Últimas noticias Hemeroteca

Un manifestante pierde una mano tras estallarle una granada en otro sábado de protesta de los 'chalecos amarillos'

El hombre cogió una granada lacrimógena lanzada por los antidisturbios con la intención de reenviarla contra los agentes

Según fuentes policiales el hombre cogió una granada lacrimógena lanzada por los antidisturbios con la intención de reenviarla contra los agentes / ()

Un manifestante que participaba en la protesta de los "chalecos amarillos" en París perdió este sábado una mano durante los enfrentamientos con las fuerzas del orden, cuando un grupo trataba de forzar las verjas de seguridad de la Asamblea Nacional.

Según fuentes policiales citadas por la cadena "BFM TV", el hombre cogió una granada lacrimógena lanzada por los antidisturbios con la intención de reenviarla contra los agentes, pero el artefacto le estalló en la mano y se la arrancó.

Los enfrentamientos tuvieron lugar en la puerta de la Asamblea Nacional, sede del Parlamento francés, durante el decimotercer sábado de protestas del movimiento de los "chalecos amarillos".

Los bomberos evacuaron al herido, que según los testigos no vestía chaleco amarillo, la prenda identificativa de los que se adhieren a este movimiento que se manifiesta en Francia contra el Gobierno de Emmanuel Macron desde el pasado mes de noviembre.

Decrece la participación en la décimotercera protesta de "chalecos amarillos"

A media tarde la Prefectura de Policía confirmó a Efe que 21 personas habían sido detenidas en la capital. Según cifras del ministerio del Interior, 12.100 personas se manifestaron en todo el país, de las cuales 4.000 dentro de la capital.

La protesta se repite este sábado en las principales ciudades del país, como Marsella, Niza, Burdeos o Montpellier, donde no se han registrado incidentes hasta la hora. En París, la marcha recorre las principales instituciones del país, desde el Arco del Triunfo, pasando por el ministerio de Asuntos Exteriores, la Asamblea Nacional y el Senado. 

Las demandas también se han multiplicado: este sábado, los "chalecos" llevaban carteles a favor del "Frexit", la salida de Francia de la Unión Europea, otros pedían "un mundo mejor" y otros reclamaban la dimisión de Macron. Para muchos, la principal denuncia este sábado era contra la respuesta policial a las manifestaciones.

La conocida como ley antialborotadores, aprobada esta semana en primera lectura en la Asamblea Nacional con la voluntad de reducir los disturbios en las protestas, fue también uno de los principales blancos de los "chalecos", que la califican de liberticida.

En paralelo, quienes han tratado de organizarse de cara a las elecciones europeas de mayo (al menos cuatro grupos han mostrado su intención de constituirse en partido) han evolucionado en sus demandas.

La precursora de uno de estos grupos, Jacline Mouraud, del partido "Los Emergentes", publicó un texto en el que proponía, entre otras medidas, una reforma del Ejecutivo para suprimir el cargo de primer ministro o el de presidente, pero también una reforma profunda de la Constitución y la igualdad salarial.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?