Martes, 07 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Fórmula 1

Los 10 momentos para la historia de Fernando Alonso en la Fórmula 1

Una decena de hazañas que perdurarán por siempre en la historia de la Fórmula 1, una historia que ya no se entiende sin el asturiano

Alonso superó a Schumacher en el espectacular GP de San Marino de 2005

Alonso superó a Schumacher en el espectacular GP de San Marino de 2005 / DAMIEN MEYER/AFP/Getty Images

Llegó el momento de despedir a uno de los más grandes pilotos que ha dado la Fórmula 1. El español más grande en la categoría sin duda, el asturiano que enganchó a todo un país a un deporte casi desconocido con momentos que nos robaron el aliento y nos levantaron del asiento.

Australia 2001

El cuatro de marzo de 2001 Fernando Alonso debutó como piloto de Fórmula 1 y lo hizo dejando muestras de lo grande que acabaría siendo. A sus 19 años remontó siete posiciones a bordo de un Minardi, seguramente el coche más lento de aquella parrilla para acabar 12º.

Malasia 2003

En la segunda prueba de su primera temporada en Renault sorprendió al mundo entero al conseguir el tiempo más rápido el sábado de clasificación. Saldría pole en una carrera en la que acabaría haciendo podio por detrás de Raikkonen y Barrichello. Un podio que consiguió hacer a pesar de estar enfermo y con 39º de fiebre a la hora de la prueba. El asturiano catalogaría aquel domingo como el día "más bonito" de su vida.

Hungría 2003

El 24 de agosto de 2003 Fernando Alonso ya era un piloto consagrado en la parrilla que había conseguido tres podios y maravillado a todos con su talento. Sin embargo, los 25 puntos se resistían para sorpresa de muchos, hasta aquel día. A falta de cuatro carreras para el final de la temporada Alonso tomó las riendas y reinó en el fin de semana con la pole y posteriormente la victoria en carrera. Ese día el asturiano se convertiría en el piloto más joven de la historia en pasar el primero por la bandera de cuadros, récord que posteriormente le arrebataría Vettel en 2008. El abrazo con Briatore al final de la carrera quedará para la historia en la memoria de todos los seguidores de Fórmula 1.

Clive Mason/Getty Images

San Marino 2005

Fernando Alonso acabaría ganando 15 carreras a los mandos del Renault, pero ninguna como aquella de Imola. Aquel día un joven Fernando Alonso aguantó más de veinte vueltas el depredador ataque de todo un Michael Schumacher con un motor tocado y un Renault con 30 caballos menos de potencia que el fórmula 1 del caballo rampante. Para Briatore fue "su mejor carrera" en la escudería.

Brasil 2005

Según iban pasando las vueltas en el circuito de Interlagos, Alonso iba acercándose al título. Consciente de ello pasó tercero, a 34 segundos del primer clasificado, pero con el título entre las manos. Rompía así la dictadura de Schumacher, que llevaba cinco campeonatos consecutivos y otorgaba a Renault el primer título de constructores de su historia. En la celebración, Alonso declaró: “Quería ser campeón con Michael en pista. Ser campeón con Schumacher retirado no valdría lo mismo”.

Brasil 2006

Un año antes en este escenario Alonso había dicho ante los medios de comunicación que el título era lo "máximo" que podía "lograr en su vida" y que no sería nada fácil, pero que trabajaría por ponerse "nuevas metas". No sabemos lo difícil que le resultaría ese trabajo motivacional, pero en la siguiente oportunidad que tuvo volvió a tocar el cielo en Interlagos. Con el campeonato encaminado, necesitaba quedar entre los ocho primeros si Schumacher ganaba la carrera, posibilidad que se esfumó cuando pinchó, aunque acabó pasando por meta en cuarta posición, dos por detrás del bicampeón asturiano.

Abu Dabi 2010

Alonso cumplió uno de los sueños de su vida al firmar por Ferrari en 2010. "Un título con Ferrari es a lo que cualquier piloto aspira", era la consigna que el asturiano había repetido en muchas ocasiones. La competencia con Red Bull en el Mundial se fue poniendo cada vez más dura, pero le bastaba con ser cuarto en Abu Dabi, la última prueba del año. Aquella noche acabaría en lágrimas, después de un error de estrategia de Ferrari que le apartó del tercero, acabó como "la peor noche de todas", en palabras de su mánager. 

Paul Gilham/Getty Images

Valencia 2012

Desde luego no tenía el mejor coche de la parrilla en 2012 y seguramente tampoco estuviera entre los dos más rápidos, pero aún así Alonso estuvo a punto de volver a tocar el cielo. Contribuyó a ello la que para muchos es su mejor carrera de siempre. En Valencia salía undécimo y acabó en lo más alto de un podio, el último de Schumacher que contempló su euforia.

Barcelona 2013

Su primera vuelta hizo creer en lo que parecía imposible el sábado cuando hizo quinto. Adelantó seguido a Hamilton y Raikkonen dejando uno de los pases más brillantes de la historia de la Fórmula 1 y acabó primero con un Ferrari lejos del nivel que siempre se esperó. La última vez que coronó un Gran Premio. Por el momento.

Abu Dabi 2018

El 25 de noviembre de 2018 quedará grabado en la historia como la última carrera de uno de los pilotos más grandes que han pasado por la Fórmula 1. El piloto bicampeón que no logró ni un tercio de lo que la gran mayoría confía debería haber cosechado. Una Fórmula 1 que no se entiende sin el Fernando Alonso que mañana se despide de ella. Por el momento.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?