Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 17 de Septiembre de 2019

Otras localidades

May trata de convencer a sus ministros del acuerdo para el 'brexit' en un clima de fuerte división

May se juega parte de su futuro político al someter el principio sobre el 'brexit' a la opinión de su gabinete

Theresa May advierte a sus ministros: o su plan o ruptura con la Unión Europea / ()

  • La corresponsal de la SER, Begoña Arce, explica la situación del 'brexit':

El gobierno del Reino Unido ha confirmado este martes un principio de "acuerdo técnico" con Europa para su salida de la Unión Europea. Un documento que, a lo largo de esta noche, Theresa May traslada a sus ministros. Eso sí, de uno en uno y sin que lleven una copia a casa. May se entrevista esta noche con cada uno de los miembros de su gabinete para explicarles el acuerdo y para tratar de convencerles de que le den su apoyo. La primera ministra británica es consciente de las graves divisiones que hay dentro de su propio equipo, pero ya ha lanzado a sus ministros un aviso: es posible que sea o su plan o una ruptura sin acuerdo con la Unión Europea.

Algunos de sus ministros ya han aireado en privado sus dudas objeciones a este acuerdo, pero tomar posiciones radicales y de manera pública contra Theresa May es diferente. La premier necesita el respaldo del Gobierno en el Consejo de Ministros extraordinario que se celebra este miércoles a las 15.00 de la tarde, hora española. Necesita que por la noche el asunto esté cerrado. El tiempo le apremia si quiere que el proyecto del 'brexit' sea aprobado a final de este mes en una cumbre extraordinaria de los mandatarios de los países de la UE. Va a ser una noche larga para la clase política británica.

Una negociación rodeada de secretismo

Tiene mucho mérito poder explicar algo del 'brexit', ya que la negociación se ha llevado a cabo en un clima marcado por el secretismo y las tensiones políticas. "A nosotros nos pagan por entender lo que está pasando, por tener claves, pero la verdad es que no tengo ni la menor idea de lo que va a pasar con el 'brexit", decía ayer un corresponsal de la BBC en una de las conexiones en las que le preguntaban cómo iba a acabar la negociación.

Una acogida entre mala y pésima

Los frutos de esta negociación se han filtrado a la prensa en la tarde de este martes y, posteriormente, el 10 de Downing Street lo ha hecho oficial y no parece que May vaya a llevarse muchos aplausos. Es un plan que no gusta ni a los conservadores euroescépticos ni a los unionistas del UUP ni a los laboristas. Lo más críticos han sido los euroescépticos tories. Uno de sus cabecillas, Boris Johnson, hablaba de un plan que reduciría al país al vasallaje de Bruselas. "Por primera vez en mil años este parlamento no tendrá nada que decir sobre las leyes que rigen en este país. Es una situación increíble, significaría que tendremos que aceptar normas y regulaciones de Bruselas sobre las que no tenemos nada que decir. Esto es francamente inaceptable para cualquier que crea en la democracia".

La cosa pinta todavía peor con los unionistas de DUP, que esta noche han recordado que no aceptarán ningún plan que implique un tratamiento de Irlanda del Norte diferente al del resto del país. Hay que recordar que May no posee mayoría en el Parlamento y que necesita de esos 10 diputados unionistas en la Cámara de los Comunes para gobernar, ya que tiene que votar el acuerdo.

Tampoco parece que vaya a encontrar más ayuda en los laboristas. Esta noche, el responsable laborista para el 'brexit', Keir Starmer, lanzaba este aviso. "Dada la caótica naturaleza de las negociaciones es poco probable que sea un buen acuerdo para el país. Vamos a ver los detalles, pero hemos dejado claro que si no da la talla no vamos a votarlo", ha afirmado.

Por si fuera poco, algunos conservadores que votaron a favor de la permanencia del Reino Unido en la UE también van a votar contra el plan. Lo ha anunciado hace unos momentos Joe Johnson, hermanos de Boris Johnson pero en el otro lado de la trinchera, que el viernes dimitió del gobierno como responsable de transportes.

El principal escollo del 'brexit'

El escollo más inmediato es la aprobación este miércoles del plan por parte de su gabinete. Boris Johnson y el que fuera ministro para el 'brexit' David Davies están haciendo llamamientos para que los miembros del gabinete de Theresa May dimitan. Si van a firmar el plan o se van a marchar todavía no están claro, pero la atención se fija en dos miembros: Andrea Leadsome, líder de la Cámara de los Comunes, y Penny Mordaunt, que tiene la cartera de Desarrollo Internacional. Ambas han marcado sus líneas rojas respecto al plan de May y dicen no estar dispuestas a saltárselas. Si se producen estas dimisiones, incluso el puesto de Theresa May puede peligrar.

Si supera la prueba de mañana, a corto plazo a May le queda a la aceptación por parte del Parlamento en una votación antes de Navidad que su plan tiene muy complicado superar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?