Últimas noticias Hemeroteca

Las princesas que huyen de los Emiratos

La hija del primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos fue secuestrada cuando intentaba huir del país y no se le ha visto en público desde entonces. Su hermana también corrió igual suerte

la princesa Latifa Mohammed, desaparecida desde que fuera secuestrada por hombres armados en alta mar, cuando intentaba huir de su pais. / ()

Latifa bint Mohammed al Maktoum es la hija del primer ministro de Emiratos Árabes Unidos y durante los últimos siete años de su vida, ha estado planeando la huida de su país y de su entorno familiar. Consideraba su casa y su familia como una prisión, aunque fuera de oro. Hoy la BBC publica un documental sobre su intento de fuga donde se desvelan los detalles facilitados por un antiguo espía francés y una profesora de capoeira finlandesa que la ayudaron. En el documental se entrevista a la tripulación filipina que estaba en el yate en el que huía Latifa y que fue abordado por hombres armados a unas 30 millas de la Costa India a principios del mes de marzo.

La joven de 32 años nunca ha vuelto a aparecer en público. Es la segunda hija del jeque que intentaba huir de su vida de lujo. Una hermana suya llamada Shamsa fue secuestrada en las calles del Cambridge en el Reino Unido tras conseguir huir de la mansión que la familia tiene en Surrey. La policía británica nunca investigó el hecho que se trató como un asunto familiar sin más recorrido.

Latifa grabó un vídeo antes de tratar de huir en el que explicaba con 16 años ya lo hizo, pero fue capturada en la frontera y encarcelada durante tres años y torturada. Ahora iba a planificar su segundo intento con mucha mas precaución. Lo hizo contactando con un empresario francés y antiguo oficial de la marina Hervé Jaubert porque había leído que el galo había escapado de Dubai tras meterse en problemas con las autoridades. Jabuert dijo que había buceado hasta un barco y navegado hasta la India. Latifa le escribió y él relata la historia a la BBC. “Hablábamos muy a menudo. En ocasiones ella me dijo que tenia ahorrado hasta 400.000 dólares para pagar su plan de escape y me contaba que había sido maltratada y oprimida buena parte de su vida. Las mujeres son tratadas como seres infrahumanos. Mi padre no puede seguir haciendo lo que nos esta haciendo a todas –le dijo a Jabuert."

Cuatro años antes Latifa había entablado contacto con Tiiina Jauhiainen, una finlandesa que daba clase de capoeira en uno de los palacios dela familia real. Se hicieron amigas y compañeras también de buceo, lo que fue una de las claves para sus proyectos de huir. Así que el día en cuestión, quedaron para desayunar muy temprano. Lo hacían habitualmente para que no sospecharan los guardaespaldas. La princesa de cambió de ropa, las gafas y se dirigieron hacia la frontera con Omán, que cruzaron en coche y se dirigieron al mar. 41 km en un bote hinchable y en moto de agua, hasta llegar a aguas internacionales donde el francés Jaubert les esperaba en un yate de bandera norteamericana. Iban hacia Goa en la India. Allí en el barco grabaron un vídeo en el que la princesa dice: “si estás viendo este video, no es buena señal. O estoy muerta o en una situación muy muy mala”. Latifa dijo que prefería morir en el barco a regresar con su familia.

Al día de hoy, nadie sabe de su paradero. Su familia no responde a las reclamaciones de las organizaciones de Derechos Humanos Internacionales, y sus amigas dicen que ha desaparecido y su cuenta de Instagram cerrada. Pidió ayuda a la prensa y a organismos en defensa de la libertad de expresión pero nadie ha sabido nada de ella. 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?