Últimas noticias Hemeroteca

Científicos de Estados Unidos dan un paso importante en la bioimpresión de órganos

Tras desarrollar una nueva técnica de bioimpresión en 3 dimensiones, un equipo de 3 Universidades estadounidenses acaba de superar uno de los grandes obstáculos para poder fabricar en el futuro en un laboratorio órganos con células vivas. Su innovadora tecnología ha permitido ya construir la primera estructura de vasos sanguíneos y canales de aire que imita el funcionamiento de los pulmones.

Imagen de la primera estructura vascular desarrollada en un laboratorio y que trata de imitar el funcionamiento de un pulmón. /

Utilizando una innovadora técnica de bioimpresión en tres dimensiones, un grupo de bioingenieros de las Universidades de Washington, Duke y Rice, en Estados Unidos, ha logrado construir la primera estructura de vasos sanguíneos y canales de aire que imita el funcionamiento de un pulmón.

Y, por su importancia, este avance en bioimpresión aparece en la portada del número de esta semana de “Science”, una de las revistas científicas más importantes del mundo.

Hasta ahora, uno de los mayores obstáculos que se habían encontrado los científicos para poder “fabricar” órganos que pudiesen reemplazar a los del cuerpo humano era, precisamante, éste: crear la compleja red de vasos sanguíneos que se necesita para poder suministrar nutrientes a los tejidos de un órgano.

Necesidad

En todo el mundo, miles de personas (100.000 sólo en Estados Unidos) se encuentran ahora en las listas de espera para poder recibir un trasplante de riñón, pulmón o hígado. Y, por esa razón, la bioimpresión es ahora uno de los campos de la medicina con más futuro, porque, en teoría, permitiría crear nuevos órganos a partir de las células del propio paciente.

"La bioimpresión se convertirá en un componente importante de la medicina en las próximas dos décadas", explica Jordan Miller, uno de los investigadores que ha liderado este proyecto pionero.

Para abordar este desafío, este equipo de científicos estadounidenses ha desarrollado una nueva tecnología de bioimpresión, llamada “SLATE”. Esta consiste en imprimir capas en 3D a partir de una solución líquida de hidrogel, que se convierte en un sólido cuando se expone a la luz azul. De esta manera, el sistema obtiene plantillas con redes vasculares exquisitamente enredadas y similares a las vías naturales del cuerpo para la sangre, el aire y otros fluidos vitales.

Próximo paso

Tras crear la estructura vascular más compleja de un pulmón, este equipo de científicos ha anunciado que utilizarán ahora estas nuevas técnicas de bioimpresión para desarrollar estructuras del cuerpo humano aún más complejas.

"Sólo estamos al comienzo de nuestra exploración de las arquitecturas que se encuentran en el cuerpo humano”- ha matizado Miller-, "todavía tenemos mucho más que aprender".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?