Últimas noticias Hemeroteca

Las razones del éxito de la canción infantil que se ha convertido en un 'hit'

El 'Baby Shark' llega incluso a la prestigiosa lista Billboard, donde se recogen los sencillos más vendidos en EEUU

La canción infantil Baby Shark, desarrollada por la empresa surcoreana dedicada a la producción de material pedagógico Pinkfong, se ha colado entre los vídeos más vistos de la historia de YouTube. Dos años después de su estreno en la plataforma, la canción disfruta de una segunda juventud en la que ha dejado de ser una canción dirigida a los más pequeños para convertirse en un auténtico fenómeno viral.

Tal ha sido el éxito de esta canción que incluso se ha colado en la prestigiosa lista Billboard, en la que se recogen los sencillos más vendidos en Estados Unidos. El pasado domingo, la revista incluía por primera vez a la canción del pequeño tiburón en la posición número 38, confirmando así el éxito de un tema que ha dado la vuelta al mundo gracias a su ritmo pegadizo. De esta manera, la canción desarrollada por Pinkfong ha conseguido superar a artistas como Camila Cabello, Future, XXXTentacion o Ariana Grande en su primera semana en la lista.

El éxito viral Baby Shark

Para remontarnos al origen de esta canción tenemos que viajar hasta la década de los años 90, cuando Shawnee Lamb y Robin Davies crearon esta pegadiza canción. Por aquel entonces, el tema se popularizo en guarderías y jardines infantiles, donde se narraba la historia de una familia de tiburones. Varios años más tarde, en 2007, la canción comenzaría a viralizarse en Alemania gracias a la versión de una profesora que triunfaría en Internet. Sin embargo, nunca ha llegado a tener el éxito de la versión coreana, que se ha convertido en una auténtica sensación.

Según ha dado a conocer la profesora asociada de la Escuela de Música Thornton de la Universidad de California al diario The Daily Beast, el éxito de esta canción reside en sus letras repetitivas y un ritmo rápido que activa el centro de placer en el cerebro: "La canción tiene una melodía simple que no es solo pegadiza, sino que también es muy fácil de cantar y memorizar".

Por esa misma razón, y al igual que sucedió con temas como 'Despacito', esta canción infantil que narra la historia de una familia de tiburones ha conquistado Internet. Tras viralizarse por primera vez en Indonesia, la canción ha conquistado el mundo gracias a plataformas como Tik Tok, donde cada vez son más las personas que se enfrentan al reto de Baby Shark.

Más de 2.000 millones de reproducciones y subiendo

Un reto que consiste en plantarse frente a la cámara y reproducir la pegadiza coreografía del videoclip, en la que uno grupo de niños y niñas interpreta a una familia de tiburones que se va de caza y luego regresa a casa, donde están fuera de peligro. Un vídeo que ya cuenta con más de 2.200 millones de reproducciones y amenaza con seguir creciendo.

De esta manera, el tema ya se ha colado entre los más reproducidos de la historia de YouTube. De hecho, la plataforma decidió incluir a la canción en su tradicional 'Rewind', en el que la compañía recoge los momentos más destacados del año. Pero no solo eso. Grupos de pop coreano como Girls' Generation y Blackpink también se han sumado a la moda del Baby Shark, popularizando todavía más esta canción.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?