Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

Pietro Quadrino, actor de Jan Fabre, critica al director del Teatre Lliure por cancelar 'Mount Olympus'

En una carta remitida a la Cadena SER, el performer reprocha a Juan Carlos Martel no haber pensado en los trabajadores de la compañía, "que pierden su trabajo" y son "la clase más frágil de todo este sistema"

El pasado viernes, el nuevo director del Teatre Lliure de Barcelona, Juan Carlos Martel anunció la cancelación de la representación de Mount Olympus de Jan Fabre prevista y programada en el teatro para el 15 de junio. Juan Carlos Martel adujo razones éticas y de redistribución de rercursos para anularlo, pero no hay que obviar que Fabre está siendo investigado por la justicia belga después de que varios bailarines de su compañía Troubleyn lo denunciaran por acoso sexual. Pietro Quadrino, uno de sus bailarines y actor de Mount Olympus, ha remitido una carta a la Cadena SER, dirigida a Juan Carlos Martel, director del Teatre Lliure, en la que expresa su malestar por la cancelación del espectáculo.

Quadrino le dice a Martel que "Troubleyn, como las demás compañías, está formada por personas reales que tienen un trabajo real: hacemos teatro. Cuando usted, Sr. Martel, decide cancelar una función que está programada desde hace meses, simplemente está negando la posibilidad para todos nosotros del derecho a trabajar (...) Cancelar una función es prohibir. Prohibir a un pintor pintar, a un escritor escribir, a un actor interpretar, es una de las acciones más crueles y peligrosas contra los artistas".

Consulta el texto íntegro de la carta. / Cadena SER

Quadrino, nacido en Roma en 1987, forma parte de la compañía de Fabre desde 2012. El intérprete también ha trabajado con directores como Peter Brook o Àlex Rigola y desde 2016 dirige su propia compañía de teatro, Post Scriptum Company. En conversación con la Cadena SER, Quadrino explica que no ha enviado la carta a Martel porque quiere que todo el mundo pueda acceder al texto, ya que su intención es provocar una reflexión en la comunidad teatral. Señala que Troubleyn suele pagar a sus trabajadores en caso de cancelación porque "es una compañía potente y lo paga de sus propios fondos", pero considera que esta situación supone un precedente negativo y muy perjudicial para compañías pequeñas. Preguntado por la situación actual que vive Troubleyn respecto a las acusaciones de acoso contra Fabre, Quadrino se niega a comentarlas: "No quiero hablar de ello, es una situación muy delicada; yo no suelo hablar en público, lo estoy haciendo ahora porque tenía esta urgencia".

En su carta, el actor y performer de Mount Olympus lanza al director del Teatre Lliure varias preguntas relativas a las causas esgrimidas para la cancelación del espectáculo: "Por razones financieras usted dice que está obligado a cancelar nuestra función. De hecho, todos sabemos y sabíamos que es un proyecto muy caro. A pesar de esto, Mount Olympus ya estaba programado en su teatro el 15 de junio de 2019. Ahora, sólo cuatro meses antes, usted decide cancelarlo. Aunque Troubleyn hasta ahora ha pagado siempre a sus trabajadores con sus propios recursos económicos, como sabe, Sr. Martel, no es fácil para los trabajadores de este sector encontrar un nuevo trabajo en tan poco tiempo, especialmente cuando quizá rechazaron otras oportunidades de trabajo para actuar en su teatro. Le puedo preguntar: ¿Qué pasa con los trabajadores de la compañía (que son aproximadamente 40 personas) que pierden su trabajo, qué pasa con la clase más frágil de todo este sistema, qué pasa con todas aquellas personas que no tienen ninguna garantía, que pasa con nosotros?"

Pietro Quadrino / Imagen de archivo

Quadrino también reprocha al director del Teatre Lliure que esgrimiera "razones éticas" para anular el espectáculo: "En la carta que envió a la compañía el 8 de febrero de 2019, usted enfatiza el hecho de que su decisión no tiene nada que ver con las acusaciones hacia el señor Fabre. ¿Por qué? Si realmente canceló nuestra función 'por razones éticas', ¿puede explicarnos su concepto de ética? ¿No somos nosotros, trabajadores del teatro, considerados en sus razones éticas?"

El bailarín añade en su carta que Martel adoptó esta decisión "sin ningún tipo de consulta ni diálogo y se comunicó a la empresa con un correo electrónico de diez líneas. Además, la prensa fue informada sobre la cancelación del espectáculo incluso antes de que la compañía tuviera tiempo de informarnos a nosotros, los trabajadores. ¿Encuentra esto profesional, correcto, respetuoso, ético hacia estas personas?", pregunta el bailarín.

La carta de Pietro Quadrino concluye diciendo: "Señor Martel, permítame decirle: actores, bailarines, artistas, técnicos, pasan días, semanas, incluso años, ensayando en teatros solo por una razón: saben que al final, un día, habrá este breve momento mágico: el espectáculo. Cancelarlo es un gran fracaso... y no solo para nosotros, Sr. Martel".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?