Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

Toth, dueño de la moto robada: "Barberá me llamó para decirme que estaba en un lugar seguro"

El propietario del equipo Toth emitió un comunicado sobre el robo de la moto en el paddock de Motorland

Héctor Barberá, durante los test de Phillip Island / ()

Sigue el misterio en torno a la moto de Héctor Barberá, desaparecida la pasada semana en el paddock del Circuito de Motorland. El propietario del equipo Toth, Irme Toth, ha emitido un comunicado en el que indica que el piloto, y primer sospechoso del robo, se puso en contacto con él para confesar que la moto estaba en buen estado.

"El domingo, después de que la policía le hiciera una visita, Barberá me llamó en torno a las 16:00 horas desde su casa pidiéndome que fuera solo y sin un móvil para decirme que la moto estaba en un lugar seguro y que negociáramos. ¿Qué? ¿Cómo fue robada mi moto? ¿O era sólo que quería romper el contrato porque tenía otra oferta por lo que iba tan lejos?  Después de la segunda frase lo sentí como una amenaza. Lo dejé y dije que confiaría en la policía. El caso será analizado por las cámaras de seguridad de MotorLand. Es una broma que un circuito moderno sólo tenga dos PC's para ver todos los boxes, camiones, caravanas que han comprado de dudosa procedencia. ¿Para qué tenemos seguridad en el 'paddock'?", explicaba en el comunicado.

Además, apunta a que Barberá no actuó solo este día, si no que sus técnicos también habrían participado: "¿Cómo se puede ir una moto de un circuito moderno un sábado por la noche entre las 20:45 y las 22:00 horas?  De hecho, mi moto fue sacada de nuestro box por los dos técnicos de Barberá por petición de Barberá. ¿Por qué? ¿Cómo? Mi padre, dos mecánicos (excepto los españoles) y yo fuimos a cenar al 'hospitality', así que la llave del box y la moto fueron confiados a los dos ingenieros españoles".

Barberá, que este fin de semana corre en Assen con su nuevo equipo encima de una Kawasaki, había comunicado a su equipo el día antes a competir en Aragón que no iba a salir ya que "era peligroso". "El contrato de Barberá con el equipo Toth era de cero euros, así que no le debo un céntimo. Un motor de Supersport puede resistir 2000-2500 km con una pérdida de potencia muy baja. Antes del fin de semana de Aragón con este motor, era seguro que él no quería estar en la salida porque era malo, lento y peligroso. Tenía 1350 km sobre él y una diferencia de un caballo comparado con uno nuevo. Estoy seguro de que había algo por detrás. ¿Tenía una oferta mejor? Para Barberá sonaba mucho mejor en España que la moto no estaba en el box porque se la habían llevado debido a razones materiales, porque no fue pagado. ¿Causas materiales? ¿Problemas financieros? Mentira", indicaba el propietario.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?