Últimas noticias Hemeroteca

El plan de Casado para que PP y Cs gobiernen con mayoría absoluta

  • Sugiere a Rivera que se mueva al centro-izquierda para optimizar recursos y gobernar juntos en seis meses o un año
  • Pablo Casado también buscará a Ciudadanos en Andalucía y ve a Vox "más Donald Trump que Marine Le Pen"

Pablo Casado, líder del Partido Popular, a su llegada al Congreso de los Diputados para celebrar el 40º aniversario de la Constitución / ()

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha aconsejado este jueves al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, que se centre en captar los votos del centro-izquierda para que PP y Ciudadanos "puedan gobernar con mayoría absoluta en seis meses o un año". Así se ha pronunciado Casado en una conversación informal con periodistas en el Congreso, tras asistir a la sesión solemne de homenaje a los 40 años de Constitución, en la que han intervenido Felipe VI y la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

Casado considera que el crecimiento del partido naranja en las elecciones andaluzas se debe a que ha robado muchos votos a Susana Díaz —cree que al menos 10 escaños proceden del PSOE—, lo que le ha permitido pasar de los nueve diputados que logró en 2015 a 21 en los comicios del pasado domingo.

El líder del PP ha recalcado que Ciudadanos tiene ahí un "boquete" y un "nicho" electoral para captar votantes de centro-izquierda. Por eso, ha aconsejado a Rivera que en vez de centrarse en la derecha se dedique al "centro" y ambos trabajen en "optimizar espacios".

"Así podríamos gobernar los dos con mayoría absoluta en un año o seis meses", ha afirmado literalmente Pablo Casado en esa charla con los periodistas, ante la posibilidad de que las generales se celebren en 2019. De hecho, esa convocatoria anticipada de elecciones es lo que viene reclamando a Pedro Sánchez con insistencia en los últimos dos meses.

Al ser preguntado cómo vería buscar un acuerdo permanente con Ciudadanos ante las citas electorales de 2019, para que se apoye al más votado sin condiciones como defiende el exministro José Manuel García Margallo, Casado ha reconocido que eso es complicado, aunque tiene buena relación con Albert Rivera.

Este miércoles, Margallo dijo que PP y Ciudadanos tienen que "comprometerse a apoyar sin condiciones ni reservas a aquel candidato que tenga mayor apoyo", algo que, a su juicio, "simplifica las cosas y evita conflictos" como los que se están viendo ahora tras los comicios en Andalucía.

Elecciones andaluzas

Casado ha anunciado además que buscará un pacto "global" con la formación de Albert Rivera en Andalucía tras los comicios del 2 de diciembre que incluya la Mesa del Parlamento y la investidura de Juanma Moreno como presidente de la Junta. El líder de los populares ha indicado que para conseguir esa alternancia en la Junta su "interlocutor" es el partido de Albert Rivera, con quien ha estado departiendo un buen rato este mismo jueves al coincidir en ese acto de cumpleaños de la Ley Fundamental.

Casado ha explicado que lo que busca el PP en Andalucía es un acuerdo "de 47 escaños" —como los que logró Susana Díaz en las elecciones de 2015—, al que se podría sumar después Vox. De hecho, considera que si el partido de Santiago Abascal no les apoya para que Moreno sea investido, tendrá que explicarlo a sus votantes.

Vox ya ha dicho públicamente estos días que promoverán ese cambio al frente de la Junta porque es lo que, a su juicio, han pedido los andaluces. Además, ha señalado que no quieren sillones, sino medidas y políticas, como el cierre Canal Sur, una reforma del Estatuto andaluz que devuelva las competencias de Sanidad y Educación al Estado, abrir una auditoria "por el fraude del PER" o un estudio detallado de "organismos superfluos", entre otras.

El líder del PP ha señalado que Vox acabará siendo lo que hagan el resto, los medios de comunicación y la sociedad en su conjunto. "Y en estos momentos, me parece que es más Trump que Le Pen", ha afirmado, para añadir que está por "más España" que por ir en contra de Europa.

El 27 de diciembre

Casado ha señalado que la negociación para ese cambio de Gobierno en la Junta será "global", de forma que el 27 de diciembre —día en que se constituirá el Parlamento andaluz— se conocerá el presidente de la Asamblea Legislativa y el candidato propuesto para el debate de investidura que se celebrará en enero. En las filas del PP consideran que lo "lógico" es que el partido de Rivera esté al frente del Parlamento andaluz y Moreno presida la Junta de Andalucía, ya que logró 26 escaños frente a los 21 de Cs. Hasta ahora, el partido naranja mantiene que su candidato Juan Marín se presentará a la investidura.

Casado ha admitido que las negociaciones prácticamente no han comenzado y que habrá que ver si se alcanza un acuerdo de investidura, de legislatura o de gobierno. Aunque no ha querido mostrar sus preferencias en público, en otro momento de la conversación ha llegado a hablar de un "pacto a la portuguesa", en alusión al acuerdo que logró el socialista Antonio Costa en el país vecino.

García Egea y Villegas, negociadores

El presidente del PP ha admitido que el hecho de que él tenga "buena relación" con Rivera ayuda en esta tarea de lograr un acuerdo. Además, ha subrayado que en Andalucía tiene que haber no solo un cambio de gobierno sino de "régimen". A partir de ahora se abrirán las negociaciones que pilotarán las direcciones nacionales de ambos partidos junto a los comités de PP y Ciudadanos de Andalucía. De hecho, este miércoles por la tarde ya tuvieron un primer contacto telefónico el secretario general del PP, Teodoro García Egea, y su homólogo en Ciudadanos (Cs), José Manuel Villegas. Ambos quedaron en reunirse la próxima semana.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?