Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

María Lejárraga o "el mayor fraude" de la literatura española

El Centro Dramático Nacional estrena 'Firmado Lejárraga' en la que reivindica a María Lejárraga, autora de un centenar de obras que firmó con el nombre de su marido, Gregorio Martínez Sierra

Imagen de la obra 'Firmado Lejárraga', con Cristina Gallego y Eduardo Noriega /

Escribió más de 90 obras de poesía, ensayo político, prosa, guión y teatro, como aquella Canción de Cuna que José Luis Garci llevó al cine, los libretos de El amor brujo y El sombrero de tres picos, con Falla, o Margot, con Turina. María Lejárraga (San Millán de la Cogolla, La Rioja, 1874) trabajó mano a mano con los hermanos Álvarez Quintero o con Arniches, fundó una revista con Juan Ramón Jiménez, fue diputada del PSOE en la Segunda República y defensora de los derechos de la mujer. Pero nunca firmó con su nombre, sino con el de su marido, Gregorio Martínez Sierra, con el que fundó una compañía de teatro: él se encargaba de la gestión y las relaciones públicas y ella escribía.

"No hay ninguna duda de que (María Lejárraga) es la autora total de la obra de Martínez Sierra -quizá los dos primeros libros puedan ser suyos, pero editados por su mujer-, así que estamos ante un caso de negro literario o de fraude literario más importante de la literatura española", explica Vanessa Monfort, autora de la obra 'Firmado Lejárraga', que estrena este martes en el Centro Dramático Nacional. La escritora explica los motivos por los que Lejárraga permaneció en la sombra: "Yo la retrato como una pigmaliona porque una de las grandes creaciones de María Lejárraga es su marido como autor, él es como un personaje más".

Cuenta Monfort que Lejárraga era maestra y para poder ejercer tuvo que firmar un contrato en el que renunciaba a firmar como autora, así que fue su marido el que pasó a la historia como dramaturgo, aunque era un secreto a voces que era ella quien escribía: "Fue la tormenta perfecta, empezó por ese contrato de maestra pero es que además, una dramaturga tenía que relacionarse con los actores, con la farándula, no estaba bien visto que entraran ahí las mujeres y, además, María tampoco lo disfrutaba. Lo disfrutaba Gregorio, que era un gran relaciones públicas. Eran un tándem perfecto. Gregorio era, además, un gran productor, uno de los grandes renovadores del teatro modernista, trajo a muchos autores clásicos, y fue el responsable de estrenar El maleficio de la mariposa de Lorca. El único problema es que firmó lo suyo y lo de los demás".

En la obra 'Firmado Lejárraga', con dirección de Miguel Ángel Lamata, Monfort rehabilita su figura a partir de gran cantidad de documentación -cartas escritas a su marido, a Falla, sus discursos o su libro de memorias- y lleva a escena una especie de thriller en el que cuatro investigadores -uno de ellos Eduardo Noriega-, van descubriendo la verdad sobre ella para poner sobre la mesa que Lejárraga sufrió tres exilios: "el exilio del corazón, que hizo que se fuera a Niza para no vivir la infidelidad de su marido en primer plano; el exilio político, cuando su nombre fue borrado por la censura, y el exilio de la memoria, en el que ha estado injustamente hasta ahora, no sabemos muy bien por qué", señala Monfort.

Marcos Gpunto

Ya se habían separado cuando en 1930, Gregorio Martínez Sierra firma un documento privado en el que la reconoce como coautora de todas las obras, pero no renuncia a los derechos de autor, que pasaron a la hija que tuvo con la actriz Catalina Bárcena. Al morir, Gregorio tampoco la incluye en su testamento. Lejárraga solo cobró derechos de autor por la representación de sus obras en el extranjero, pero nunca dentro de España. Tuvo graves problemas económicos en el exilio. Murió en Buenos Aires en 1974.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?