Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 20 de Agosto de 2019

Otras localidades

Dos relatos y sorteos de urnas

El tribunal ha escuchado dos relatos tan opuestos como compatibles de lo que pasó el 1-O en Catalunya

La Policía Nacional acusa a los Mossos d'Esquadra de haber permitido incluso que se sorteasen las urnas del referéndum

VÍDEO: Pablo Palacios

El tribunal que juzga el procés independentista ha podido escuchar esta semana dos relatos opuestos y compatibles de la jornada del 1 de octubre de 2017 en las calles de Catalunya. El de agentes de Policía Nacional y Guardia Civil que aseguran que mucha gente alternó los cánticos a favor de la paz con las patadas y los manotazos frente al expuesto por los acusados y sus defensas, que carga en las Fuerzas de Seguridad del Estado toda la responsabilidad de los disturbios.

La trigésima sesión del pasado jueves dejaba un buen ejemplo de esto. Uno de los abogados de Jordi Cuixart, Benet Salellas, preguntaba a un agente de Policía Nacional si en el colegio público barcelonés Mas Casanovas los concentrados cantaban "votarem, queremos votar, somos gente de paz" y el agente completaba la playlist: "Fuera las fuerzas de ocupación, terroristas, asesinos, terroristas y así".

Dos caras de un relato que las partes intentan hacer rodar hasta su lado del escrito de conclusiones. "El 'som gent de pau' junto con el 'hijos de puta, cabrones, maricones' era un unísono", explicó otro agente de Guardia Civil al letrado Jordi Pina. "Me llamó la atención que gente que había visto golpear a guardias civiles luego nos gritaba a la cara que era gente de pau", explicó otro también hace una semana.

Estos días ha sido cuando un agente de Policía Nacional ha acusado a varios concentrados en un centro de votación de Sabadell de fingir agresiones para subir la temperatura. "Toda la gente esta en actitud muy pacífica hasta que los que iban sacando empezaban a simular agresiones, a gritar histéricamente, y eso hizo reaccionar a la masa que estaba tranquila y pacífica", explicó este miércoles.

Excesos policiales

Está por ver la importancia que tanto detalle sobre los disturbios de ese domingo tienen para la construcción del relato del otoño soberanista en la futura sentencia que dicte el Tribunal Supremo. Hasta la fecha, los agentes han asegurado no recordar ningún posible exceso suyo o de sus compañeros en estas actuaciones y las defensas confían en que la fase documental, con la proyección de los vídeos grabados ese día, consiga equilibrar esta imagen.

Algunos de los acusados durante el juicio / Tribunal Supremo (EFE)

Este juicio no tiene por objetivo analizar la actuación policial ese día, pero sí el grado de violencia y disturbios que pudo desatarse esas semanas en las calles catalanas, análisis ligado al dispositivo de Mossos, Policía y Guardia Civil. Varios agentes han reconocido en este juicio que están siendo investigados por juzgados catalanes por las internvenciones policiales de ese día.

Rifas de urnas

La peor parte se la han llevado esta semana, sin duda, los Mossos d'Esquadra: agente tras agente de Policía Nacional y Guardia Civil han descrito como "pasiva" - en su versión más amable - la actuación de la policía autonómica catalana el día del referéndum ilegal. Especialmente gráfica fue la imagen descrita por un agente este jueves sobre lo que pasó en el CEIP Calderón de la Barca de Barcelona: los concentrados "hacen un sorteo de urnas en presencia de los Mossos d'Esquadra" con aplausos de por medio.

Mossos que no requisaban las urnas que tenían que requisar por orden del Tribunal Superior de Justicia, que las requisaban pero ya cuando las votaciones y los recuentos habían terminado, y mossos que se "congraciaban", dijo el jueves un agente, con los votantes y les revelaban sus movimientos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?