Últimas noticias Hemeroteca

La falta de puntería impide al Barcelona marcharse de Lyon con ventaja

  • El equipo catalán gozó de varias ocasiones claras en el segundo tiempo pero no estuvo acertado y la eliminatoria se decidirá en el Camp Nou
  • Ter Stegen, en el primer tiempo, evitó con dos grandes paradas que el Lyon lograse algún tanto

Luis Suárez, desesperado durante el partido / ()

El Olympique de Lyon y el Fútbol Club Barcelona empataron a cero en la ida de octavos de final en un partido divertido y con ocasiones pero en el que la falta de gol evitó que uno y otro se llevasen la victoria. El equipo de Valverde apretó en el segundo tiempo pero deberá resolver la eliminatoria en el Camp Nou para estar en cuartos de final.

El inicio del partido fue toda una declaración de intenciones por parte de ambos equipos. Apenas habían transcurrido 20 segundos y Ousmané Dembélé ya había avisado seriamente a sus compatriotas. El extremo francés del Barça cruzó en exceso y no pudo adelantar a su equipo en una clara ocasión.

El Olympique de Lyon, lejos de asustarse, siguió con su plan preestablecido y obligó a Ter Stegen a demostrar una vez que es uno de los mejores porteros del mundo, si es que no es el mejor. El alemán realizó dos paradas extraordinarias a tiros lejanos de Aouar en primera instancia y a Terrier en la segunda ocasión.

Messi trata de rematar ante Anthony Lopes / Guillaume Horcajuelo (EFE)

El dominio del partido era del Barcelona pero el encuentro era más un "correcalles" que un encuentro típico del Barça en el que las posesiones suelen ser más duraderas. Había ocasiones por parte de ambos equipos, aunque las más claras fueron las del conjunto francés. La mejor del primer tiempo por parte del equipo de Valverde fue de Rakitic, el cual cazó un balón perdido por la frontal y muy cerca estuvo de lograr batir al guardameta Anthony Lopes.

El encuentro se fue al descanso y la sensación es que los mejores del primer tiempo por parte del Barça habían sido Ter Stegen, Piqué y Lenglet, lo que dejaba claro que el Barça había sufrido bastante en el primer tiempo.

En el segundo acto las tornas cambiaron en cuanto a las ocasiones, pero la idea de juego fue la misma. Ambos equipos no eran capaces de controlar el partido y las ocasiones, sin ser muy claras, no paraban de sucederse.

Eso sí, era el Barça el que generaba más peligro, pues el Lyon, más allá de un par de contras mal ejecutadas por Depay y Moussa Dembélé, apenas llegó hasta Ter Stegen en el segundo tiempo.

En cambio el equipo catalán se acercó mucho más a Lopes, pero tuvo la mala suerte de que su delantero sigue gafado en Europa. Luis Suárez tuvo varias ocasiones claras pero no pudo materializar ninguna de ellas, completando más de 24 horas de juego fuera de casa en Champions sin anotar.

En la recta final Messi y Busquets tuvieron un par de ocasiones claras pero ninguno fue capaz de perforar la portería contraria, por lo que el resultado final fue el mismo que el del principio: 0-0 y todo por decidir en el Camp Nou.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?