Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

La Ventana La Ventana 'La ventana de los libros' con Zahara

El Atleti acaba pidiendo la hora y solo puede ganar por la mínima a un valiente Sant Andreu

Los rojiblancos se van de Barcelona con un solitario gol de Martins tras una buena primera parte, pero con una segunda donde los locales merecieron el empate

El centrocampista francés del Atlético de Madrid Lemar (i) pelea un balón con Jaume Villar, del Sant Andreu, durante el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey que disputan esta noche en el estadio Narcís Sala. / ()

El Atlético Madrid acaba sufriendo para ganar al Sant Andreu en su casa. Los locales se crecieron en el último tramo del encuentro y viendo que los rojiblancos no sentenciaban, acabaron poniendo contra las cuerdas al equipo de Simeone, que sufrió para sacar el 0-1 de Barcelona.

Los jugadores que han contado con menos minutos en este comienzo de temporada (Arias, Vitolo o Kalinic) no dieron la cara y los de amarillo, a pesar de ser un equipo de Tercera, desmostró al Atleti que han sido un rival muy digno y esperan dar el sorpresón en el Wanda Metropolitano.

El Cholo Simeone no quiso ir a Barcelona para exhibirse y quería dejar la eliminatoria medio sentenciada para afrontar de otra manera el partido en el Wanda. Los rojiblancos salieron con un once de garantías para disputar un partido de Primera, con caras muy reconocibles como Kalinic, Vitolo, Lemar, Gelson Martins, Rodri, Thomas, Juanfran… Algunos no habían contado con demasiados minutos hasta ahora y era una buena oportunidad para reivindicarse, y Gelson lo sabía y quiso aprovechar esa oportunidad.

Uno de los últimos fichajes del Atlético Madrid comenzó con la chispa que le podía faltar al resto. Como se suele decir, mejorando cada balón que le llegaba. De hecho, fue el primero en probar a José Segovia. El luso recortó en varias ocasiones a David López en la derecha para acabar metiéndose en el área y disparar al palo corto por raso.

El Atleti comenzó con intensidad, aunque sin demasiada verticalidad. La diferencia entre ambos conjuntos era patente y el Sant Andreu apenas podía retener el balón algunos segundos mientras que los rojiblancos llegaban al área sin buscarlo con demasiada insistencia. Lemar tuvo la siguiente gran oportunidad con un disparo desde la frontal. El balón cogió efecto, pero Segovia fue abajo rápido y seguro.

Los jugadores del Atlético de Madrid celebran tras marcar ante el Sant Andreu, durante el partido de ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey que disputan esta noche en el estadio Narcís Sala. / Alejandro García (EFE)

El Atleti pareció confiarse y comenzó a tener pequeñas imprecisiones que quisieron aprovechar los locales. Una mano de Vitolo dio a los de amarillo su primer disparo. El balón se marchó alto, pero fue suficiente para calentar a los aficionados que cualquier acción era excusa para animar sin cesar a su equipo.

El Sant Andreu estaba planteando un partido realmente duro al equipo dirigido hoy por el ‘Mono’ Burgos; sin embargo, sus esfuerzos no fueron suficientes como para evitar el gol del Atleti. Los rojiblancos combinaron a la perfección al primer toque, lo que terminó con Vitolo filtrando un pase desde la frontal a Gelson, que ganó a los defensas y batió a Segovia por bajo, poniendo el 0-1.

El gol estaba dedicado a Simeone, diciendo algo así como, “puedes contar conmigo y quiero ser importante”.

El Atleti siguió buscando las cosquillas a la defensa del Sant Andreu, llegando con centros y jugadas desde las bandas. Una de las polémicas del partido ocurrió en el minuto 38 cuando Santiago Arias cayó en el área. Gil Manzano no consideró que el contacto con el central fuera suficiente como para señalar pena máxima.

La segunda parte comenzó con los mismos protagonistas de la primera. A pesar de que el Atleti quería plasmar en el marcador su superioridad, no acaban de encontrar las fisuras en el sistema planteado por Mikel Azparren.

Hasta ese momento, Vitolo no había tenido demasiada influencia en el juego y la tuvo para marcar su golito y de alguna manera reivindicarse de la misma manera que lo estaba haciendo Gelson, pero el canario no pudo controlar bien y desperdició un claro mano a mano contra el guardameta local.

Esos jugadores que no estaban contando tanto para Simeone no sacaron pecho y estuvieron bastante desaparecido, más de lo que se esperaba de ellos contra un equipo de Tercera en su debut en la Copa. Arias fue de más a menos y Kalinic no acabó ni con 15 pases el encuentro, desperdiciando hasta dos buenas ocasiones para dejar sentenciados a los locales.

Los visitantes no imponían su calidad y el Sant Andreu fue viniéndose arriba hasta el punto que quiso regalarle un final de partido para recordar a su afición, poniendo contra las cuerdas a todo un equipo de Champions.

En los minutos finales, los catalanes dispusieron de hasta tres ocasiones para marcar un gol que les diera un empate más que merecido. La tuvo Elhadji en el 85 con una buena maniobra en dos toques, dándose la vuelta y haciendo volar Adán para salvar el 1-1. Ya en el descuento, un balón muerto en el área colchonera casi cuesta el disgusto y Jaume rozó el palo, mientras que parte del Narcís Sala por el efecto óptico cantaba el gol.

Como ha dicho en el pospartido Óscar Muñoz, que “hayan perdido tiempo al final lo dice todo”. De esta manera, el Atleti con un solo tanto en campo visitante tendrá que hacer los deberes en casa, mientras que un valiente Sant Andreu buscará la heroica y jugar como han acabado el partido de hoy, dando la gran sorpresa en la vuelta en el Wanda Metropolitano.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?