Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 17 de Agosto de 2019

Otras localidades

La carta de Víctor Valdés a Casillas que es un ejemplo de verdadera amistad

El exportero del Barça y la Selección ha querido dedicarle unas bonitas palabras a su compañero y amigo, que todavía se encuentra en el hospital recuperándose del infarto que sufrió esta semana

Iker Casillas y Víctor Valdés durante el Mundial de Brasil 2014. / ()

Víctor Valdés es uno de los grandes porteros de la historia del fútbol español pero vivió durante décadas a la sombra del gran Iker Casillas, una de las grandes referencias de la etapa más gloriosa de 'La Roja'.

Juntos, Valdés y Casillas ganaron un Mundial y una Eurocopa, y comparten grandes momentos juntos y también grandes batallas, al ser los protagonistas en la portería de decenas de clásicos entre Barça y Real Madrid.

Valdés, que actualmente es entrenador juvenil del Moratalaz, no ha querido olvidarse de Casillas, que esta semana sufrió un infarto de miocardio del que afortunadamente ya se está recuperando. 

El exportero catalán ha publicado una emotiva carta en su cuenta de Instagram que evidencia que por encima de la rivalidad que les ha unido durante casi toda su carrera, la amistad siempre acaba imperando. 

Ver esta publicación en Instagram

Víctor ha querido dedicar unas palabras a su amigo @ikercasillas : Querido Iker, Querido amigo. En este mundo del fútbol, unos eligen ser portero, otros sin embargo deben aprender a serlo con sus defectos y sus virtudes. Tú, eres y serás siempre de aquellos que nacen con un guante en cada palma de su mano, ese ídolo en el que residen las cualidades innatas que el resto deben alcanzar, esos ídolos en los que otros menos capacitados se fijan soñando que algún día puedan alzar, como tú, el trofeo que te reconoce como el mejor, nuestro campeón del mundo con el 1 a la espalda. Eres, y por siempre serás la fuerza y la motivación de aquello que todo portero bajo palos sueña ser, alguien capaz de volar más alto y más largo que todos juntos a la vez, transformando lo impensable en posible, ejecutando a la perfección aquello por lo que suspiramos en cada acción cercana a nuestras redes, esa magnífica parada. Paradas que solo tú dominabas, en terrenos exclusivos para los elegidos , o a los que la “varita mágica” tocaba. Amigo mío, es inevitable emocionarme al escribir estas líneas recordando lo vivido, admirando con cierta nostalgia aquellos grandes enfrentamientos en los que por supuesto tenerte delante me hacía valorar todo mucho más, y sin tú saberlo, por lo mucho que en cada entrenamiento juntos me aportabas. Todo un país por sus calles te aclamaba. Querido Iker, querido amigo, como porteros que somos aceptamos sin temor y con el valor que nos identifica, ese peligro que la vida decide traer cerca de nuestra área, y en esta ocasión es más que una simple parada. Tu corazón, ese que todavía sigue latiendo por el bien de aquellos que hoy sueñan con alcanzar lo que un día fuiste, te reclama, y yo como amigo y rival de épocas pasadas, te animo a que seas de nuevo ese león blanco pero esta vez, detrás de la línea de banda. Es tu legado el que te define, y ese ya es histórico. Siempre en mis pensamientos, de portero a portero. La Doble. V.V.

Una publicación compartida de Victor Valdes Team (@victorvaldesteam) el

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?