Últimas noticias Hemeroteca

La mano tendida de Valls hacia el PSC provoca las primeras tensiones en la dirección nacional de Ciudadanos

  • El candidato a la alcaldía de Barcelona no renuncia a que los socialistas catalanes se integren en su plataforma
  • La maniobra irrita al núcleo duro de Albert Rivera que advierte a Valls de que "se va a desencantar"

La mano tendida de Valls hacia el PSC provoca las primeras tensiones en la dirección nacional de Ciudadanos / ()

La dirección nacional de Ciudadanos está poniendo ya los primeros límites y reticencias a la candidatura de Manuel Valls para ser el nuevo alcalde de Barcelona. Fuentes del partido naranja reconocen a la Cadena SER que no gusta nada la persistente maniobra que está tratando de conseguir el exprimer ministro francés de atraer a los socialistas catalanes para que se integren en su plataforma, que ni tan siquiera se ha constituido todavía como tal.

El último ofrecimiento público realizado por Valls al partido encabezado por Miquel Iceta ha sido este miércoles. En los micrófonos de Radio Nacional de España el candidato a la alcaldía de la ciudad condal aseguraba que él "necesita a los socialistas, ellos también me necesitan y Barcelona los necesita". Según explicaba Valls, "Barcelona no es cosa de partidos".

No es la primera vez que Valls ofrece a los socialistas integrarse en esta plataforma. Y es que entiende el exprimer ministro francés que él "es capaz de unir a Ciudadanos, al catalanismo moderado, a gente de izquierdas, mi equipo de campaña es gente que trabajaron con Pasqual Maragall...".

"Valls se va a desencantar"

Sin embargo, este ofrecimiento no ha sentado nada bien al núcleo duro de Albert Rivera. No en vano, el líder naranja ha tenido que aceptar ya una larga lista de exigencias de Valls. La primera y más importante que el candidato no lo fuera de Ciudadanos. Aunque se anunció en un primer momento que sí lo sería, fue al poco tiempo cuando el propio Valls dijo que su condición era presentarse con una plataforma y no bajo las siglas de Ciudadanos. Rivera aceptó.

Pero es que además, también el líder naranja tuvo que sacrificar el trabajo realizado durante los últimos años por Ciudadanos en el Ayuntamiento de Barcelona y aceptar diluir esas siglas para integrarse en una coalición de partidos, que llevará otro nombre diferente y por tanto otra imagen corporativa diferente a la que habitualmente conocemos.

Ahora los de Albert Rivera no están dispuestos a que en esa lista también se integre el PSC porque, según las fuentes consultadas, "forma parte del sanchismo y no piensan en defender la igualdad y la libertad de todos los españoles, sino en defender los intereses de sus socios separatistas y populistas".

Así que la dirección de Ciudadanos advierte al exprimer ministro francés que desista porque "se va a desencantar" ya que, para la cúpula naranja "ni Sánchez ni Iceta son recuperables para el frente constitucionalista". Según las fuentes consultadas los dos "han renunciado".

En cualquier caso, parece poco probable que el equipo de Miquel Iceta dé un paso al frente ya que no han sido pocas las ocasiones en las que el primer secretario del PSC ha rechazado en público integrarse en la lista de Valls.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?