Últimas noticias Hemeroteca

El Atlético no pasa del empate en Montilivi

  • Los de Simeone se adelantaron con un disparo de Griezmann (1-1)
  • El Girona puso el empate con un gol de Lozano que Adán no consiguió desviar

El Atlético de Madrid empató contra el Girona el Montilivi en el partido de ida de octavos de la Copa del Rey. Los de Simeone se adelantaron en el marcador con un gol de Griezmann, pero un gol de Lozano en la primera parte puso el 1-1. 

El Atlético de Madrid se presentó en Montilivi ante un Girona que estaba más que preparado para recibirle. Como bien demostraron los primeros minutos en el verde, los de Eusebio salieron con el clásico 3-5-2 que parecía efectivo. Un disparo de falta de de Aleix García amenazó por primera vez la portería de Adán, pero se fue por encima del larguero.

Los de Simeone tardaron en encontrarse. El Girona conseguía amenazar la portería rojiblanca especialmente a balón parado o en las contras. Con especial énfasis en el Choco Lozano, el Girona conseguía complicarle la andadura al atlético.

Pero Antoine Griezmann volvió a ser el acierto seguro de los colchoneros. El francés captó un balón largo y su inmediato remate, desde el punto del área, acertó en el larguero. El rebote chocó en Iraizoz y el guardameta no puedo hacer más.

La ventaja del principito amedrentó al Girona los primeros minutos: el dominio y la posesión era rojiblanca. No obstante, los de Eusebio supieron reaccionar a tiempo. En el 33’, y tras varios intentos de Doumbia y Paik, los locales encontraron el empate. Un disparo desde la chica del Choco Lozano se encontró con la manopla de Adán, no obstante, el guardameta no fue lo suficientemente firme y se puso el 1-1. 

Tras el pase por vestuarios, los del Cholo salieron más enchufados que en la primera parte. Lemar y Griezmann llegaron hasta la chica, donde un remate de cabeza de Kalinic se topó con un rápido de Iraizoz en las primeras jugadas de la segunda parte. 

Los rojiblancos presionaban pero no les acompañaba la suerte: un nuevo ataque de Griezmann y Correa acabó con un remate de Kalinic que se fue demasiado por encima del larguero. El asedio siguió siendo de los del Cholo: Godín no llegó por pocos centímetros a un remate de cabeza que podría haberles dado el 1-2.

Pero el Girona seguía intentándolo sin descanso. Ramalho captó un balón largo casi en la línea de fondo y la centró al segundo palo, donde Doumbia le esperaba para rematar raso y a bocajarro. Sin embargo, Adán estuvo rápido y evitó el segundo de los locales.

Ambos técnicos retiraron a sus goleadores para la recta final del partido. El Cholo sacó a Griezmann por Thomas, en busca de energías renovadas en lo que parecía un cambio acordado en un partido nada cerrado. Eusebio sacó a Lozano y metió a Borja García para reforzar el centro del campo.

No obstante la recta final del partido se podía resumir en una versión muy descafeinada de lo anterior. Ambos equipos parecían conformarse con el empate a uno. Una de las mejores ocasiones fue un disparo picado de Vitolo, pero de nuevo Iraizoz estuvo rápido y puso la manopla para sacarlo.

Los de Simeone tuvieron un par de ocasiones más en un intenso arreón final -con una caída de Lemar tras la entrada de Muniesa por la que pedían penalti-, pero no pudieron pasar del 1-1 cuando llegó el 93'.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?