Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

Fernando Alonso: la carrera de una leyenda de la Fórmula 1, paso a paso

Repasa cada una de las temporadas que el asturiano ha estado compitiendo por ser el mejor en la disciplina que más ama

Fernando Alonso celebra su victoria en el Mundial 2005. / ()

2001: Minardi

Fernando Alonso llega a la Fórmula 1 después de iniciarse en los karts y pasar por distintas categorías del automovilismo, como la Fórmula 3000. Lo hace como piloto oficial de Minardi, a la que llega por el interés de Renault de que empezara a sumar kilómetros en esta competición. Las limitaciones de su equipo eran más que evidentes. Minardi era el equipo más modesto de la parrilla, como demuestran los constantes abandonos del español por distintos problemas mecánicos y el hecho de que fue el único que no sumó ningún punto ese año.

Fernando Alonso, en su etapa en Minardi. / Getty Images

  • Carreras: 17
  • Victorias: 0
  • Podios: 0
  • Puntos: 0

2003: Renault

Flavio Briatore le llevó de regreso a la escudería Renault como probador, lo que hizo que en 2002 no disputara ningún gran premio. Un año después ocupó la plaza del británico Jenson Button y aprovecha la oportunidad logrando la primera victoria de su carrera. Fue el 24 de agosto en el GP de Hungría. Lo ganó con 22 años para ser el piloto más joven en ganar una carrera. Pese al dominio de Ferrari y de Schumacher, Renault tenía motivos para ser optimista con su monoplaza y con Fernando Alonso al volante.

  • Carreras: 16
  • Victorias: 1
  • Podios: 4
  • Puntos: 55

2004: Renault

Las posibilidades de Renault y de Alonso no tardaron en confirmarse. Aunque Schumacher y Ferrari volvieron a dominar el mundial, el asturiano dio un importante salto entrando en los puntos en 12 de las 18 carreras del capeonato. De hecho, Renault acabó en el tercer puesto de la clasificación de escuderías, lejos del primer puesto de la escudería del 'Cavallino Rampante' pero muy cerca de BAR Honda.

  • Carreras: 18
  • Victorias: 0
  • Podios: 2
  • Puntos: 59

2005: Renault

Fernando Alonso logró lo que muy poco tiempo parecía imposible: ver a un español como campeón del mundo. El reto era mayúsculo teniendo en cuenta que debía batallar contra una leyenda como Schumacher. Sin embargo, su gran rival fue el finlandés Kimi Raikkonen. El título se decidió en Brasil con un asturiano, que se convirtió en el campeón del mundo más joven a los 24 años. Fue el 25 de septiembre de 2005. Unos días antes recibió el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes.

Alonso celebra su victoria en Malasia en 2005. / Getty Images

  • Carreras: 19
  • Victorias: 7
  • Podios: 13
  • Puntos: 133 (campeón del mundo)

2006: Renault

Fue el año de la confirmación de Alonso y de Renault, que en esta ocasión sí tuvieron que competir con un Ferrari y un Schumacher con energías renovadas. La primera mitad de ese campeonato fue espectacular para el asturiano: seis primeros y tres segundos puestos en las nueve primeras carreras. Tuvo que esforzarse hasta el final en un desenlace que se decidió, en parte, por la rotura de motor del alemán en la penúltima carrera. Para celebrar el título, Alonso fue segundo en Brasil, donde Renault ganó por segunda vez consecutiva el título de constructores.

  • Carreras: 18
  • Victorias: 7
  • Podios: 13
  • Puntos: 134 (campeón del mundo)

Alonso celebra con su equipo el título de 2006. / Getty Images

2007: McLaren

La decisión de abandonar Renault para irse a McLaren cambió la carrera de Alonso. Fichó como campeón pero tuvo que luchar contra un compañero novato al que muy pocos conocían y que ahora cuenta con cinco títulos: Lewis Hamilton. Pero mientras ellos se desgastaban en una lucha interna que pocos entendieron, la guerra la terminó ganando Ferrari. Raikkonen logró su único título con solo un punto más que los dos pilotos de McLaren.

Alonso y Hamilton, una de las relaciones más conflictivas de la historia de la Fómula 1. / AFP / Getty Images

  • Carreras: 17
  • Victorias: 4
  • Podios: 12
  • Puntos: 109

2008: Renault

Fernando Alonso se refugió en su equipo de siempre sabedor de que perdía competitividad. No tuvo ninguna opción de competir por el título, por el que pelearon Hamilton en McLaren y Massa en Ferrari, pero logró dos victorias que nadie se esperaba. Fueron en Singapur y Japón. La primera de ellas estuvo rodeada de polémica por una decisión de Flavio Briatore. Según una investigación de la FIA, ordenó a Nelsinho Piquet, compañero de Alonso, forzar un accidente para favorecer a su compañero. La acción le costó una sanción de por vida al italiano. Quedó demostrado que el español nunca tuvo conocimiento de la treta.

  • Carreras: 18
  • Victorias: 2
  • Podios: 3
  • Puntos: 61

2009: Renault

El rendimiento del equipo cayó notablemente y a Fernando Alonso le tocó competir con cierta melancolía para entrar a duras penas en los puntos. Su mejor puesto, un tercero en Singapur, uno de sus grandes premios fetiche. Fue una temporada llena de especulaciones alrededor del futuro del asturiano y sobre la creación de un matrimonio que todos los aficionados españoles esperaban con la escudería Ferrari.

  • Carreras: 17
  • Victorias: 0
  • Podios: 1
  • Puntos: 26

2010: Ferrari

Lo que parecía que iba a ser un tándem imbatible se topó con una obra de arte de ingeniería de la escudería Red Bull con Sebastian Vettel al volante. Pese a que Alonso ganó en su debut en Baréin, le tocó enfrentarse a un equipo tan sólido que tuvo a sus dos pilotos peleando -también Mark Webber- hasta el final por el título. El desenlace de aquel mundial fue inolvidable. Red Bull jugaba con dos cartas y cuando Alonso trató de cubrir la entrada en boxes de Webber tuvo dificultades para avanzar posiciones mientras Vettel se encaminaba hacia la victoria y el título. Pocos olvidan las vueltas y vueltas que el asturiano dio detrás del ruso Vitaly Petrov sin lograr un adelantamiento que le habría dado su tercer campeonato de pilotos. El DRS, que no existía en ese momento, le habría ayudado.

Alonso ganó su primera carrera con Ferrari, pero la irrupción de los Red Bull le impidió ganar un tercer título de pilotos. / Getty Images

  • Carreras: 19
  • Victorias: 5
  • Podios: 10
  • Puntos: 252

2011: Ferrari

La segunda oportunidad salió todavía peor. Y no porque Red Bull y Vettel se mostraron todavía más intratables, sino porque Ferrari dio un paso atrás. De las cinco victorias del español se pasó a solo una, en Silverstone. La escudería italiana, con Massa como compañero del asturiano, fue tercera en la clasificación de pilotos superada también por McLaren.

  • Carreras: 19
  • Victorias: 1
  • Podios: 10
  • Puntos: 257

2012: Ferrari

El equipo recuperó competitividad a pesar de que el Red Bull de Vettel volvió a ser una apisonadora. Pero Alonso no se rindió en ningún momento pese a las cuatro victorias consecutivas del alemán en la recta final del Mundial. El asturiano llegó con vida a Brasil y un trompo de su rival en la salida le dio opciones de volver a ser campeón. Y mientras él logró ser segundo, Vettel logró remontar hasta la octava plaza para ser campeón en una remontada que tuvo a más de uno con el corazón en un puño.

  • Carreras: 20
  • Victorias: 3
  • Podios: 13
  • Puntos: 278

2013: Ferrari

Ferrari volvió a estar lejos de Red Bull y Fernando Alonso empezó a cansarse de ser segundo pese a estar en la mejor escudería de todos los tiempos. En Italia eran incapaces de contrarrestar el poder del equipo de Vettel, que ganó las últimas nueve carreras de forma consecutiva en una exhibición de dominio incontestable. El subcampeonato del asturiano no le causaba ninguna satisfacción pese a las victorias en China y Montmeló.

  • Carreras: 19
  • Victorias: 2
  • Podios: 9
  • Puntos: 242

2014: Ferrari

La jerarquía cambió en la Fórmula 1 y Mercedes empezó a demostrar un dominio que todavía continúa con Lewis Hamilton como principal referente. El inglés fue campeón y Rosberg, su compañero, logró la segunda posición. Ambos, con una ventaja casi insultante en un Mundial que se inventó la doble puntuación para la última carrera en el año que terminó sirviendo para menos. Alonso acabó el Mundial en la sexta plaza y Ferrari fue cuarto en la clasificación de escuderías. Ambos encontraron argumentos para el divorcio.

  • Carreras: 19
  • Victorias: 0
  • Podios: 2
  • Puntos: 161

2015: McLaren

El equipo británico regresaba a la F1 junto a Honda para tratar de repetir una pareja que fue leyenda con pilotos como Senna y Prost. Pronto quedó demostrado que aquello solo era un sueño. Alonso solo logró puntuar en dos carreras. El mejor puesto, un quinto en Hungría. Sin embargo, la tónica habitual fueron los constantes abandonos por problemas mecánicos, sobre todo en el motor.

La primera temporada en McLaren-Honda, como las demás, estuvo repleta de abandonos por problemas mecánicos. / AFP / Getty Images

  • Carreras: 18
  • Victorias: 0
  • Podios: 0
  • Puntos: 11

2016: McLaren

El equipo insistió en que todo iba a ser diferente, pero la historia fue casi la misma. Constantes problemas de motor, constantes pifias mecánicas y un Fernando Alonso más veces camino de los boxes que pasando bajo la bandera de cuadros. Muchas veces se habló de la posibilidad de evolucionar hasta lograr a algún podio pero la realidad fue tozuda y demostró que McLaren no estaba preparada para hacerlo.

Así quedó el McLaren de Alonso tras el espectacular accidente que sufrió en Australia en 2016. / Getty Images

  • Carreras: 21
  • Victorias: 0
  • Podios: 0
  • Puntos: 54

2017: McLaren

La historia se repitió en casi todos los sentidos. Y era una historia muy dolorosa para los seguidores de Alonso que asistían a la frustración de su ídolo mientras Lewis Hamilton conquistaba el cuarto título de su carrera deportiva. El mejor resultado se produjo en Hungría, donde el motor no es tan vital, con un sexto puesto. Ante la falta de emociones en la F1 McLaren abrió a Alonso las puertas de las 500 millas de Indianápolis. La experiencia, pese a liderar la carrera, acabó con un nuevo abandono.

  • Carreras: 20
  • Victorias: 0
  • Podios: 0
  • Puntos: 17

2018: McLaren

El equipo británico rompió con Honda y empezó a usar motores Renault para reavivar las esperanzas de sus aficionados y de los de Alonso. Los primeros resultados fueron prometedores: cinco carreras consecutivas entre los puntos. Pero eso no duró demasiado. El español volvió a tener otro aliciente, el del mundial de resistencia, que tiene opciones de ganar con el equipo Toyota. Pero la historia en la F1 se repitió una vez más para hacer que el adiós de Alonso de la competición que tanto ama -y a la que no cierra definitivamente las puertas- sea más bien amargo.

Alonso, en un acto celebrado esta semana en el circuito de Yas Marina, donde disputa su última carrera en la F1. / AFP / Getty Images

  • Carreras: 21
  • Victorias: 0
  • Podios: 0
  • Puntos 50
Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?