Últimas noticias Hemeroteca

UGT aboga por crear una "robotasa" para afrontar la automatización

En la Unión General de Trabajadores aseguran que las nuevas tecnologías van a conseguir niveles de productividad suficientes para "reducir" la jornada laboral a 32 horas con el mismo salario

Soldadura robótica industrial /

Ante el inminente desarrollo de las nuevas tecnologías y la certeza de que de una forma u otra estas van a afectar al mercado laboral en general, y sobre el volumen y la calidad del empleo en particular, la Unión General de Trabajadores (UGT) insta a que se tomen medidas legislativas para trasladar el asunto al ámbito político y que la automatización no tenga un impacto negativo. En esta línea, abogan por la creación de “robotasas” a las tecnologías que sustituyan el empleo de los trabajadores y produzcan en las empresas un aumento de la producción.

El Secretario de Política Sindical, Gonzalo Pino, y el experto en digitalización de la economía, José Varela, han presentado este martes el informe sobre el “impacto de la automatización en el empleo en España”, un estudio que recaba las previsiones realizadas por organismos, gobiernos y empresas de todo el mundo sobre las repercusiones de la discontinuidad tecnológica. Todos ellos, según aseguraban, coinciden en que el empleo y la calidad del mismo se verán seriamente afectados durante la próxima década.

Según los representantes de UGT, los estudios más catastrofistas hablan de la destrucción y deterioro de las condiciones de hasta más de 6 millones de empleos. Los “tecnoptimistas”, por su parte, hablan de generación de “empleo neto”, pero siempre dependiendo de una serie de condiciones “exógenas” que consoliden sus resultados, como la articulación de nuevas políticas, estímulos al mercado de trabajo, a la formación y al sistema educativo universitario y de formación profesional.

Gonzalo Pino aseguraba que “hay que situarse en un contexto en el que no habrá trabajo por la penetración de las nuevas tecnologías en el mercado del trabajo”. Por tanto, sería “necesaria” la creación de “nuevos impuestos que aseguren el mantenimiento del estado de bienestar”. La “robotasa” por la que abogan haría de balanza frente a esas empresas que sustituyen puestos de trabajo con máquinas y ven aumentada su producción. Según Varela, la solución pasa por “aplicar impuestos a los beneficios, porque las empresas van a seguir aumentándolos pero no van a repercutir en la sociedad lo mismo que antes porque ya no va a existir el factor empleo”.

Reducción de jornada a 32 horas 

Otra de las soluciones a medio plazo que presenta UGT es la “reducción de la jornada laboral”. Pino aseguraba que las nuevas tecnologías van a conseguir niveles de productividad suficiente para amortizar el empleo y reducir la jornada de los trabajadores. Esta reducción de jornada, según proponen, sería a 32 horas semanales con el mismo salario y supondría, dicen, una “mejor repartición del trabajo”, especialmente en sectores como el de la salud, el ocio o la ecología.

Desde UGT han asegurado que todas sus propuestas a corto, medio y largo plazo se “formalizarán al Gobierno” en el espacio de diálogo social y que es necesario que se empiecen a tomar medidas a la mayor celeridad posible, porque el cambio de paradigma en el mercado del trabajo ya se está produciendo y para 2030 las previsiones de los estudios más catastrofistas podrían verse cumplidas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?