Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

Astérix se une al movimiento feminista para celebrar sus 60 años

El pequeño personaje galo cumple seis décadas de vida en 2019 y esta semana hemos conocido algunos de los detalles celosamente guardados de su nueva aventura y de su fiesta de cumpleaños: habrá nuevo cómic con el poder femenino como aspecto central, nuevo hotel, montaña rusa, sellos y hasta monedas con su rostro. "La hija de Vercingétorix" es el título elegido para el 38º álbum de su historia. Repasamos la trayectoria del bigote rubio que hizo temblar al Imperio Romano

Gestionar la rebeldía de una adolescente con 60 años, comprender el movimiento feminista pese a haber nacido antes de Cristo y, entre medias, evitar que el mayor imperio del planeta conquiste la última aldea. Solo la más secreta de las pócimas, el brebaje al que, explicó una vez el druida, se le puede añadir un primo del bogavante con el fin de darle sabor, podría dar fuerza a quien ya ve llegar la tercera edad para afrontar tales retos. Pero lejos de abandonarse a la petanca y la sombrilla en Benidorm, Astérix y Obélix regresan este año de aniversario redondo con una nueva aventura: "La hija de Vercingétorix".

En las afueras de París, a poco más de 40 kilómetros de la capital, en el parque temático que lleva el nombre del personaje creado por René Goscinny y Albert Uderzo, los editores de Astérix han presentado esta semana, junto a los artistas que le dan vida, algunos de los aspectos hasta ahora desconocidos del cómic de este año. No vendrá solo. Llegará en octubre con un álbum homenaje realizado por 60 autores diferentes, el servicio de correos lanzará sellos del pequeño héroe galo, se acuñarán monedas de 2 euros con su rostro y hasta se crearán nuevas atracciones y un hotel en su Parque Astérix.

Aunque Vercingétorix es un afamado guerrero galo, vencido por el Imperio Romano en la batalla de Alesia, y que goza de gran reconocimiento en Francia por su tenaz resistencia, la suya no será la figura más destacada de las invitadas al álbum número 38. Su hija, una joven que se rebela contra "ser la hija de", moverá el eje central de una historia que pretende apostar por roles femeninos más relevantes, con la intención de "modernizar" a los personajes. Así lo explicaron los autores de la misma, Jean Yves-Ferri, el guionista, y Didier Conrad, el dibujante, en el acto celebrado para la presentación del título y de una cubierta aún provisional.

El trabajo de adaptación a los tiempos es especialmente complejo en personajes cuyo carácter viene ya delineado por decenas de historias que tienen su origen hace décadas. Los personajes femeninos concebidos hasta ahora en la serie "responden a la visión estereotipada de la mujer en los 50", señaló Conrad. El ejercicio de plasticidad en un universo creativo que hasta ahora se ha centrado casi exclusivamente en personajes masculinos es posible, sin embargo, porque eso es lo que siempre ha hecho Astérix, según el historietista nacido en Argelia Yves-Ferri. "Todo esto es posible porque el de Astérix es un mundo de marionetas. Eso nos permite aplicarle al personaje los temas de hoy y de siempre. En los tiempos de Goscinny se hizo con la prensa, después los ordenadores, internet... Y ahora esta historia de una chica. No supone ningún problema para el universo Astérix", remarca.

Anaya

Cada nuevo número del personaje animado más famoso de Francia está rodeado de secretismo y ceremonia. Los datos se revelan con un tempo medido, cuidando hasta el extremo aquello que se asoma y esta vez se sirvió un aperitivo. La noticia entró veloz y poderosa en los medios franceses que acogen con entusiasmo la publicación de un álbum que saldrá a la venta con una tirada inicial de 5 millones de ejemplares en todo el planeta en 20 idiomas distintos. En nuestro país se publicará en castellano, gallego, catalán, asturiano y valenciano, aunque podría haber también ediciones en otras lenguas.

La trama es todavía un misterio. De ella sabemos que la joven llegará a la aldea de Armórica acompañada por dos de los subalternos de su padre, perseguida por los legionarios imperiales del César. El murmullo de que pueda ser hija del mítico guerrero recorre el pueblo y a partir de ahí estalla la historia. "Creo que es algo difícil de pronunciar en español, eeerrr... Vercingétorix. Lo siento", reconoce Yves-Ferri; pero las grandes y las pequeñas hazañas son parte del particular cosmos de Atérix y Obélix, dos personajes que llegan a los 60 años con la envidiable forma de los veintitantos. En el audio sobre la fotografía principal repasamos su trayectoria.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?