Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

YouTube prohíbe los retos que pongan en peligro la salud del usuario

La compañía amplía sus políticas de control de contenido

El youtuber Jake Paul realiza el BirdBox Challenge. / YouTube

Durante los últimos años hemos sido testigos de retos absurdos que han tenido consecuencias nefastas para aquellos que han intentado cumplirlos. Desde el 'Kiki Challenge', en el que el usuario tenía que bajarse del coche en marcha para bailar una canción del rapero canadiense Drake hasta el 'Tide Pod Challenge', mediante el que varias personas decidieron que comerse una pastilla de detergente era una buena idea.

Tras el estreno de 'A ciegas', una película postapocalíptica en la que una mujer tiene y sus dos hijos buscan desesperadamente el modo de salvarse de una misteriosa presencia sobrenatural, Internet ha sido testigo de un nuevo y peligroso reto: 'el Birdbox challenge'. Concretamente YouTube, donde un grupo reducido de personas han comenzado a subir vídeos haciendo cosas cotidianas con los ojos tapados: desde caminar junto a un lago hasta cruzar la carretera.

YouTube pone fin a los retos que supongan un peligro para sus usuarios

Por esa misma razón, la compañía ha decidido acabar con todos aquellos vídeos de bromas, trucos o retos que puedan causar daño físico o psicológico. Después de escuchar a la comunidad, YouTube ha ampliado sus políticas de control de contenido y ha añadido nuevas directrices que prohíben subir vídeos sobre retos que pongan en peligro la salud de los usuarios de la plataforma.

A través de un comunicado, la compañía ha explicado que ha actualizado sus pautas externas para dejar claro que prohíben aquellos desafíos que representan un riesgo de peligro grave o incluso la muerte: "YouTube es el hogar de muchos desafíos y bromas virales, pero debemos asegurarnos de que lo divertido no cruce la línea para que también sea dañino o peligroso".

Las consecuencias de subir uno de estos vídeos

En caso de que un usuario suba algún vídeo con este tipo de contenido, la compañía lo eliminará e impondrá una restricción de 90 días en algunos de sus privilegios dentro de la plataforma. En caso de que un usuario incumpla las normas hasta en tres ocasiones en este plazo, la empresa procederá a eliminar la cuenta del usuario que haya compartido dicho contenido.

Pero no solo eso. La compañía también borrará todos aquellos vídeos que cuenten con miniaturas que contengan pornografía o violencia gráfica y aquellos que compartan enlaces externos que redirijan a contenido peligroso. De esta manera, la compañía pretende proteger a sus usuarios y evitar que sigan los pasos de youtubers que empleen la plataforma para fomentar la violencia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?