Fútbol
Liga Santander

El Atleti no pudo aprovechar la oportunidad y pincha en el Villamarín

El Betis se impuso a los rojiblancos por 1-0 con un único gol de penalti de Canales, tras una mano en el área de Filipe Luis

El Atlético no pudo y desaprovechó una oportunidad de oro. Podía dormir a tres puntos del líder, pero no solo no pudo ganar a un siempre combativo Betis, sino que cayó en el Villamarín tras un único gol de Canales de penalti.

Los segunda parte deparó toda la emoción y oportunidades que no tuvo la primera, pero a pesar de todo, incluso de quitarle el balón a los rojiblancos en algunos tramos del partido, los del Cholo cayeron por primera vez, tras ocho partidos fuera de casa invictos. 

el resumen en 30 segundos

Resumen. El Atleti no pudo y le faltó finura para intentar aprovechar alguna que otra ocasión para hacer efectiva la oportunidad que tenían de recortarle dos puntos al líder. Canales transformó un penalti para el Betis, tras una mano en el área de Filipe Luis, y que supuso el 1-0 definitivo. La clave. El Betis perdió el balón durante buena parte de la primera mitad, y el descanso le vino ben para aclarar las ideas, volver a jugar con su estilo, desde la posesión y finalmente tuvo el premio que estaba buscando. Supo evolucionar en el partido y sufrir cuando le tocó en los minutos finales. La estrella. Canales ha participado en cuatro de los últimos cinco goles del Betis. El acierto del centrocampista vuelve a darle tres puntos a los rojiblancos y el español se autoproclama capitán y estandarte de este Betis histórico de Setién. 

Por su parte, los de Setién solo ha perdido uno de sus últimos siete partidos como local y con estos tres puntos, empata a Getafe y Alavés, que estaban quinto y sexto respectivamente. 

El partido tenía varios alicientes. El primero de ellos era el duelo y choque de estilos antagónicos en el fútbol moderno, Quique Setién y el Cholo Simeone; sin embargo, la mayor motivación para los rojiblancos era poder recortarle puntos al Barça, tras su pinchazo en forma de empate contra el Valencia ayer.

El Atleti tenía que tratar asaltar el Villamarín con bajas sensibles, sin Costa, Koke, Saúl o Godín, prácticamente su seguro en defensa y sus máximos creadores y directores de orquesta. El partido comenzó vibrante, en el que la primera gran oportunidad no se iba a hacer esperar.

Con tan solo dos minutos de juego y a la salida de un córner, Mandi remataba a quemarropa un balón que iba nada menos que a la escuadra, pero que no acabó dentro porque súperOblak apareció, en un vuelo sin escalas, para meter una mano que parecía imposible, mientras que toda la grada se llevaba las manos a la cabeza.

El defensa del Real Betis Javi García (i) salta por encima del portero del Atletico, Jan Oblak

El defensa del Real Betis Javi García (i) salta por encima del portero del Atletico, Jan Oblak / Jose Manuel Vidal

Al empezar así, todo podía indicar que las ocasiones se sucederían en ambas áreas. Nada más lejos de la realidad, esta fue la única oportunidad de toda la primera parte. Desde ese momento, el Betis no pudo controlar el dominio de la posesión, mientras que el Atleti no pudo hacer efectivo ese control, al menos territorial, en forma de disparos a puerta.

Los del Cholo lograron lo que a priori parecía imposible, y era quitarle el balón a los de Setién. Los verdiblancos no acababan de sacudirse la presión del Atleti, hasta tal punto que desde la grada se oyó algún tímido pito, exigiendo a su equipo que no podía salir de su campo. Los colchoneros estaban muy bien plantados y muy organizados, lo que provocaba que los jugadores del Betis movieran lento el esférico y a la vez al Atleti le diera tiempo a ajustar sus líneas y hacer inoperativas las posesiones de los locales.

En los primeros compases se pudo ver algo que sin duda a la afición del Wanda le iba a agradar, y era esa primera combinación y el buen entendimiento entre la nueva dupla de ataque, entre Morata y Griezmann, quienes dejaron algún detalle, pero se vieron muy sacrificados en un primer tiempo sin oportunidades. El descanso llegó cuando el partido estaba sumergido en una dinámica muy gris, donde nadie logró intimidar a los porteros.

Morata y Griezmann durante el partido

Morata y Griezmann durante el partido / MARCELO DEL POZO

Simeone no quiso esperar y buscó profundidad por las bandas, cambiando a Arias, que tenía amarilla, por Filipe Luis. En el campo, el Cholo ya contaba con esa dupla de laterales que tantas alegrías le ha dado, como son el brasileño y Juanfran Torres.

Por precaución, Setién tampoco tardó mucho en retirar a Bartra del terreno de juego, sin duda, pensando en la ida de semifinales de Copa contra el Valencia. Nada más ser sustituido por Sidnei, el Atleti tuvo su primera ocasión desde las botas de Griezmann, que golpeó abajo con intención, pero se le marchó fuera. Lo importante es que el partido parecía haber cambiado, al menos en actitud, y hacía presagiar ocasiones para los últimos 45 minutos.

Prácticamente en la siguiente jugada, el Atleti volvió a pisar área rival, y en una ación muy dudosa, Morata cayó al suelo mientras que todo el banquillo y jugadores visitantes exigían penalti. David Medie no lo concedió y el VAR no entró al considerar esta una jugada interpretativa.

El centro del campo parecía resquebrajarse y el encuentro empezó a ser un ‘toma y daca’, sucediéndose llegadas y, aunque los porteros no estaban teniendo demasiadas dificultades, ya estaban teniendo que intervenir en algún disparo.

Gol de Canales (p) (Betis 1 - Atlético 0)

01:49

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://cadenaser.com/embed/audio/460/001RD010000005395993/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

En ese momento, el Betis abrió la lata. Un centro desde la banda izquierda que Filipe controló para despejar, pero con la visible ayuda de su mano. El árbitro esta vez no dudó, vio la acción y señaló la pena máxima. El penalti lo convirtió Canales en el minuto 65. Oblak, que había parado la mitad de los penaltis que le habían tirado (7/14), no se venció, el centrocampista también aguantó y aunque adivinó el lado, nada pudo hacer para detener un disparo perfectamente ejecutado por el español, enviándolo allí donde los porteros no pueden llegar, al lateral de la red. Tirando de hemeroteca, este se convertía en el primer gol que Setién metía al equipo del Cholo.

El Atleti buscó la reacción rápida, y sin casi tiempo para celebrarlo, Griezmann se la jugó y solo el palo evitó el empate. El francés buscó la escuadra derecha, Pau López no pudo llegar y la madera salvó al Betis.

El partido se quedó sin dueño y se estaba más cerca del 2-0 que de la igualada. Una de las cosas más preocupantes para el Atlético Madrid es el caso de Lemar, que al igual que Coutinho en el Barça, está sometido a un continuo examen y no acaba de demostrar ni firmar un gran partido con la camiseta rojiblanca. Vitolo, que llevaba cuatro partidos fuera por lesión, sustituyó al francés.

El Atleti siguió intentándolo, empezando a someter a asedio a la portería del Betis. Lo intentó desde dentro del área, de fuera y de falta, pero daba la sensación de ser uno de esos partidos que aunque se jueguen otros 90 minutos, los rojiblancos estaban gafados de cara a gol. Además, Setién buscó amarrar el resultado y cambió a Joaquín por Javi García, haciendo casi una defensa de seis, típica de balonmano.

Así terminó el partido, con un Atleti que fue un quiero y no puedo y el Betis que sonríe y ya mira a los puestos europeos como una realidad, pero ya pensando en su siguiente partido para seguir haciendo historia, las semifinales de copa contra el Valencia. 

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00