Últimas noticias Hemeroteca

José Blanco y Ana Pastor recalcan que no hubo estrategia para dar un relato en el accidente del Alvia de 2013

El ex-ministro de fomento socialista ha recalcado que "si el maquinista hubiera hecho" lo que debía, ahora no estarían en esta situación

Comisión de Investigación sobre el accidente ferroviario ocurrido en Santiago de Compostela el 24 de julio de 2013 / ()

Los dos ex ministros de Fomento, José Blanco (PSOE) y Ana Pastor (PP) han comparecido este lunes en el Congreso de los Diputados con motivo de la investigación del accidente del Alvia en julio de 2013.

José Blanco ha señalado que en la construcción y puesta en servicio de la línea de Alta Velocidad de Madrid a Santiago en la que se produjo en 2013 el accidente del Alvia, "no se tuvo en cuenta el tiempo electoral" y recuerda que se cumplieron los plazos de ejecución marcados por los contratos.

Durante su intervención en la comisión que investiga el accidente que causó 80 muertos y dejó 144 heridos, ha apuntado además que los modificados que se plantearon "conllevaron retrasos" y no un recorte en el tiempo de ejecución para llegar a inaugurar antes de las elecciones de 2011.

En este sentido, ha reforzado su argumento señalando que durante esa época, él estaba sometido a un escrutinio político y personal que, de haberse adelantado plazos para inaugurar, "se hubiera armado la marimorena" y se le hubieran "echado encima". Además, ha puntualizado que las obras que se adelantaron fueron las de electrificación del tramo de Santiago a A Coruña, "pero eso no tiene nada que ver con montaje o seguridad de la vía".

Además, ha recalcado que tras las elecciones del 20 de noviembre de 2011, trasladó a la comisión entre Gobierno y PP, que se generó para el traspaso de poderes, la posibilidad de retrasar la puesta en servicio de la línea y dejarla en manos del nuevo Gobierno. Según ha apuntado, la respuesta que recibió fue que "no había problema alguno en la puesta en servicio".

Por su parte, la presidenta del Congreso de los Diputados y exministra de Fomento cuando se produjo el accidente del Alvia en julio de 2013, Ana Pastor, ha señalado que "jamás dio una instrucción para que no se facilitara toda la información" que demandara el juez instructor.

Al respecto, ha añadido que, al contrario, se puso en conocimiento de la autoridad judicial y de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) todo cuanto se recabó.

No hubo ninguna estrategia para ofrecer un relato

El exministro de Fomento José Blanco ha señalado en reiteradas ocasiones que nunca sugirió, alentó o participó de ninguna estrategia, "solo o con terceros", para promover un relato sobre el accidente ferroviario de Angrois.

Ante la acusación de que existiera una estrategia entre PSOE y PP para centrar las culpas en el maquinista y de que hubiera un pacto de silencio entre Blanco y Pastor (sucesora al frente del ministerio), el ahora eurodiputado Blanco ha añadido que tampoco tuvo conversación alguna durante su mandato con quien le sustituyó en el cargo al frente de Fomento, y ha matizado que tampoco lo tuvo con ninguna persona del Ministerio de Fomento ni del Partido Popular.

En la misma línea se pronunciaba la presidenta del Congreso. Durante su comparecencia Pastor ha indicado que "nunca, ni en comparecencia pública o privada", ha atribuido la causa del accidente "a nada ni a nadie", por lo que ha negado que desde su ministerio se intentará lanzar una "verdad oficial" que dejara toda la responsabilidad del accidente al maquinista.

La llamada al maquinista

"El maquinista ha dicho que cuando tenía que empezar el tiempo de frenada, recibió una llamada telefónica y que eso le desubicó", ha recordado, para añadir que "priorizó la llamada sobre el tiempo de frenada". En este punto se ha mostrado sorprendido de las últimas declaraciones del maquinista, José Garzón, quien aseguró que no se sentía culpable, a lo que ha añadido: "Allá cada cual con su conciencia".

Blanco ha explicado además que tampoco autorizó personalmente la puesta en servicio de la línea ni de los trenes híbridos que circulaban por ella ya que esa no era su competencia sino de la Dirección General de Infraestructuras Ferroviarias. 

Asimismo, en reiteradas ocasiones, Blanco ha subrayado que a pesar de haber sido ministro, él no es "experto" por lo que no tiene "criterio" técnico para valorar los trabajos y el informe de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF).

ERMTS Embarcado y el maquinista

Durante su intervención, Blanco ha recalcado que "nunca" se le informó ni tuvo conocimiento del cambio del sistema ERTMS embarcado en el tren --un sistema de seguridad ante excesos de velocidad que cuando los detecta para el tren--, por el sistema ASFA --que es una señal de aviso-- en el tramo anterior al accidente. Según determinados expertos que han pasado por la comisión, de estar en funcionamiento el ERTMS el accidente no se habría producido.

Así, ha señalado que "lo anormal" fue que el tren pasara a una velocidad por encima de lo recomendable por la curva de Angrois cunado se había formado al maquinista y a pesar de existir el sistema Asfa de aviso, y ha recalcado que "si el maquinista hubiera hecho" lo que debía, ahora no estarían en esta situación.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?