Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 21 de Octubre de 2019

Otras localidades

Las empresas tecnológicas sondean institutos y universidades ante la falta de vocaciones hacía el sector

La patronal insiste en que tienen miles de empleos vacantes porque no hay personas con la formación adecuada. Algunos profesionales señalan que si no se ocupan esos puestos es por las precarias condiciones que las empresas ofrecen.

Indra ha sido la última en quejarse. Su presidente Fernando Abril- Martorell dijo en un acto la semana pasada en Madrid que tienen 800 vacantes porque no encuentra profesionales que las ocupen. Las empresas tecnológicas llevan tiempo lamentándose de que faltan programadores, expertos en ciberseguridad o en manejo de datos. En total en España - donde el paro juvenil roza el 34% - hay más de 10.000 puestos sin ocupar por falta de aspirantes según la patronal DigitalES, que agrupa a las principales empresas del sector. Su presidenta Alicia Richart explica como están, de momento, solucionando el problema: "Los asociados de DigitalES tiene 60.000 alumnos, es decir, las empresas ya están pasando a la acción. Hay compañías como Cisco que tiene una academia donde se forman muchísimos empleados. Telefónica también."

Desde 2004 las matriculaciones universitarias en algunas ingenierías han caído un 30% y en ciencias un 22%. La patronal de las tecnológicas ha encargado una encuesta en más de 10.000 colegios y 50 universidades para saber cuál es la causa. Las conclusiones preliminares - el estudio aún no está concluido - apuntan una de las posibles razones: "La formación de los profesores. En nuestro país la mayoría de los docentes proceden de magisterio y las personas que estudian magisterio no necesariamente van a ser las personas que van a trasmitir o despertar vocaciones tecnológicas porque igual no tienen tantos conocimientos de esta materia", explica Richart.

Entre los profesionales del sector se apunta en otra dirección: la falta de expectativas y la precariedad en unos trabajos que exigen una alta cualificación. David Meléndez es ingeniero informático, experto en drones y un habitual entre los ponentes en encuentros tecnológicos. En sus charlas, que pueden verse en youtube, sostiene que no es cierto que falten programadores o expertos en ciberseguridad sino todo lo contrario: "Cuando hay tanta oferta de profesionales tú puedes elevar el listón hasta donde quieras, hasta decir que no hay. Uno sólo puede permitirse ese lujo cuando hay precisamente muchísima oferta. Es como decir que los taxis son muy caros ¡pues prueba a llegar tarde al aeropuerto!...Faltan profesionales ¿pero a qué precio?", explica por teléfono.

Para Meléndez el descenso de estudiantes en determinadas carreras no se debe a que no haya interés o vocación: "A lo mejor los estudiantes piensan el esfuerzo que implica estudiar esas carreras luego no se va a valorar en el mercado lo suficiente. Luego cierta industria, no toda, se queja de que los jóvenes quieren ser youtubers. Los jóvenes hacen lo mismo que cualquier otra empresa: buscar el retorno de inversión más eficiente". Los profesionales se lamentan de falta de transparencia en las ofertas de empleo, exceso de rotaciones y ninguneo frente al trato en otros países donde se siente más valorados. La patronal subraya que los trabajadores de las tecnológicas ganan un 22% más que la media, lo que supone unos 28.000 euros brutos al año. Meléndez cree que tratan de mantener un exceso de oferta para que los salarios no suban: "Estamos antes un dumping. Yo promociono un determinado sector del conocimiento para crear inflación: es como imprimir billetes para conseguir al final que sea todo más barato". David Meléndez no está sólo en sus afirmaciones muchos expertos en educación y empleo, algunos de centros tan prestigiosos como el MIT, han puesto en cuestión que el problema de las vacantes en el sector tecnológico se deba a la falta de formación.

Richart, que lleva varias décadas dedicada al sector de las telecomunicaciones y trabajó en el ministerio de Industria con el PP, lo niega e insiste en que "donde está la brecha es en la elección de los estudios". También explica que muchos de los profesionales que se demandan no son necesariamente ingenieros o universitarios. Recuerda que en DigitalES ha impulsado la inclusión de 50 nuevas titulaciones de Formación Profesional en el en el catálogo para la que hay demanda: "Nosotros proponemos grados de FP en los que en un periodo de seis meses puedas estar listo para el mercado que va a una velocidad enorme". España tiene un porcentaje muy bajo de estudiantes de FP. Sólo hay  un 12% de los alumnos matriculados frente al 26% de media de la OCDE que agrupa a los países con las economías más avanzadas. La organización económica lleva años alertando de la necesidad de incrementar los titulados de Formación Profesional especialmente en los grados medios.

"El principal problema es que la economía digital en España no se puede desarrollar por la falta de estos perfiles", incide Alicia Richart . "Esto es dramático porque la trasformación digital es lo que va a cambiar la economía de los países por tanto es muy importante que se formen personas en estas materias que se incorporen lo antes posibles al mercado laboral".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?