Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La incertidumbre del 'brexit' tiene a las universidades en vilo

Rectores e investigadores admiten que nadie sabe que puede ocurrir en caso de que no haya una salida acordada

Patio e la Universidad de Oxford. /

La situación es de absoluta incertidumbre: el acuerdo para una salida pactada del Reino Unido de la Unión Europea se atasca en el debate político y el día a día se resiente. Las universidades y la comunidad científica británica reconocen que el tema les está afectando, no sólo ahora que se acerca el día D (29 de marzo ), sino desde que se conoció el resultado del referéndum: "Toda la comunidad científica investigadora en Reino Unido está viviendo toda esta situación con incertidumbre y con preocupación. Es normal. El referendum sobre el Brexit fue hace dos años y medio, la fecha de salida está fijada para apenas dentro de dos meses pero aún no se sabe a ciencia cierta si va a haber acuerdo y de qué tipo. Son más dos años de incertidumbre, de no saber que va a pasar, de vaivenes políticos incluso... y la ciencia lo que necesita es planificación a medio y largo plazo. Todo esto imposibilita ese tipo de planificación y crea dudas de cuál a va ser la situación que vamos a tener de aquí a unos pocos meses", explica Javier Escudero, presidente de la Sociedad de Científicos Españoles en el Reino Unido (CERU) y profesor en la universidad de Edimburgo. 

Las principales universidades del Reino Unido han advertido de que ya están notando los efectos. El Russell Group - que agrupa a las más importantes entre ellas Oxford y Cambridge - ha asegurado que las matriculaciones de este curso (2018-19) de estudiantes de la UE han caido un 3% y hasta un 9% para los investigadores de posgrado. Es el primer descenso desde 2013. En una nota la semana pasada su director ejecutivo señalaba que lo que está en juego es mucho más que el dinero de las matriculaciones: "Estas son algunas de las personas más brillantes y mejores a las que podríamos llegar en carreras profesionales o académicas. Entonces, perdemos dos veces: primero de la investigación que habrían hecho aquí y segundo, ya que es más probable que desarrollen sus trayectorias profesionales a largo plazo en otros lugares. La continua incertidumbre en torno al brexit realmente no nos ayuda a competir como antes", escribía Tim Bradshaw.

El español Javier Escudero coincide en que Reino Unido se enfrenta a una previsible "fuga de cerebros": "Además de la posible falta de fondos o de las dificultades para viajar y trasladarse el problema es que si el país deja de ser atractivo eso implica que investigadores brillantes no querrán venir al Reino Unido preferirán irse a otros países y del mismo modo investigadores que están aquí pueden plantearse irse fuera". La CERU realizó una encuesta en 2018 con un resultado muy contundente: "Constatamos que  de nuestros socios - que son unos 650- sólo un 15% vendría al Reino Unido en las circunstancias de entonces a, un 40-45% no estaban seguros de sí vendría y otro 40-45% aseguró que no vendría. Esto refleja que el Reino Unido ha pasado a ser, por desgracia, debido a toda la incertidumbre un país menos atractivo para los investigadores".

De momento las universidades reconocen que están a verlas venir y que su margen de maniobra es limitado. Josep María Garrel, rector de la Universidad Ramón Llull y vocal en la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE) explica que "lo que podemos hacer es anticipar dudas, preguntas y lo que podemos es, de un modo u otro, incidir en nuestros Gobiernos a que intenten de alguna manera llegar a acuerdos. Pero este es otro nivel político". Garrel admite con cierta desolación que a estas alturas no tiene respuestas sobre lo que puede ocurrir: "Por desgracia, en un entorno absolutamente incierto y que además se está moviendo día tras día, pocas respuestas tenemos y muchas dudas. Es distinto lo que nosotros intuíamos en noviembre a cuando hoy en día ves las noticias que vienen del Reino Unido"

Garrell ha estado al frente de los contactos entre la CRUE y la conferencia de rectores británica. En noviembre emitieron un comunicado conjunto en el que celebraban que el acuerdo de salida entre el Gobierno de May y la Comisión Europea permitiera mantener casi sin cambios entre otros, el programa Erasmus + y el de investigación Horizonte 2020.

El rector de la Ramón Llul insiste en que en el caso de una salida sin acuerdo, algo que ahora no se ve tan imposible, es difícil de predecir las consecuencias: "Imagínese usted un consorcio de investigación entre distintas universidades financiado por el programa Horizonte 2020 en el cual hay una universidad que es del Reino Unido. Automáticamente el día 30 de marzo esa universidad pasa a ser de un tercer país. Es probable que ese consorcio de investigación no cumpla los requisitos mínimos para participar. Entonces ¿qué es lo que se va a hacer? ¿qué decisiones van a tomar los distintos Gobiernos porque son proyectos plurianuales, con inversiones, con gasto comprometido etc...Es decir, lo que puede ocurrir en el caso de un Brexit duro sin ningún tipo de acuerdo a la mañana siguiente yo creo que nadie lo sabe No sé si es que yo soy optimista o no pero yo espero que el sentido común impere y que en ninguno de los escenarios podamos ver un Brexit duro. Igual el escenario de posponer la salida dar más tiempo para le negociación sería lo más recomendable. Es absolutamente imprevisible que puede pasar a la mañana siguiente".

En cualquier caso el rector asegura que si hay un Brexit duro la universidad y la ciencia serán el menor de los problemas para los británicos algo en lo que coincide con Javier Escudero: "La falta de reactivos o productos de laboratorio no será nada si hay desabastecimiento en los supermercados".

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?