Últimas noticias Hemeroteca

¿Por qué Portugal multa hasta con 600 euros a las ambulancias?

Las autoridades de seguridad vial lusas han emitido cientos de multas a ambulancias con importes que oscilan entre 250 y 600 euros

Las autoridades portuguesas insisten en multar a las ambulancias que superan los límites de velocidad / ()

La Liga de los Bomberos Portugueses denuncia que la Autoridad Nacional de Seguridad Viaria lusa (ANSR según sus siglas en portugués) ha emitido centenares de multas con valores de entre 250 y 600 euros a ambulancias de sus corporaciones por superar los límites de la velocidad en la carretera. Aunque los bomberos han presentado justificantes demostrando que las ambulancias en cuestión transportaban enfermos con cuadros médicos graves cuando se produjeron las infracciones, de momento la entidad reguladora rehúsa aceptar los documentos entregados.

Los bomberos lusos operan ambulancias del Instituto Nacional Emergencia Médica (INEM) portugués y frecuentemente se les encarga el traslado de enfermos graves desde la zona interior del país vecino a los hospitales especializados en grandes centros urbanos como Lisboa y Oporto. El Artículo 64 del Decreto-Ley nº 265-A/2001 establece que, siempre que no pongan en peligro a otros conductores, las ambulancias pueden hacer caso omiso a las normas de tránsito cuando participan en una misión de socorro urgente, e históricamente la ANSR, la autoridad estatal que gestiona la política gubernamental en todo lo relacionado con el ordenamiento viario en Portugal, se ha limitado a emitir notificaciones, y no sanciones, por excesos de velocidad.

En las pocas ocasiones en las que se han emitido sanciones, éstas siempre han sido archivadas al presentarse un documento justificando la urgencia de la situación, pero por algún motivo el protocolo hasta ahora vigente ha cambiado. Fuentes de la ANSR no han podido dar explicaciones sobre su nueva política con los bomberos, y se han limitado a señalar que los radares no distinguen las ambulancias de otros vehículos.

En declaraciones al Jornal de Noticias, Jaime Marta Soares, presidente de la Liga de los Bomberos, se ha mostrado indignado con la posición de la ANSR y subrayó que “por mucha multa emitida, no se ha producido ni un solo accidente por culpa de nuestros conductores y, por lo contrario, son muchas las vidas que se han salvado gracias a los bomberos que han sido eficaces en su trabajo”. Soares explica que, además de la multa impuesta a la corporación, los propios conductores de las ambulancias se enfrentan a la posible pérdida de puntos del carnet. Ante la aparente intransigencia de la ANSR, aconseja que los miembros de la Liga no paguen las multas y que dejen que los casos lleguen a los tribunales, para que la Justicia se pronuncie al respecto.

No es la primera vez que se produce un choque entre los conductores de las ambulancias lusas y las autoridades viarias. En abril del año pasado la Policía Municipal de Lisboa paró y multó a una ambulancia de la corporación de bomberos de Santarém por conducir 30 kilómetros por encima del límite establecido cuando éstos transportaban a un enfermo grave a un hospital de la capital lusa. En esa ocasión el Ayuntamiento de Lisboa afirmó que la multa se había impuesto porque los conductores no habían invocado el Artículo 64 al ser parados por la Policía, y posteriormente el proceso de sanción fue archivado.

El choque entre la Liga y la ANSR se produce cuando se vive un ambiente de enorme tensión entre los bomberos lusos y el Gobierno portugués. La mayoría de las corporaciones se han mostrado en contra del recientemente aprobado Estatuto de los Bomberos Profesionales que, según los sindicatos del sector, representa un “gran retroceso” comparado con la legislación vigente ya que facilita la reducción de salarios y penaliza los procesos de jubilación anticipada. Los bomberos exigen que se dignifique sus carreras, que se organicen sus jornadas en turnos máximos de 12 horas de duración y que se aumente el valor de sus pensiones. El enfado con el Gobierno les ha llevado a organizar manifestaciones a lo largo de los últimos meses, entre ellas una este lunes en Lisboa, en la que miembros del cuerpo intentaron invadir el Ministerio de Trabajo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?