Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 24 de Octubre de 2019

Otras localidades

Volvo limitará la velocidad máxima de sus vehículos a 180 kilómetros por hora

La iniciativa, enmarcada dentro del programa 'Vision 2020', tiene como objetivo que nadie fallezca en un vehículo de la firma

Así es el nuevo plan de Volvo. /

Mientras que la Comisión Europea trabaja en un plan para que el control de velocidad inteligente sea obligatorio a partir de 2022, Volvo Cars ha optado por limitar la velocidad máxima de todos sus vehículos a 180 kilómetros por hora a partir del año que viene. Una medida, enmarcada dentro del programa 'Vision 2020', que tiene como objetivo que nadie fallezca o resulte herido de gravedad a bordo de un vehículo de la firma.

Así lo ha dado a conocer el presidente y director ejecutivo de Volvo Cars, Håkan Samuelsson, quien ha presentado una serie de medidas para reducir el número de muertos en carretera: "Nuestro objetivo es que a partir del año 2020 no se produzcan víctimas fatales o gravemente heridas en un accidente que involucra a un nuevo coche Volvo".

Las nuevas medidas del plan 'Vision 2020'

A pesar de que el límite de velocidad en una autopista convencional es de 120 kilómetros por hora, la mayoría de vehículos alcanzan velocidades de 240 km/h. Por esa misma razón, y con el objetivo de evitar accidentes de carácter mortal, la compañía ha decidido reducir el límite a 180 km/h. Desde Volvo reconocen que no se trata de una cura definitiva ante los peligros de la carretera. No obstante, sí que consideran que se trata de un importante avance para reducir las muertes por exceso de velocidad.

Pero no es la única. A través de un comunicado, la compañía también ha dado a conocer que están investigando cómo una combinación de control de velocidad inteligente y tecnología geofencing (un perímetro virtual de un área geográfica) podría limitar automáticamente la velocidad de los vehículos tanto en colegios como en hospitales de cara al futuro.

En busca de un consenso

En lo que respecta al tema del exceso de velocidad, la firma denuncia que la tecnología de seguridad en el vehículo y el diseño de infraestructura inteligente no está lo suficientemente desarrollada como para evitar lesiones graves y muertes en caso de accidente a partir de ciertas velocidades. Por esa misma razón, desde la compañía plantean una conversación con el resto de fabricantes para llegar a un consenso sobre cómo debe ser el vehículo del futuro.

"Queremos iniciar una conversación sobre si los fabricantes de vehículos tienen el derecho e incluso la obligación de instalar tecnología en los coches que cambie el comportamiento de sus conductores, para abordar el exceso de velocidad, la intoxicación por consumo de alcohol y drogas, o la distracción", ha explicado Hakan Samuelsson. En definitiva, una acuerdo para reducir las muertes y los heridos de gravedad en la carretera.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?