Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 26 de Agosto de 2019

Otras localidades

Suárez y Messi salvan tres puntos de oro

  • El uruguayo aprovechó un rechace para dar ventaja al Barcelona en el 70' y Messi sentenció en el descuento
  • El Leganés había empatado el partido en la segunda parte en su primer disparo a puerta

en 30 segundos

El Barcelona saca tres puntos de oro de un partido trampa. Fue superior en todo momento, pero el Leganés consiguió empatar en la segunda parte el tanto inicial de Dembélé. Sin embargo, tras la entrada al campo de Messi, Suárez y el propio argentino decantaron las fuerzas.

La estrella. Si bien hasta que entró Messi no se decidió el partido, fue Dembélé el jugador más activo y acertado de los blaugranas hasta su retirada en el 65' por lesión.

La clave. La entrada de Messi en el 63', cuando el partido iba empate. Dos acciones del argentino decantaron el partido.

Dembélé hizo bueno el descanso de Messi que arriesgó Valverde pensando en Sevilla. O eso parecía. El propio técnico había manifestado que preparaba el partido de liga pensando que el miércoles tenía que visitar el Sánchez Pizjúan.

Una acción, en el minuto 8, en la que el mosquito dejó tirado a dos jugadores con un insultante acelerón, bastó para que viéramos algo que significa mucho. El Camp Nou ya murmulla cada vez que el francés toca el balón, claro identificador de que el que ya se ha convertido en uno de los indiscutibles, tiene el beneplácito de un público muy exigente.

Comandados por Dembélé, los culés llegaron al área con cuentagotas. Suárez lo intentó en el 23’ de volea desde dentro del área, pero la mandó a las nubes. Otra tendría el uruguayo en el 30’, pero sería un minuto más tarde cuando el crack del partido hiciera mover la balanza tras una jugada que bien merece una amplia descripción. Salida de órdago de Piqué, que mete un balón al hueco para Dembélé, quien se lo guisa con una jugada de derecha a izquierda, sirve para Jordi Alba y recibe del mismo desde dentro del área. Al primer toque, palo y gol. Una jugada que hemos visto mil veces entre Messi y Alba -y que volveríamos a ver al final del partido- y que copió a la perfección Dembélé.

Llegamos al descanso con un Leganés desangelado, con miedo al balón y sin poder contener a un Barcelona de más impulso que criterio. Se echó de menos, cómo si no, a Messi, con un Coutinho que desborda calidad, pero no termina de ponerla al servicio del colectivo. Nadie dijo que la adaptación a un estilo tan marcado como el blaugrana fuese fácil.

La tuvo para desquitarse el brasileño a la salida de vestuarios tras un taconazo de lujo de Dembélé, que no dejó de intentarlo en todo el partido, pero la mandó arriba del larguero.

ficha técnica

3 - FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Gerard Piqué, Thomas Vermaelen, Jordi Alba; Sergio Busquets, Carles Aleñá (Messi, min.64), Arthur (Rakitic, min. 64), Dembélé (min.69), Luis Suárez y Coutinho.

1 - Leganés: Cuéllar; Nyom, Rodri Tarín, Siovas, Omeruo, Jonathan Silva; Vesga (Eraso, min. 85), Recio, Óscar Rodríguez (El Zhar, min.85); En-Nesyri y Braithwaite (Santos, min.78).

Goles: 1-0, min. 32: Dembélé. 1-1, min. 57: Braithwaite. 2-1, min. 71: Luis Suárez. 3-1, min. 92: Messi.

Árbitro: De Burgos Bengoetxea (Comité vasco). Mostró cartulina amarilla a Braithwaite (min.8), Busquets (min. 12), Tarín (min. 22), Omeruo (min.30), Aleñá (min. 54) y a Sergi Roberto (min. 60).

Y entonces ocurrió lo inesperado, prácticamente improbable, pero posible por derecho propio de este deporte. El Leganés empató el partido en una jugada aislada, de total eficiencia. Balón de Nyon para En-Nesyri, que hace lo que mejor se le da y le pone un balón espectacular al segundo palo al fichaje de oro Braithwaite, que llega con todo para poner el empate en el 56’ en el primer remate del Leganés.

Rápidamente quiso reaccionar el que había encauzado el partido para el Barça, pero el remate del mosquito desde dentro del área se fue demasiado cruzado. Poco después Braithwaite estuvo a punto de poner bocabajo el Camp Nou con un eslalon de mucho mérito. Sergi Roberto cortó la jugada a la perfección con la correspondiente tarjeta amarilla, que bien es aceptada cuando evitas que el delantero rival se plante en clara ocasión. 

Acción - reacción, cuando el Barça encajó el gol, Valverde llamó a Messi y pocos minutos después ya estaba sobre el campo. No pudimos disfrutar del mejor de la noche y el mejor del mundo, porque Dembélé se retiró con claros gestos de dolor en su tobillo izquierdo tras una acción. Sería el argentino el que inventó una jugada de la nada cuando llevaba siete minutos en el campo, con un recorte y un disparo sobresalientes, que Cuéllar sacó con una parada de igual mérito. Sin embargo, el más listo y rápido de la clase fue Suárez, que llegó al rechace y puso el 2-1. Los jugadores pepineros pidieron falta sobre el portero, pero a pesar del contacto, De Burgos Bengoetxea entendió que no había falta, decisión que ratificó el VAR.

Otro de los hombres del partido fue Vermaelen, que hizo un corte que bien vale un partido para evitar en el 83' que Santos rematara a bocajarro desde dentro del área.

En el descuento Messi sentenció con aquella jugada tan típica que Jordi Alba ya había hecho con Dembélé en la primera. Gol con la derecha y tres puntos para mantener los cinco sobre el Atlético, tras un partido trampa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?