Últimas noticias Hemeroteca

El Parlamento británico rechaza un 'brexit' sin acuerdo

May intentará alcanzar cerrar un acuerdo para solicitar a la Unión una prórroga del artículo 50 y no activar la salida abrupta. Llevará al Parlamento una moción para estirar el brexit tres meses si no hay acuerdo en la cámara antes del 20 de marzo. Votarán al respecto este jueves, pero la crisis ya se ha cobrado la dimisión de la ministra Sarah Newton

La primera ministra británica, Theresa May, en el Parlamento de Londres / ()

El Parlamento de Reino Unido ha rechazado este miércoles abandonar la Unión Europea sin un acuerdo. La cámara ha aprobado la enmienda para descartar una salida desordenada de la Unión en cualquier circunstancia por 308 votos frente a 312, un margen mínimo de cuatro votos. La moción expresa la voluntad del Parlamento aunque no es vinculante para la acción final del gobierno. El resultado, en cualquier caso, ha provocado ya una dimisión: la de la ministra de Trabajo y Pensiones Sarah Newton.

La llamada enmienda Spelman, que es la que la cámara ha aprobado para decir 'no' a abandonar la Unión de manera abrupta en primer lugar, recogía en el texto que "Reino Unido rechaza dejar la Unión Europea sin un acuerdo de retiro y un marco para la relación futura". Esta se ha incorporado a la moción del Gobierno, que proponía no marcharse sin acuerdo pero no cerraba la puerta por completo a esa posibilidad. Sumadas las enmiendas, la moción gubernamental se ha aprobado por 321 votos a favor y 278 votos en contra, extendiendo el rechazo a un "brexit" sin acuerdo no solo al 29 de marzo, sino en cualquier caso.

La confusión en el Parlamento ha sido tal, que el ejecutivo ha llegado a pedir a los miembros de su partido en el último momento que votarán en contra de su propia moción por no compartir la enmienda que extendía el rechazo total a irse sin acuerdo. Los diputados conservadores, sin embargo, han decidido no respetar esta petición y votar libremente. Incluso algunos ministros han desoído la petición de May, lo que hace pensar que podría haber más dimisiones.

El gobierno había manifestado además que no solicitaría a la Unión prorrogar el artículo 50, el del procedimiento de salida de UE, porque hacerlo equivaldría a prolongar el problema. Pero May ha declarado en la cámara que la pedirá ante lo sucedido este miércoles, que marca la prórroga como única vía. "Vamos a intentar alcanzar una prórroga de la fecha de salida con la UE", ha dicho. Asimismo ha solicitado a la cámara un acuerdo en la votación de este jueves. El Parlamento votará entonces sobre la solicitud de esa prórroga. May, en todo caso, ha recordado que la Unión fue "muy clara" al decir que ese era el único acuerdo posible.

La nueva propuesta de la primera ministra, que será sometida a votación mañana jueves, es que el Reino Unido pida una prórroga de tres meses para el "brexit", si no logra aprobar un trato de salida en el Parlamento antes del 20 de marzo.

Si los comunes no han ratificado un pacto para esa fecha, el Gobierno británico advierte de que la prórroga podría ser más larga y obligar al Reino Unido a participar en las elecciones comunitarias de mayo próximo. Ahora mismo, la fecha oficial para abandonar la UE es el 29 de marzo.

El jefe de la negociación por parte de la Unión Europea, Michel Barnier, ha manifestado su escepticismo sobre la utilidad de una nueva prórroga. "¿Prórroga para qué?" se había preguntado Barnier ya antes de la votación. Insiste en que no existe margen para modificar el acuerdo con el que May concurrió al Parlamento el martes.

El líder laborista Jeremy Corbyn ha declarado que esta prórroga "es inevitable" pero ha recalcado que es responsabilidad de la Primera Ministra. "Prorrogar sin un objetivo claro no es la solución", ha añadido Corbyn ante lo que, de momento, parece un modo de ganar tiempo. El laborista ha dicho que, haciendo lo que May no ha hecho, trabajará para buscar un acuerdo al respecto, mientras sigue sin defender abiertamente una segunda votación y apuesta por un brexit blando, sin abandonar la unión aduanera.

El ministro británico de Comercio Internacional, Liam Fox, recordó en la clausura del debate celebrado antes de la votación que el 80 % de los diputados de la cámara baja fueron escogidos bajo programas electorales que se comprometían a respetar el resultado del referéndum del 23 de junio de 2016, que dio la victoria al "brexit".

"O nos vamos con acuerdo, y el único posible es el de May, o nos vamos sin acuerdo. La única alternativa a eso es revocar el Artículo 50 y que no haya 'brexit'", concluyó

La UE: para evitar un Brexit sin acuerdo no basta con votar en contra, debe aceptar un pacto

La Unión Europea ha reaccionado también este miércoles para recordarle al Parlamento británico que no basta con votar en contra de un Brexit sin acuerdo para evitar este escenario y que si quiere lo contrario debe "aceptar un acuerdo".

"Para dejar fuera de la mesa un 'no acuerdo', no basta con votar en contra de la falta de acuerdo, tienes que acordar uno", ha indicado un portavoz de la Comisión Europea, al comunicar que la UE "toma nota" del voto de la Cámara de los Comunes en contra de una salida abrupta.

El portavoz ha insistido en que "solo hay dos formas de dejar la UE: con o sin acuerdo" y que el bloque comunitario está preparado para "cualquiera de los dos" escenarios.

En cualquier caso, la UE a 27 se mantiene dispuesta a sacar adelante y "firmar" el acuerdo que ha negociado con la primera ministra británica, Theresa May, durante el último año y medio, ha concluido.

La derrota de May

El acuerdo del brexit negociado por el Gobierno de Theresa May con la UE fue rechazado el martes, a pesar de los ajustes que la primera ministra consiguió arrancar 'in extremis' al bloque comunitario, precisamente, para intentar convencer a los diputados británicos. Lo que ha puesto a May de nuevo ante el abismo y ha llevado a la votación del míercoles.

La votación se resolvió rápidamente, después de un día de intenso debate en la sede legislativa, por 242 votos a favor y 391 en contra, lo que arroja un saldo de 149 votos, según informa la cadena británica BBC. Por partidos, 75 'tories' optaron por rechazar el acuerdo, mientras que tres laboristas lo apoyaron. May tomó la palabra nada más encajar esta segundo golpe. "Lamento profundamente la decisión que esta Cámara ha tomado esta noche", declaró. "Sigo creyendo que este acuerdo es el mejor y, por tanto, el único posible".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?