Últimas noticias Hemeroteca

Se salva de una condena perpetua gracias a un detalle de este selfi

El joven fue acusado de un delito que nunca cometió

Las redes sociales fueron fundamentales para resolver el caso. /

En septiembre de 2017, el joven Christopher Precopia era arrestado en Texas (Estados Unidos), después de que su exnovia denunciara ante la policía que había irrumpido en su casa con el objetivo de perpetuar un robo con violencia. Entre otras cosas, la mujer aseguró que Precopia se llevó varias de sus pertenencias y que llegó a atacarla con un cúter en el pecho, tal y como recoge The Washington Post.

Sin embargo, el joven no solo no cometió dicho robo, sino que tampoco se encontraba en el condado de Bell cuando se produjo el supuesto suceso. Por esa misma razón, cuando fue detenido, Precopia le preguntó a la Policía por qué estaba siendo arrestado. Lejos de ofrecerle la versión de su expareja, el agente le pidió que no actuara como si no lo supiera, tal y como cuenta el abogado defensor Rick Flores.

"Constantemente tenía miedo de lo que podría pasar al día siguiente"

Una vez en la cárcel, las autoridades le explicaron que había sido acusado de robo de una vivienda con la intención de cometer otros delitos. En declaraciones a la policía, la acusadora aseguró que el joven había entrado a la fuerza en su casa, que le pegó un puñetazo en la cara y que llegó a rebanarle con el cúter antes de marcharse del hogar con algunas pertenencias personales. Un delito grave que conlleva la posibilidad de cadena perpetua.

En declaraciones al canal de televisión KUVE, el joven explica que no entendía nada de lo que estaba pasando y que vivió con miedo cada minuto que pasó entre rejas: "Constantemente tenía miedo de lo que podría pasar al día siguiente y esperaba no despertarme para alejarme de ello". Después de pasar más de un día en la cárcel, los padres del joven reunieron los 150.000 dólares necesarios para pagar la fianza de su hijo y contrataron un abogado que les ayudara con el caso de su hijo.

La fotografía que le salva de la cadena perpetua

Tras una primera reunión con la familia, el abogado les preguntó si había alguna prueba que ayudara al joven a demostrar que no estaba en el condado de Bell el 20 de septiembre a las 19:20 horas, cuando se produjo el supuesto robo con violencia. Después de contarle que habían pasado el día en el Renaissance Austin Hotel, la madre del acusado recordó que tenían la prueba perfecta para exonerar al joven de la culpa. Una fotografía, en la que se ve a la familia al completo, que fue realizada a las 19:02 horas de ese mismo día.

Por lo tanto, el joven se encontraba a más de 100 kilómetros de distancia del lugar en el que tuvo lugar el supuesto robo. Después de que el abogado de la familia llevara la prueba a la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Bell, el cargo sería retirado: "Pudimos corroborar la base de lo que se nos presentó, y a su debido tiempo, determinamos que la acción apropiada era desestimar el cargo, y eso es lo que procedimos a hacer".

La prueba presentada por Flores demostró que la chica había mentido con el objetivo de perjudicar a la que fuera su pareja. Sin embargo, la Fiscalía ha decidido no acusarla de delito. A pesar de ello, la familia está explorando una demanda contra la acusación por mentir para dañar al joven Christopher Precopia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?