Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 21 de Agosto de 2019

Otras localidades

La complicada posición común de los países europeos sobre Guaidó: Italia, Grecia y Austria no lo reconocerán

Austria, Grecia, Italia están entre los que tienen reservas y no están dispuestos a reconocer a Guaidó como presidente Interino

Juan Guaidó durante la presentación del 'Plan País' para la transición en Venezuela / ()

No parece que pueda haber ‘posición común’ de los 28 estados miembros de la Unión Europea a la hora de reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, algunos con posiciones tan peregrinas como la austriaca, donde mantienen su rechazo a reconocer de modo expreso a Guaidó aduciendo cuestiones legales y porque en principio, Austria no reconoce gobiernos, sino estados. Así lo ha explicado la ministra de Exteriores del ejecutivo austriaco, Karin Kneissel.

Aunque pueda sonar extraña la posición de Austria, donde gobierna la extrema derecha en coalición, de no reconocer explícitamente a quien es acólito político suyo, lo cierto es que sí le han mostrado el apoyo que pueden darle como presidente de la Asamblea Nacional a quien sí reconocer como órgano legal.

El domingo, España, Francia y Alemania además del Reino Unido podrían dar a conocer ese reconocimiento explícito de Guaidó si Nicolás Maduro no convoca elecciones. Junto a ellos Polonia, Bélgica, Países Bajos o Portugal también se sumarían a este ultimátum.

Pero países importantes dentro de la Unión Europea como Italia o Grecia ya han dicho que no lo harán para no cometer el error de Libia o actuar de modo injerencista en los asuntos internos de otro país. En Italia gobierna una coalición de extrema derecha y extrema izquierda. Son estos últimos los que llevan las riendas de los asuntos de política exterior y de ahí se traduce esta negativa.

Grecia, donde gobierna la izquierda de Tsipras, descarta el reconocimiento inmediato de Guaidó, junto a Chipre y Eslovaquia. De momento y con estas desavenencias sobre la mesa, no es la Unión Europea la que reconoce, sino los estados miembros.

A estas posiciones divergentes hay que sumar la precaución señalada por Luxemburgo que pide valorar antes las ‘consecuencias jurídicas’ de un reconocimiento de estas características, mientras que Suecia descarta un reconocimiento claro alegando que ellos también ‘reconocen estado y no personalidades o gobiernos’.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?