Últimas noticias Hemeroteca

El Barcelona corona el Bernabéu una vez más

  • Los de Valverde redondean la semana con un solitario golazo de Rakitic
  • El Real Madrid se despide prácticamente de LaLiga tras otro pinchazo

en 30 segundos

El Barcelona volvió a ganar en el Bernabéu y deja al Real Madrid prácticamente sin opciones para ganar LaLiga. Lo hizo gracias a un golazo de Rakitic que superó con una picadita a Courtois tras un buen pase de Sergi Roberto.

La clave: El Real Madrid jugó, por así decirlo, con uno menos durante los 60 minutos que Bale estuvo en el campo. Una vez más el Madrid no aprovechó sus ocasiones, mientras que el Barcelona volvió a ser efectivo. 

El crack: Sergi Roberto. Los dos mejores del Real Madrid, VInicius y Reguilón, no pararon de atacar su banda y el catalán, con la ayuda de Rakitic, secó el mayor peligro del Madrid en muchas acciones.

Empezó muy nivelado el Clásico número dos de la semana, en la que ambos técnicos apostaron casi por lo mismo del miércoles, a pesar del mal resultado para el Real Madrid y el mal juego del Barcelona. Bale en los blancos y Arthur en los blaugranas fueron las novedades. 

La primera la tuvo Benzema, que la mandó muy desviada desde dentro del área merced a un preciso pase de Reguilón, tan activo e intenso como siempre. Pero la mejor sería para Messi, que falló el mano a mano contra Courtois después de una gran pared con Suárez. La intentó picar Messi en una jugada tan suya, que metería seguramente 9 de cada 10 veces. Fue la excepción para fortuna blanca. Del mejor del Barcelona al mejor del Madrid en el último mes: Vinicius, que robó, dejó tirado a Sergi Roberto y la puso atrás para Benzema. El francés tocó para Modric, que armó un disparo dentro del área que sacaría bajo palos Piqué.

Y en el 25' apareció la tercera de la noche y ya saben la tercera... fue para dentro. Pase en profundidad de Sergi Roberto para Rakitic, que pilla la espalda a Ramos y la pica ante Courtois para dejar el golazo de la semana, a la postre decisivo.

Lo intentó Reguilón desde fuera del área antes de que Carvajal la tocara con la mano dentro de su propio área en lo que para los árbitros no fue penalti y para Iturralde tampoco fue "punible". Lo que sí debería ser punible es el bajón del Real Madrid en los últimos minutoso de la primera parte, en los que el Barça pudo sentenciar el partido. Courtois lo evitó con una mano sensacional a disparo de Suárez desde la frontal. 

Lo mejor para los de Solari fue la llegada al descanso: Bale tocó el balón menos que ningún otro jugador del campo en algo que ya no es noticia y Ramos mereció la roja para Iturralde González tras dar un codazo en la cara que dejó a Messi en el suelo. Visto así un 0-1 no era tan negativo.

ficha técnica

--ALINEACIONES.

REAL MADRID: Courtois; Carvajal, Ramos, Varane, Reguilón; Casemiro (Isco, min.75), Modric, Kroos (Fede Valverde, min.55); Bale (Asensio, min.61), Benzema y Vinicius.

FC BARCELONA: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet, Jordi Alba; Busquets (Semedo, min.90), Rakitic, Arthur (Vidal, min.70); Messi, Dembele (Coutinho, min.77) y Luis Suárez.

--GOL: 0 - 1, min.26, Rakitic.

--ÁRBITRO: Undiano Mallenco (C.Navarro). Amonestó con tarjeta amarilla a Busquets (min.2) y Lenglet (min.63) en el FC Barcelona y a Ramos (min.61), Asensio (min.82) y Carvajal (min.89) en el Real Madrid.

Aunque desde luego volver a caer en casa no era lo esperado para un equipo que debe pelear por todo y con esa actitud salieron los blancos en la segunda parte.

A diferencia del miércoles, a la actitud no le acompañó la clarividencia para crear ocasiones con un Bale inexistente y lento, un Benzema desaparecido y un mediocentro sin brillo. Aún así, VInicius tuvo dos, una que sacó Ter Stegen y otra que desvió Lenglet con el pecho bajo el arco. La segunda 'in extremis' que sacaba el Barcelona. 

En el 60' Ramos vio la amarilla acumulativa que le dejará en blanco la próxima semana y el Bernabéu pitó por enésima vez a Bale, primer cambio blanco. 

El quien entró no tuvo demasiada relevancia, pero lo diremos. Fue Asensio, inerte como Isco, que saldría unos minutos después. 

Al poco peligro que tuvo el Real Madrid se le sumó el cansancio de un Vinicius y un Reguilón que se han ganado un puesto de oro en el Bernabéu al ser, los más jóvenes, los que más han tirado del carro en estos tan duros tiempos para el madridismo. 

Tampoco el Barcelona estuvo bien, un equipo que depende de tal manera de Messi que cuando no está el argentino pierde su intimidación. Messi volvió a estar desaparecido durante todo el partido. Se vieron imágenes en las que se llevaba la mano al aductor en numerosas ocasiones, quien sabe si esa fue la causa de su no comparecencia en ambos Clásicos. Pero sí estuvo más cerca el 0-2 que el empate con un remate de Dembélé que se envenenó y estuvo a punto de acabar dentro de la portería y un remate de Messi desde la frontal que rozó la cruceta. Un Barcelona que nunca consiguió tanto con tan poco, que deja sin Copa y con LaLiga casi imposible al Real Madrid en dos partidos y que acabó celebrándolo con una piña sobre el césped de su Bernabéu, donde han ganado 11 de las últimas 17 ocasiones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?