Últimas noticias Hemeroteca

Flavio Bolsonaro, hijo del presidente de Brasil, acusado de lavar de dinero

El senador brasileño se niega a responder las preguntas de los fiscales y de la prensa

Foto de archivo de Flavio Bolsonaro, junto a su padre y presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. / ()

Flavio Bolsonaro, hijo del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha sido acusado de lavar de dinero con, al menos, dos apartamentos de lujo comprados en Río de Janeiro, según fiscales federales y una información publicada en medios locales este miércoles.

Las acusaciones de corrupción vertidas sobre Flavio Bolsonaro, flamante nuevo senador federal, afectan a la imagen de limpieza y ejemplaridad con la que su padre conquistó la presidencia del país tras las elecciones del año pasado.

Flavio Bolsonaro no ha querido reunirse con los fiscales para ser interrogado y elude constantemente las petición de explicaciones por parte de los medios. En un comunicado sostenía que las últimas acusaciones son infundadas y no prosperarán.

La Corte Suprema de Brasil rechazó a principios de este mes una apelación de Flavio para detener una amplia investigación sobre numerosos pagos sospechosos en efectivo realizados en la cuenta de su ex conductor, Fabricio Queiroz.

Flavio Bolsonaro, su padre y Queiroz han dicho que son inocentes de cualquier delito. El escándalo surgió después de que el Consejo para el Control de Actividades Financieras (COAF) identificara 48 depósitos sospechosos por un total de 100,000 reales (unos 25.000 euros) depositados en un solo mes en 2007 en la cuenta bancaria de Flavio. El COAF también encontró 7 millones de reales en transacciones financieras sospechosas en cuentas que pertenecen a Queiroz.

El periódico O Globo informó el miércoles que había tenido acceso a una investigación de la policía federal sobre los negocios inmobiliarios que Flavio llevó a cabo entre 2014 y 2017 y que supuso un "aumento excepcional" en su patrimonio neto. El documento de la policía no proporcionaba detalles sobre qué acuerdos de apartamentos o cantidades de dinero estaban involucrados.

Ese periodo de tiempo es aproximadamente el mismo que cuando los 7 millones de reales en transacciones sospechosas fluyeron a través de la cuenta bancaria de Queiroz. La oficina del fiscal general confirmó que había recibido el caso de la policía federal, pero no proporcionó detalles y ha declinado dar más explicaciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?