80,1% de los usuarios.

El presidente de la compañía, Isidoro Alanís, aseguraba que para la “mayoría de los usuarios” la “libertad y la seguridad” que ofrece el efectivo y no ofrecen las tarjetas es uno de los “factores fundamentales” y el principal argumento. El 99,2% de los encuestados confirma llevar algo de dinero en efectivo y casi la mitad lleva entre 20 y 50 euros. Lo hacen por la posibilidad de usarlo en cualquier lugar (22,1%), por llevar un mayor control del gasto (26,7%) o por comodidad (17,8%).

El efectivo “pervive” por el momento en España, a diferencia de otros países del entorno europeo. Destacan en este punto países nórdicos como Suecia o Dinamarca, donde el ‘cash’ ya es un método de pago minoritario.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?