Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 18 de Octubre de 2019

Otras localidades

"No soy Chuck Norris": el relato de hombre que sobrevivió al ataque de un puma

Travis Kauffman explica cómo acabó estrangulando a un puma para evitar la muerte

El estadounidense narra su experiencia. / YouTube

El pasado 4 de febrero, un estadounidense salía a correr como cada día por el parque natural Horsetooth Mountain de Colorado (Estados Unidos) con el objetivo de hacer un poco de ejercicio. No obstante, en esta ocasión se encontró con un invitado inesperado que no olvidará en su vida. Cuando este transitaba por una pista habilitada para los visitantes del parque, un puma se interpuso en su camino y comenzó a atacarle.

Sobrevive al ataque de un puma estrangulando al animal con sus propias manos

El hombre fue sorprendido por el felino mientras hacía ejercicio

Es la historia de Travis Kauffman, un joven de 31 años que logró sobrevivir al ataque del animal estrangulándolo con sus propias manos. Una historia, que daba la vuelta al mundo, que ha sido ahora relatada por el protagonista de la misma durante una conferencia de prensa celebrada en Estados Unidos: "No soy Chuck Norris".

Desde palos hasta piedras

Según explica Kauffman, todo comenzó cuando escuchó un ruido tras él mientras corría por uno de los senderos del parque natural. Al darse la vuelta, el estadounidense se encontró con el puma a apenas tres metros de distancia. A pesar de que comenzó a hacer ruidos fuertes para espantar al animal, el puma se abalanzó sobre él y comenzó a atacarle.

Con el puma encima, el joven comenzó a buscar palos para atacar al animal. Sin embargo, estos no parecían afectar al puma, por lo que recurrió a una piedra que se encontraba cerca de su posición. Tras pegarle varios golpes en la cabeza, ambos cayeron al suelo. Fue entonces cuando el puma le mordió el brazo y le araño la cara y sus brazos.

Cuando dos golpes no son suficientes

El protagonista de la historia reconoce que, a pesar de que le pegó dos golpes bastante fuertes en la cabeza, no consiguió zafarse del animal. Por esa misma razón, y después de corroborar que su vida corría en peligro, decidió poner un pie en su cuello hasta que consiguió asfixiarlo: "Fui capaz de invertir mi posición con el animal y poner mi pie sobre su cuello".

Ensangrentado, Kauffman corrió durante tres millas (cerca de 5 kilómetros) por el sendero hasta que se encontró con otros dos corredores, quienes lo llevaron al hospital. Una vez allí, los médicos le pusieron 20 puntos en la cara y la muñeca para cerrar las heridas. Por suerte, no sufrió fracturas en los huesos ni daños en los tendones, aunque la inflamación en los mismos le ha limitado el movimiento.

El puma tenía menos de un año de edad

Después de contarle lo sucedido a las autoridades policiales, los responsables del parque natural encontraron el cuerpo sin vida del animal junto a sus posesiones. Tras llevar el cadáver del animal al laboratorio de salud animal de Colorado Parks and Wildlife para una autopsia, el departamento ha confirmado que el animal murió asfixiado y descartado que el animal tuviera la rabia.

Una vez analizado el cuerpo, los responsables de la autopsia han dado a conocer que el ejemplar pesaba 36 kilos y que tenía menos de un año de edad. A pesar de ello, estuvo cerca de acabar con la vida del corredor. Por esa misma razón, Kauffman pide a los corredores que no vayan escuchando música mientras hacen ejercicio para evitar este tipo de incidentes.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?