Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

Al Madrid se le sigue haciendo bola LaLiga y el Rayo lo aprovecha para aferrarse a Primera

Los de Paco Jémez se llevan tres puntos de oro en su lucha por la permanencia gracias a un solitario gol de penalti

en 30 segundos

El Rayo Vallecano se agarra a un clavo ardiendo y sigue peleando por mantenerse en Primera División tras imponerse por la mínima y de penalti a un Real Madrid que decepciona día sí, día también. 

La clave: La diferencia entre la actitud del Real Madrid y del Rayo Vallecano, que salió a morir como el partido decisivo que era.

El crack: Embarba. Hizo el único gol del partido de penalti, fue un dolor de muelas para la defensa del Real Madrid durante todo el partido y pilló la espalda a Carvajal en repetidas ocasiones en la primera parte.

Que Courtois fuera el protagonista del partido durante los primeros minutos ya hacía prever lo que iba a devenir el partido. Desde el primer minuto de juego el Rayo impuso su ritmo e intensidad y pelearon como gladiadores en el que era un partido decisivo para sus aspiraciones de mantenerse en Primera División. El portero del Real Madrid privó del gol en dos ocasiones a Pozo antes de llegar al minuto 17, la segunda de ellas con una gran acción técnica en el mano a mano con el rayista. 

Sin embargo, en el 18' el Rayo encontraría la recompensa a su hambre. Facilidad absoluta para Álex Moreno, que coge la espalda a Carvajal y la pone al área, donde cae Javi Guerra en la pugna con Vallejo. No decreta penalti González Fuertes, que tras un contraataque del Real Madrid que no acaba en gol de milagro, es instado por el VAR a ver la acción. El asturiano pita penalti tras consultar las imágenes en la pantalla y Embarba no perdona y engaña a Courtois para poner por delante a los suyos.

En el 37 tendría el Real Madrid la única acción de peligro en la primera parte. Resuelta con maestría por Mariano, que la elevó por encima de Alberto para poner el empate. Sin embargo, el dominicano estaba en fuera de juego, por lo que el gol nunca subió al marcador.

En esta ocasión no hubo 'Zinedina' y la salida de vestuarios no cambió el ritmo ni el devenir del partido. De hecho, durante toda la segunda parte, estuvo mucho más cerca el segundo del Rayo que el empate de un Real Madrid que lo está pasando muy mal en este final de temporada.

La entrada de Brahim, que con su viveza, lo intentó una y otra vez, dio algo de aire y alegría al Real Madrid, pero la intensidad del Rayo aplacó las embestidas solitarias del prometedor jugón.

Sería Javi Guerra el que estaría a punto de poner el 2-0 en el marcador en el 85' tras dejar atrás a Courtois en el mano a mano, pero Vallejo la sacó bajo palos. Tras seis largos minutos de descuento Vallecas pudo celebrar, al grito de "sí se puede" una victoria de oro. Le quedan tres rivales directos a los de Jémez: Levante, Valladolid y Celta, contra los que se jugarán una codiciada plaza en Primera.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?