Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

La triste historia de Nastasia Urbano, la 'top model' que duerme en las calles de Barcelona

La modelo aspira a encontrar un trabajo para recuperar una vida normal

Urbano protagoniza la portada de Vogue España en 1981. /

Después de dar sus primeros pasos como modelo en Barcelona, Nastasia Urbano viajaba a Nueva York en 1981 para iniciar una carrera repleta de éxitos. Con apenas 20 años, y después de trabajar junto al fotógrafo Fabrizio Ferri en Milán, Urbano saltaba el charco con el objetivo de convertirse en uno de los rostros más reconocibles de la moda a nivel mundial durante los años 80. Y no tardó mucho tiempo en conseguirlo.

Una vez allí, la española firmaba con la prestigiosa agencia de modelos Ford, un movimiento que le ayudaría a coronarse en uno de los rostros más populares del momento. Durante aquella etapa en Estados Unidos, la modelo se convertiría en la imagen de marcas como Revlon, Opium, Virginia Slims o Yves Saint Laurent e incluso protagonizaría la portada para 'Vogue España' en 1981.

Gracias a ello, la modelo pudo codearse con algunos de los rostros más conocidos de la escena americana, tal y como explica durante una entrevista para El Periódico: "Yo cenaba un día con Jack Nicholson, otro día con Andy Warhol. O con Roman Polansky, o con Harrison Ford. Estuve en fiestas con Melanie Griffith, con Don Johnson, con Simon y Garfunkel. Estuve a punto de ir a la boda de Madonna con Sean Penn porque estaba invitado David Keith, el de 'Oficial y caballero', y yo en esa época salía con él, pero ese día nos levantamos con tal resaca que no pudimos ni levantarnos. Lo tenía todo, vivía como una reina".

La caída a los infiernos

Dado que hizo mucho dinero durante aquella época (llegando a cobrar un millón de dólares por 20 días de trabajo), la modelo contactó con un banquero amigo para que le gestionara su riqueza. Un banquero, que acabaría siendo su marido, que se aprovechó de la modelo para quedarse con toda su fortuna: " Lo pagaba todo con mi dinero. Al segundo día de conocerle quiso que le comprara un BMW, y yo, como una tonta, le hice el cheque. Estaba enamorada. Si no confías en la persona de la que estás enamorada, ¿en quién confías? Pero él no. Él no me quería".

Una jugada que provocó que Urbano se quedara sin dinero y sin un techo bajo el que cobijarse. En la actualidad, la modelo de 57 años tiene que dormir en los cajeros de Barcelona, donde intenta ganarse la vida con trabajos precarios. No obstante, sus escasos ingresos no le permiten tener un techo fijo, tal y como demuestran los tres desahucios que ha sufrido durante los últimos años. 

"Quiero vivir, no sobrevivir"

No obstante, la modelo catalana no se rinde: "Yo quiero vivir, no sobrevivir". Urbano aspira a encontrar un trabajo para recuperar una vida normal para que su familia no tenga que volver a preocuparse por ella: "Quiero que mis hijos me vean bien. Quiero recuperarme como persona para estar a su altura, que estén orgullosos de mí. Quiero que vivan su vida sin preocupaciones. Que no sufran más por mí".

De hecho, confiesa que quiere recuperarse para poder disfrutar junto a sus nietos: "Quiero que mis nietos puedan ir a mi casa a merendar, y poder hacerles unas galletitas. Soy buena haciendo galletas. ¿Yo voy a tener eso? No sé. Creo que no. He vivido bien porque podía vivir bien, pero yo me adapto a lo que haga falta. Necesito un respiro".

La reacción a la entrevista

Tras la publicación de esta entrevista, un grupo de antiguas compañeras de trabajo de Urbano se han organizado para ayudar a la exmodelo, tal y como explica Ruth Schuler a El Periódico: "Estamos reuniendo a más gente, se están apuntando muchas personas. Lo primero es hablar con ella, saber cómo está y qué necesita. Cada uno por su lado está recopilando información para ver de qué manera la podemos ayudar. Ayudarla de una forma que sea sensata".

Bajo su punto de vista, abrir una cuenta a su nombre podría no ser la solución: "Hemos pensado en acudir al programa para personas sin hogar del Hospital Sant Joan de Déu. Ayudarla en las gestiones, por supuesto, pero sobre todo que sepa que no está sola, que hay gente que la aprecia y que la recuerda de esa época. Hay que concretarlo, pero se está apuntando mucha gente".

Por otro lado, el antiguo modelo y responsable del taller de costura HH International Modeling Hernando Herrera ha explicado que está dispuesto a volver a formar a Urbano, ya que tiene que "mucho que aportar" en el mundo del modelaje: "Podría hacer muchas cosas, no solo de modelo, sino también dar conferencias, charlas de moda y un sinnúmero de actividades. Yo estoy dispuesto a volver a formarla y a hablar con fotógrafos y agencias para que vuelva a trabajar".

Mientras tanto, la responsable de Foto K, Esteve Llanes, también ha tendido su mano para que la modelo pueda trabajar para formar a nuevas modelos: "Hacemos talleres con modelos y creo que de alguna manera ella podría compartir su experiencia con estas mujeres que empiezan". Por lo tanto, el mundo de la moda se moviliza para ayudar a la que fuera uno de los rostros más populares de los años 80 en estos momentos tan difíciles.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?