Últimas noticias Hemeroteca

El Barcelona sentencia al Real Madrid de Lopetegui

Tres goles de Suárez dejan muy tocado al Real Madrid, que tiró la primera parte y fue duramente castigado en la segunda por un Barcelona sin Messi

en 30 segundos

Los de Valverde se impusieron al Real Madrid con un hat trick de Suárez. El primero lo marcó Coutinho y el del Madrid Marcelo. El Barcelona deja así tocadísimo al Real Madrid que suma su quinto partido consecutivo sin ganar en LaLiga.

La clave

El incomprensible planteamiento del Real Madrid de Lopetegui en la primera parte. No quiso el balón, se partió y encerró atrás y regaló 45 minutos.

El crack

Suárez: El Suárez con menos gol volvió a ser solvente en el mejor partido posible. Sin Messi, fue el killer que siempre ha sido y destrozó la defensa blanca.

No hubo actos reflejos. Desde el minuto 0 hasta el 45 se mantuvo el mismo guión. El de un Barça hecho y un Real Madrid en pedazos. En el primer Clásico sin Messi ni Ronaldo desde 2007, el Barcelona quiso ganar y demostrar y el Real Madrid de Lopetegui puso en escena un planteamiento tímido, cobarde y desordenado.

Ni Arthur es Xavi ni Rakitic Iniesta, pero ambos quisieron el balón e impusieron un juego que junto a una sobresalientemente trabajada posesión dejaron desierto a un Real Madrid que recordó al del primer Clásico de Mourinho en el Camp Nou.

Las cosas así, sorprendió que el Madrid fuera el que dispusiera de la primera ocasión de gol en el minuto 7 cuando una buena cabalgada de Bale por la izquierda acabó con un impreciso disparo de Benzema desde dentro del área por encima del marco de gol.

Suárez celebra su tercer gol / PAUL HANNA (REUTERS)

Sin embargo, solo tres minutos más tarde el Barcelona comenzaría a materializar lo evidente. Sensacional balón de Rakitic a Jordi Alba que coge la espalda a Nacho con insultante superioridad, se planta en el área y, amago mediante, pone el pase de la muerte para que Coutinho la empuje a placer.

El gol no pareció invitar a reacción a los de Lopetegui, que buscaban con demasiada ansiedad sorprender la espalda de la defensa blaugrana y con un mediocentro formado por Modric, Kroos e Isco no buscaron tener el balón. En una de las pocas que Ramos quiso sacar jugada regaló el balón a Arthur, que habría hecho el segundo en el 18’ desde la frontal de no ser por una gran manopla de Courtois. Llegaría, el segundo, unos minutos más tarde, en el 29’, después de que el VAR mandase a Sánchez Martínez revisar una acción en el área. El murciano sí vio en la repetición el torpe penalti de Varane sobre Suárez, que se encargó de transformarlo. Adivinó el lado Courtois, pero no llegó al balón, muy colocado. 27 minutos se tardó en corregir al árbitro en el primer Clásico de la historia con videoarbitraje, un sistema que no termina de convencer, pero que está aportando una importante dosis de justicia en las diez primeras jornadas de LaLiga.

El segundo partido dentro del mismo

Lopetegui metió a Lucas tras el descanso por Varane y recolocó a Nacho en el centro de la zaga, por molestias del francés, según informó Javier Herraez en Carrusel Deportivo. Pero los nombres fueron lo que menos que cambió en el Real Madrid, que salió de otro color del vestuario.

ficha técnica

5 - Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Alba; Sergio Busquets, Rakitic, Arthur (Arturo Vidal, min.84); Rafinha (Semedo, min.68), Suárez y Coutinho (Dembélé, min.74).

1 - Real Madrid: Courtois; Nacho, Sergio Ramos, Varane (Lucas Vázquez, min.46), Marcelo (Mariano, min.82); Casemiro, Kroos, Modric, Isco; Bale (Asensio, min.77) y Benzema.

Goles: 1-0, min.11: Coutinho. 2-0, min.30: Luis Suárez, de penalti. 2-1, min.50: Marcelo. 3-1, min.75: Luis Suárez. 4-1, min.83: Luis Suárez. 5-1, min.87: Arturo Vidal.

Los blancos decidieron jugar el partido y devolvernos el Clásico que nos habían robado en la primera parte con el planteamiento elegido y fueron a por los tres puntos queriendo el balón, presionando a morder y no dando un solo balón por partido. En definitiva, otro equipo.

Y muy pronto, en el 49’, dieron esperanzas con un gol de Marcelo, el máximo exponente ofensivo de este equipo en los últimos partidos, al aprovechar un rechace en el área.

Lo más sorprendente entonces fue que no empatara el Real Madrid porque tuvo ocasiones de sobra para hacerlo. El ataque merengue, convertido en un huracán, creó peligro continuamente. En el 54’ Ramos la mandó arriba del larguero a un buen centro de Marcelo cuando todo madridista cantaba gol. Tan solo un minuto más tarde, la presión tuvo efecto y a Modric le quedó un caramelo dentro del área, que lanzó al palo.

Pero el Barcelona consiguió volver al partido y en el 60’ Suárez remató al palo un buen balón de Sergi Roberto, anticipando lo que pasaría minutos más tarde. Antes, en el 67’ Benzema rompería la paciencia blanca al rematar desde el área pequeña a las nubes un medido pase de Lucas Vázquez.

Acertados cambios de Valverde

Valverde vio y actúo. Metió a Semedo en detrimento de Rafinha para equilibrar el equipo y a Dembélé para encerrar al Real Madrid y surtió efecto tan solo unos minutos después. Cabalgada a la contra de Sergi Roberto y centro a Suárez. El remate merece un capítulo aparte. Desde el suelo, sin saltar impregna una fuerza brutal al balón con la cabeza y la manda al fondo de la red.

Dos minutos más tarde Sánchez Martínez pudo expulsar a Suárez, para Iturralde “roja clara”, por una entrada a Nacho, pero entendió la acción como de amarilla.

A partir de ahí, el Barcelona se dedicó a hacer sangre a un Real Madrid que ya mira a otro horizonte en el que, a buen seguro, otro entrenador dirigirá el barco.

Primero Suárez en el 86’ con una vaselina que culminó su espectacular partido y seguidamente Vidal, que convirtió en gol un centro sensacional de Dembélé, castigaron al Real Madrid de Lopetegui, que este domingo en el Camp Nou contra un Barcelona sin Messi tocó fondo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?