Internacional
Manifestación París

Disturbios en París entre la policía y los 'chalecos amarillos'

Miles de personas se manifestaban contra el alza de los carburantes

Los disturbios en la capital francesa

París

Las fuerzas del orden francesa han lanzado este sábado en París gases lacrimógenos y han utilizado un cañón de agua para rechazar el avance de miles de personas que se manifestaban contra el alza de los carburantes, los llamados "chalecos amarillos", que trataban de acercarse al palacio del Elíseo, residencia presidencial.

Más información

Los enfrentamientos tuvieron lugar en el perímetro de seguridad levantado por la policía cuando decenas de manifestantes trataron de superarlo para llegar a la residencia del presidente, Emmanuel Macron, cuya dimisión pidieron en pancartas y en cánticos.

Las autoridades habían prohibido la concentración en los alrededores del Elíseo y habían señalado los Campos de Marte, situados frente a la torre Eiffel, como lugar permitido para la concentración, cuyo inicio está previsto a las 14.00 horas (13.00 GMT).

Pero los "chalecos amarillos", que desde que el pasado sábado comenzaron sus acciones no han depositado ningún permiso de manifestación, mantuvieron su intención de no hacerlo en el lugar indicado.

Algunos de los portavoces del movimiento aseguraron que el lugar indicado serían los Campos Elíseos, escenario también apuntado por la líder ultraderechista Marine Le Pen, que aunque no ha participado en la manifestación, sí ha mostrado su apoyo explícito a la protesta.

Ante esa movilización, el presidente tiene previsto anunciar el próximo martes un conjunto de medidas que atenúen a los trabajadores más modestos el alza de los precios de los carburantes debido al impuesto ecológico.

Macron ya ha asegurado que no va a renunciar a ese tributo destinado a reducir el consumo de combustibles fósiles y que inscribe dentro de su estrategia medioambiental.

Aseguró que tratará de hacerla más "justa" para los más modestos a través de ayudas, al tiempo que señaló que no se descarta abrir un diálogo con los "chalecos amarillos".

El gobierno francés culpa a la extrema derecha de los disturbios en París

El ministro francés del Interior, Christophe Castaner, culpó hoy a la ultraderecha y a su líder, Marine Le Pen, de los disturbios que tuvieron lugar en París durante la manifestación del movimiento contra el alza de los carburantes, conocido como los "chalecos amarillos".

Castaner recordó que fue Le Pen a través de la red social Twitter quien ayer apelaba a los manifestantes a acudir a los Campos Elíseos, pese a la prohibición explícita de concentrarse en esa conocida arteria comercial de la capital.

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad