Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Un juez falla a favor del Museo Thyssen por un 'pissarro' robado por los nazis

El fallo considera que el barón Thyssen no actuó "de buena fe" cuando adquirió el cuadro en 1976 al no verificar qué sucedió con él durante la Segunda Guerra Mundial pese a los indicios de que pudo estar en Berlín

El cuadro de Pissarro 'Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de lluvia'. /

Un juez federal en EE.UU. decidió hoy que el museo español Thyssen-Bornemisza es el legítimo propietario de un cuadro del pintor francés Camille Pissarro robado por los nazis a la familia de los Cassier, que llevó el caso ante la Justicia estadounidense.

El Thyssen satisfecho cierra la puerta a cualquier devolución

RAQUEL GARCÍA

En conversación telefónica con la SER Evelio Acevedo, director gerente del museo Thyssen, se ha mostrado muy satisfecho con el fallo del juez de California que considera al museo legítimo propietario del cuadro Rue Saint Honoré por la tarde. Efecto de lluvia de Camille Pisarro, que reclamaba los herederos de la familia judía de los Cassirer. A pesar de ello, el fallo reconoce que el barón Thyssen no actuó de buena fe en su compra en 1976. "No estoy de acuerdo con esa afirmación. Lo que el juez reconoce es que esa compra se realizó con luz y taquígrafos en una galería de Nueva York pagando el precio de mercado de esa obra. Es un indicio de la buena fe y de la buena intención de la operación. Además, el barón lo expuso de manera permante. Por lo que no hay ninguna actitud que pueda dar a entender que fuera de mala fe". Desde el museo cierran la puerta a cualquier devolución del cuadro aunque el juez considera que es su deber moral, teniendo en cuenta que España es firmante de los Principios de Washington, una declaración que obliga a la devolución del arte expoliado por los nazis. "Se puede considerar que al haber sido compensados por el valor de mercado del cuadro, la familia fue restituida. Hay circunstancias que justifican que el cuadro permanezca como legítima propiedad de la Fundación Thyssen-Bornemisza".

El cuadro en cuestión, 'Rue Saint-Honoré por la tarde. Efecto de lluvia', perteneció a la familia judía Cassier hasta 1939, cuando Lily Cassier tuvo que deshacerse de él para huir de la Alemania nazi. Tras pasar por diversas manos pasada la Segunda Guerra Mundial, el Pissarro fue adquirido en 1976 por el barón Hans Heinrich von Thyssen-Bornemisza y en 1993 por el Gobierno español como parte de la compra de su colección privada.

El barón no actuó de buena fe

En su fallo, el magistrado, John F. Walker, con tribunal en California, consideró que el barón Thyssen no actuó "de buena fe" cuando adquirió el cuadro en 1976 al no verificar qué sucedió con él durante la Segunda Guerra Mundial pese a los indicios de que pudo estar en Berlín.

"El tribunal considera que (en el momento de la compra) había suficientes circunstancias sospechosas o 'señales de alerta' que debieron haber llevado al barón a realizar consultas adicionales sobre el título del vendedor", apuntó el juez.

Pese a esa consideración inicial, el magistrado concluyó que el Gobierno español y la fundación pública Thyssen-Bornemisza, que gestiona el museo, sí actuaron de buena fe al adquirir la colección del barón en 1993. El juez indicó que bajo la legislación española, al no considerar al Thyssen como "encubridor" de una compra de mala fe, este posee legítimamente el cuadro.

"Los nazis robaron el cuadro"

"Es indiscutible que los nazis robaron el cuadro", dijo el juez, al indicar que bajo ley estadounidense "los ladrones no pueden transferir títulos de propiedad a nadie, incluidos compradores de buena fe".

Esas leyes, añadió, "no aplican en este caso, en cambio el tribunal debe aplicar la legislación española y, bajo legislación española, la Fundación Thyssen-Bornemisza es la propietaria del cuadro". El juez, no obstante, indicó en su fallo que bajo los Principios de Washington sobre arte confiscado suscritos por España en 1988 y la Declaración de Terezín suscrita en 2009, existe el deber "moral" de devolver el cuadro a los Cassier.

"La negativa de la fundación a devolver el cuadro a los Cassier es incompatible con los Principios de Washington y la Declaración de Terezín. Sin embargo, el tribunal no tiene otra alternativa que aplicar la legislación española y no puede forzar a España o a la fundación a cumplir con sus compromisos morales", concluyó Walker.

Sus hijos mantienen vivo el litigio 

Uno de los abogados que apoya a la familia Cassier explicó a Efe que están estudiando presentar un recurso a la decisión ya que consideran "incoherente" que el juez considere que España compró el cuadro de "buena fe" cuando existían las mismas "señales de alerta" que cuando lo hizo el barón.

"Esto adquiere especial énfasis si se tiene en cuenta que la Fundación es un experto en la materia, por lo que tiene un deber de diligencia superior", dijo el abogado, Bernardo M. Cremades, Jr. En diciembre de 1999 el nieto de Lily Cassier, Claude Cassier, descubrió que el cuadro de su familia, que creían destruido, estaba expuesto en el Museo Thyssen de Madrid e intentó en 2001 reclamar la pintura en España.

Como no tuvo éxito, acabó llevando el caso a la Justicia de Estados Unidos, donde reside. Claude Cassier falleció en septiembre de 2010 a los 89 años y ahora son sus hijos los que mantienen vivo el litigio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?