Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

LA VENTANA LA VENTANA Sigue en vídeo la entrevista a La Maravillosa Orquesta del Alcohol

Atlético y Barcelona se anulan con mucha táctica y dos goles a última hora

Rojiblancos y blaugranas empataron en el Wanda Metropolitano en un partido que fue muy táctico durante 80 minutos y que revolucionaron en la recta final los goles de Diego Costa y Dembélé

Messi, contra Saúl y Filipe Luis, en el Wanda Metropolitano. / ()

Un choque de estilos que acabó en empate para mantener a Atlético y Barcelona en lo que parece será una larga lucha por el título de Liga. Los de Ernesto Valverde y los de Diego Pablo Simeone fueron fieles a sí mismos y la confrontación de esas dos fórmulas hizo que el partido fuera igualado hasta el último suspiro.

Durante el primer tiempo, ninguno de los dos equipos que se enfrentaban en un choque trascendental para la lucha por el título de Liga fueron capaces de pisar el área contraria. De hecho, en esos primeros 45 minutos la mejor ocasión fue para el Atlético de Madrid en un balón que Gerard Piqué desvió hacia su propia portería antes de que llegara al descanso. Ter Steguen atrapó la pelota con tranquilidad.

En la segunda se repitió el guion y pese que el Barcelona tuvo más la pelota no amenazó el marco de Oblak. Una buena contra de Griezmann puso la guindilla pero Piqué evitó el remate de Diego Costa delante del portero blaugrana. El hispano-brasileño se redimió en la recta final del partido marcando de cabeza rematando en el segundo palo un saque de esquina. En ese momento el partido entró en una espiral en la que el Barcelona supo manejarse hasta que Dembélé logró el empate a falta de unos segundos para el minuto 90.

Los goles

La clave

Táctica, igualdad... y locura final. Así fue el partido. Porque en el partido hubo mucha igualdad y pocas apariciones de las estrellas. El Barcelona tuvo la pelota pero no supo encontrar espacios durante la mayor parte del partido. El Atlético, como otras veces, contuvo para esperar sorprender en una salida.

Tampoco hicieron acto de presencia jugadores que rompieran esos guiones. Messi supo combinar en algunos momentos, pero no fue el jugador decisivo de siempre. Griezmann estuvo en la misma tónica aunque creó peligro en un par de contras. El partido lo acabaron resolviendo -aunque no para la victoria de ninguno de ellos- los goles de Diego Costa y Dembélé.

El análisis

La polémica

Fue un partido relativamente tranquilo para Gil Manzano, cuya actuación se vio favorecida por los pocos momentos en los que se jugó en las áreas. Pero en uno de ellos tuvo que recurrir al VAR. Fue en el minuto 74, con un balón colgado al área del Barcelona que tocó en uno de los brazos del chileno Arturo Vidal. La conclusión de la consulta fue que no había nada punible en la acción.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?